Unión

¿En qué beneficia y en qué perjudica a Unión que no se juegue ante River?

La Superliga decidió no reprogramar para la fecha FIFA el partido entre el Tatengue y el Millonario, que juega la final de la Copa Libertadores.

Viernes 09 de Noviembre de 2018

Para Leonardo Madelón era clave que se juegue el partido ante River en el Monumental correspondiente a la fecha 12 de la Superliga, que fuera suspendido por la primera final de la Copa Libertadores que el conjunto de Núñez animará este sábado frente a Boca en La Bombonera.

Es que el Tatengue venía de desaprovechar dos chances inmejorables de prenderse definitivamente en la pelea del campeonato, y falló donde era más fuerte: en el 15 de Abril.

El DT tatengue pretendía que luego de la derrota ante Godoy Cruz y el empate frente a Patronato el equipo pudiera tener una rápida revancha, según lo manifestó en el diálogo que mantuvo con La Vida Color de Unión.

Es que como River tiene la cabeza en la final de la Libertadores, si la Superliga hubiese reprogramado el encuentro para el próximo viernes 16 de noviembre, como se especuló, seguramente Marcelo Gallardo hubiese optado por colocar un equipo alternativo, ya que cuidaría a muchos de sus jugadores para la revancha del próximo sábado 24 de noviembre en el Monumental.

De esta manera Unión podría haberse beneficiado de jugar ante un equipo que tiene la cabeza en otra cosa, con la chance de dar el golpe para recomponer su compostura futbolística y para seguir trepando en la tabla de colocaciones, que tras el bajón lo vio caerse en varios puestos.

Además, como lo manifestó el DT, los jugadores en este tipo de situaciones, cuando vienen de fallar en dos ocasiones seguidas, pretenden una rápida revancha, que la hubiesen tenido frente al conjunto de Marcelo Gallardo.

Otro de las cuestiones que perjudican al Tate es que al momento de enfrentar a Vélez (por la fecha 13), seguramente varios equipos lo pasarán en la tabla de posiciones, cuestión que también comentó Madelón en el diálogo que mantuvo con el programa oficial del club.

En cuanto a los aspectos positivos, surge que será mayor el tiempo de trabajo que tendrá Madelón, para recetear a su equipo, jugar algún amistoso que le sirva para retomar confianza y para enfriar la cabeza luego de haber fallado de la manera que lo hizo en su estadio.

Además, como el partido ante Vélez recién se disputará el domingo 25 de noviembre (17.10), el tiempo le servirá a Mauro Pittón para recomponerse del esguince grave que sufrió en su tobillo izquierdo, con lo cual Madelón recuperará a un jugador clave en su esquema y que quedó claro que a pesar de no estar en su mejor momento futbolístico, quedó demostrado ante Patronato que es insustituible.

Ahora será el tiempo de enfriar la cabeza, trabajar duro en busca de recuperar su mejor versión futbolística y rezar para que en esta fecha los resultados de los equipos que pelean por los primeros lugares le hagan un guiño para no perder tantos puestos en la tabla de la Superliga.

¿Te gustó la nota?