Colón

Baliño le respondió a Vignatti: "Ampararse en el arbitraje no es válido"

El tandilense analizó como "correcta" su actuación en el partido entre Colón y Racing en una óptica muy opuesta a la del presidente y los hinchas, que se fueron con "sospechas"

Domingo 10 de Marzo de 2019

Foto UNO: José Busiemi

"Sacamos como conclusión con la terna de que tuvimos un buen partido, donde se resolvieron las acciones de la manera correcta. También nos lo hicieron saber los propios protagonistas, así que a mi entender fue un trabajo correcto", reconoció el árbitro Jorge Baliño, de polémico trabajo en el partido de este sábado por la noche en Santa Fe entre Colón y Racing.

Siempre hay opiniones para todos los gustos, pero los fundamentos del tandilense en diálogo con La Red AM 910 no van en sintonía con lo que vieron los hinchas sabaleros. Más que nada, porque se mantuvo firme en que el codazo de Neri Cardozo –¡clarísimo como una casa!– no era para expulsión.

"Si bien hay un gesto de querer sacárselo de encima, no consideré que sea una agresión y así me lo hizo saber (Fernando) Zuqui, que es el jugador que recibe el golpe. Tanto es así como me dijo que vea la jugada. Obviamente que tenía forma de hacerlo y a la salida del segundo tiempo me volvió a preguntar y le expresé que lo conveniente era la amarilla. Entonces mencionó que pensó que no le había ni sacado tarjeta y que la amarilla estaba bien. El jugador argentino siempre trata de sacar ventaja en algunas situaciones, pero en la realidad no era algo que ameritara una situación. Quiso más bien sacarse la marca", contó.

Embed

"Volví a ver la jugada después y sigo pensando lo mismo, que el codazo no existe. Sí el gesto con el fin de sacarse la marca de encima", agregó en algo que la gran mayoría piensa que sí se produjo.

También explicó la otra polémica acción en la que Lisandro López zamarreó a Christian Bernardi para sacarle la pelota en el piso: "La jugada de Lisandro es donde, en el apuro por intentar el empate, quizás no entendió que yo había cobrado la falta y empezó el forcejeo por la pelota. Lo único que se produjo es eso. Después se modifica porque los jugadores entraron a separar. La actitud de Lisandro fue la de apurar el juego. En el momento y en las repeticiones no vi ningún manotazo".

Embed

También recalcó que la caída a Wilson Morelo en el área en el inicio del partido no fue infracción: "Si se ve la repetición, estoy bien ubicado y veo el gesto del jugador de Colón de simular la infracción. Intenta provocar el contacto. Estaba cerca y si fuera claro lo sancionaba como lo hice con el de (Eugenio) Mena".

Embed

También aclaró por qué adicionó siete minutos: "Tengo un argumento claro, que fue los cortes que hubo en varios pasajes y en el borbollón en el encuentro de Lisandro López, donde se perdieron como tres minutos y por eso determiné que sean siete".

En el final, evitó responder a las criticas del presidente José Vignatti, quien dijo que fue "sospechoso" el arbitraje: "Él habla desde un lugar como hincha. En el primer tiempo fue un claro dominador Colón, donde impuso su juego y Racing no pudo contrarrestarlo. Después en el segundo tiempo se vio otra cosa, con un Racing que lo avasalló y Colón, salvo situaciones contadas, no pasó la mitad de la cancha. Ampararse en el arbitraje no es válido".

¿Te gustó la nota?