Unión

Un comodín, el As en la manga de Madelón

El DT apostó por varios sistemas en lo que va de la Superliga, ratificando en gran parte un equipo ideal, con un puesto que fue variando y que determinó la postura táctica. 

Viernes 12 de Octubre de 2018

Cuando se pretende descifrar el éxito de Unión en los últimos tiempos hay que hacer especial hincapié en la labor de Leonardo Madelón, quien retornó al club para encarar su tercer ciclo al frente del equipo, que venía de protagonizar una campaña para el olvido (2016/2017) donde puso seriamente en riesgo su permanencia en Primera División

Pero también hay que reconocer la tarea de los dirigentes, quienes en su momento agilizaron el ingenio para contratar a aquellos jugadores que pretendía el entrenador y tuvieron una incidencia clave en la continuidad de muchos de ellos para que el plantel no se desarme y siga siendo competitivo de cara a la nueva temporada.

En cuanto a nombres, en relación a la campaña que precedió al nuevo desembarco de Madelón, se destacan las incorporaciones de Damián Martínez, Yeimar Gómez Andrade, Jonathan Bottinelli, Diego Zabala y Franco Fragapane.

En la temporada pasada, Madelón puso por primera vez su equipo ideal, que fue el que más se repitió durante el transcurso del mismo, en la 7ª fecha, el 28 de octubre de 2017. En aquella oportunidad el Tate derrotó por 2-0 a Godoy Cruz con los tantos de Lucas Gamba (de penal) y Diego Zabala.

Con esa formación, que fue sufriendo algunas alteraciones de nombres por lesiones o suspensiones, el conjunto rojiblanco consiguió clasificarse por primera vez en su historia a un torneo internacional (Copa Sudamericana 2019), con una campaña que será recordada por siempre.

Casi un año después 10 nombres de ese equipo ideal se repiten, ya que de ese equipo el único que falta es Gamba. Sin embargo, la partida del mendocino le dio la posibilidad al entrenador de usar el lugar que dejó bacante en forma de comodín.

Troyansky fue quien más veces apareció en ese lugar en lo que va de la temporada, debido a que en la mayoría de los partidos Madelón no modificó el esquema y apostó por acompañar a Franco Soldano con otro delantero.

Pero el DT no se quedó solamente con esa idea del 4-4-2, con dos volantes por el centro, y dos por afuera acoplándose a la dupla ofensiva. Es que en los dos últimos partidos de visitante se inclinó por modificar el sistema, de diferente manera debido al rival y con distintos resultados.

Es que ante Racing, en Avellaneda, justificó la salida de Troyansky a una molestia física, pero la realidad es que se inclinó por una propuesta similar a la planteada en la temporada anterior ante River (0-2 en el Monumental). En aquel momento sacó del equipo a Zabala y mandó a De Iriondo, mientras que ahora otra vez incluyó al ex-Atlético de Rafaela pero por un delantero.

La fórmula le dio réditos hasta que Franco Fragapane, a los 40' del primer tiempo, no pudo continuar por una lesión en el tobillo. Hasta ese momento Unión le había jugado de igual a igual al líder de la Superliga, y el ex-Arsenal se había mostrado como el jugador más determinante del Tate en ataque.

En tanto, cuando se preveía que Madelón ratificaría el equipo que venía de vencer a Gimnasia (1-0 en el 15 de Abril), sorprendió con el ingreso de Santiago Zurbriggen, que significó no solamente una modificación de nombres sino también se sistema táctico.

Salvando las diferencias, el Francés apostó por un esquema que en algún momento utilizó Ariel Holan en Independiente (por ejemplo en la semifinal revancha de los cuartos de final de la Libertadores ante River en el Monumental) o Eduardo Domínguez en Colón frente a San Pablo (en Brasil y en Santa Fe).

Y la apuesta le dio un gran resultado, ya que el equipo goleó a Rosario Central por 4-0 en el Gigante de Arroyito, y al Tate se lo notó sólido en defensa, en el medio muy recuperado en relación a los primeros partidos de la Superliga debido a que levantaron sustancialmente su nivel Mauro Pittón y Nelson Acevedo. En tanto que por las bandas generó un desequilibrio permanente con Damián Martínez y Diego Zabala por derecha, y con Bruno Pittón y Franco Fragapane por izquierda.

Por eso, el gran dilema para visitar a Argentinos en La Paternal se plantea en una sola duda. Es decir que hay 10 nombres confirmados, mientras que un puesto que se disputan Troyansky, Zurbriggen y De Iriondo puede determinar de qué manera táctica prefiere jugar Madelón el partido. 

Por lo que mostró las últimas veces que le tocó jugar de visitante se puede esperar cualquiera de las tres alternativas, y a pesar que en un principio parecía que la apuesta por De Iriondo o Zurbriggen se planteaban como defensivas, lo concreto es que con el ingreso del ex-Lanús, con un esquema cauteloso, Madelón cosechó la victoria más importante de visitante en su tercer ciclo en el club.

¿Te gustó la nota?