Unión

Unión trabaja bajo un fuerte hermetismo

El plantel entrenó este martes en el predio Casasol sabiendo que no jugará este fin de semana por la postergación del partido ante River. ¿Se viene algún amistoso?

Martes 06 de Noviembre de 2018

Foto: prensa Unión

En Unión se vienen días de mucho trabajo y tranquilidad, ya que estará por lo menos dos semanas sin acción de la Superliga por la postergación del partido de la 12ª fecha ante River, que este sábado comenzará a jugar la final de la Copa Libertadores ante Boca.

La idea del entrenador, Leonardo Madelón, sería concretar un amistoso para no perder ritmo, aunque no será una tarea sencilla encontrar un rival de nivel, ya que la mayoría cumplirá con sus respectivos compromisos. Por lo pronto el grupo trabaja en el predio Casasol a puertas cerradas. Algo que llama la atención ya que los martes venían siendo abiertos para la prensa, donde se podían observar algunos movimientos.

De todas maneras tampoco es sorpresivo, ya que es una constante en el fútbol santafesino: Colón marcha por la misma tesitura, por determinación de Eduardo Domínguez. Quizás la idea de Madelón es aprovechar cada día para poner en cancha diferentes opciones pensando en lo que se viene.

Siempre se dice que lo ideal es mantener la actividad, en este caso para ir rápidamente en busca de la recuperación después de una derrota y un empate en casa. El tema es que debe medirse contra River y por eso deberá estar un tiempo prolongado sin jugar. Es probable que el DT piense firmemente en disputar un amistoso y por eso podría haber novedades al respecto en los próximos días. Todo va de la mano con la determinación de la Superliga respecto a la reprogramación de los encuentros.

El conductor rojiblanco expresó después del partido ante Patronato que hay algunos rendimientos bajos que hace que la perfomance colectiva se resienta. Habrá que discernir si esto quiere decir que se vendrán cambios o si simplemente fue una conclusión de la actuación el viernes pasado.

Vale recordar que ya está a disposición Damián Martínez, que purgó la fecha de suspensión por haber llegado al límite de amonestaciones. Se podría decir que este receso le vendría bien al cuerpo técnico para ver si puede contar con Mauro Pittón, que sigue rehabilitándose de su esguince de grado tres sufrido en el partido ante Godoy Cruz. Está claro que es un proceso largo de recuperación, porque tiene algunos ligamentos comprometidos, pero dependiendo de su evolución la cosa podría ser diferente.

¿Está en la cabeza del DT volver al 5-4-1? Todo el posible, ya que le dio muchos réditos en las últimas excursiones como visitante, pero está claro también que cuando le tocó jugar así en casa con este esquemas las cosas no le salieron. Ante el Patrón no fue un 4-4-2 sino un 4-3-1-2, con Rodrigo Gómez adelante de Nelson Acevedo. Eso le dio volumen de juego, pero le quitó claramente marca, en algo que es muy tenido en cuenta por el técnico.

Todas circunstancias que se barajan y que se irán develando a medida que vayan pasando los días y se aproxime la vuelta la acción. Por ahora es una incertidumbre saber cuándo, por eso Unión no quiere relajarse y trabaja a conciencia para seguir creciendo.

¿Te gustó la nota?