“Es como que no me quieren en el club”

El volante charló con Radio La Red 96.7 y se refirió a las versiones sobre una posible transferencia. “No estoy al tanto de nada”, tiró. Anoche se reunió con algunos dirigentes.

Lunes 14 de Noviembre de 2011

Claudio Cáplan

ovacion@unosantafe.com.ar

Muchos puntos que consiguió Unión en el Apertura fueron por la defensa. Enrique Bologna evitó tantos y convirtió en el arco rival y Juan Pablo Avendaño también festejó seguido. Pero indiscutiblemente la mayoría de las grandes actuaciones que produjo el equipo llegaron de la mano de Paulo Rosales, a la postre también el máximo artillero del Tate con cuatro conquistas.

En las últimas horas, el presidente Luis Spahn reconoció que pueden ser los últimos partidos del jugador, algo que tomó por sorpresa al propio Kudelka. Sobre este tema, Rosales abrió el diálogo con Dame Gol por Radio La Red 96.7: “Es lindo lo que dijo Darío, a quien estoy agradecido porque siempre tuve una relación especial con él. Se habló de una oferta para salir del club pero no estoy al tanto de que exista, es como que me quieren ir. Estoy tranquilo porque sé que tengo hasta junio en el club y quiero dar todo como lo hice siempre por Unión”.

“Nadie se hace cargo”

El titular rojiblanco hizo referencia en distintos medios a la situación contractural del jugador, más allá de la probable partida del volante coscoíno, a lo que el propio protagonista sentenció: “Para limpiar jugadores nadie se hace cargo. Ahora yo me quiero quedar pero cuando había que arreglar, ¿que pasó? Un día Emilio (Lamas) me dijo que me querían hacer una propuesta pero no encontraban a mi representante a lo que le respondí que me la haga a mí y nunca lo hicieron. No sé qué buscan con todo esto. Yo tengo competencia y pienso en jugar acá”.

El contrato y Central

“No es obligación hacerme contrato, yo soy uno más del plantel. Pero no hay que decir el jugador ve con buenos ojos una transferencia. Me molesta que piensen que tengo otro club, yo la tengo que remar. Salen a decir cosas que hace 6 meses no decían. Me querían mandar a jugar en Central. No me pidieron, me ofrecieron del club”, dijo el Pichi.

Cena a bordo

Cuando le tocó referirse al regreso después de vencer a Vélez, cuando los futbolistas debieron cenar en el colectivo que los traslado a Santa Fe, Rosales sentenció: “Yo nunca salí a responder, la vez que pasó el problema con la comida en cancha de Vélez, se me incluyó a mi y yo nada que ver. Era uno de los que había empezado a comer el arrollado con la mano en el colectivo. Me crié en una pensión, ni me había parecido mal. Salieron a decir que un jugador está politizado. Lo que pasó con la tarjeta (Carta 10) que iba a salir con la cara mía y no me lo permitieron. A mi no me hace nada, esas actitudes uno no sabe con qué fin se hacen. Después de todo te quieren invitar a comer a la casa”.

“Nadie me los elige”

Su amistad con Jorge Molina fue otro de los temas de la charla. Rosales tiene claro qué lugar ocupa el vicepresidente: “Dicen que especulé y ellos especularon a ver cómo me iba a ir. Está bien y puede pasar en el fútbol, tenés que andar bien para arreglar un contrato. En Buenos Aires dije que me quedaba un año en el club. Hace 6 meses dije que no me quisieron hacer contrato. Ellos quieren quedar bien parados”.

Todo quedó en nada

Anoche se produjo una reunión entre algunos dirigentes y Rosales y, a la misma, no habría asistido el presidente Spahn. De todos modos se le habría hecho una oferta para renovar el contrato el cual, en principio, no satisfizo al volante.

¿Te gustó la nota?