Información General

Los supermercados congelan el precio de 500 productos básicos

Las tarifas comenzaron a regir hoy en todo el páis. Unos 2.500 militantes del Movimiento Evita serán los encargados de inspeccionar que el acuerdo con la Cámara de Supermercadistas se cumpla en las góndolas.

Sábado 01 de Junio de 2013

El gobierno nacional dio a conocer ayer el listado de los 500 productos de consumo masivo que mantendrán los precios congelados en los supermercados de las cuatro cadenas nacionales: Coto, Carrefour, Libertad, Jumbo y Plaza Vea. Están incluidos alimentos, bebidas, lácteos, artículos de limpieza e higiene personal. Las tarifas comenzarán a regir hoy en todo el país. En esta ciudad, su cumplimiento será verificado por unos 2.500 militantes del Movimiento Evita.

En Santa Fe, la Cámara de Supermercadistas está acordando con los pequeños comercios locales y con la industria para determinar los productos que mantendrán los precios congelados.

La Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, dio a conocer ayer los listados de 500 productos por supermercado que estarán disponibles al público en los 1.150 locales de las cadenas Carrefour, Coto, Libertad, Jumbo de todo el país. Los precios fueron consensuados con cada una de estas grandes cadenas.

Con esta modalidad, los productos que aparecen en el listado costarán lo mismo, por ejemplo, en todos los locales de Coto del país, pero Jumbo podrá tener otro precio, aunque en los locales de la misma compañía saldrán lo mismo.

En cuanto a los pequeños supermercados, incluídos los chinos, el titular de la cámara que los agrupa, Mariano Martín, explicó que se está trabajando mucho para lograr consensuar un precio entre la industria, las fábricas y los comercios. "Por ejemplo, Sancor ya congeló el precio de cuatro productos, lo que permite que los mercados de barrio puedan fijar ese costo", explicó.

A su vez, Martín advirtió que "no es obligatorio sumarse a un listado de precios congelados, pero la mayoría de los comerciantes locales está de acuerdo con este plan", señaló.

Remarcó que "como Cámara adherimos al programa porque creemos que las acciones que beneficien a los consumidores son positivas, y por esto estamos hablando con los proveedores para poder mantener los precios". Cada comercio comunicará los listados de la manera que le parezca más conveniente, ya sea a través de cartelería, avisos o en las propias góndolas.

El titular de la Cámara, Mariano Martín, dijo que algunos locales ya empezaron a marcar productos y lo continuarán haciendo a lo largo de la semana.

Los productos básicos podrán diferir entre una y otra cadena, que podrán tener para el público diferencias de techo y piso de precio y que además serán más caros en la zona patagónica del país, debido a los sobrecostos logísticos.

Controles

Junto a la entrada en vigencia del acuerdo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner presentó el miércoles pasado el programa “Mirar para Cuidar”, para convocar a militantes de movimientos políticos, sociales, juveniles que se desplegarán en todo el territorio para el seguimiento en las grandes cadenas.

El diputado santafesino Eduardo Toniolli, del Movimiento Evita, ratificó que unos 2.500 militantes controlarán que se cumpla con los precios congelados.

“Mirar para Cuidar” contará con una primera etapa piloto que va a significar la organización de 50 municipios en todo el país que representan 19 millones de personas, con controles que quedarán a cargo de organizaciones sociales y políticas que quieran participar.

La canasta, que incluye una treintena de cortes cárnicos, inmovilizará los precios de 500 productos pero permitirá a los otros casi 10.000 que comercializan las grandes bocas de expendio continuar con el mecanismo de administración de precios, siguiendo los ajustes que autorice la Secretaría de Comercio.

Supercard. Los supermercadistas también avanzaron con el Gobierno Nacional en la emisión de la tarjeta Supercard, que permitirá ofrecer al mercado una alternativa de pago a costos financieros de un 0,75 por ciento, en lugar del actual 3 por ciento, para los pagos con plásticos de débito o crédito.

Para el cliente, la Supercard, cuya primera emisión alcanzará las 100.000 tarjetas y administrará el Banco Hipotecario, permitirá reducir sensiblemente el costo del financiamiento en cuotas a una tasa del 22 por ciento, cuando con el resto de las tarjetas es superior al 35 por ciento, según señalaron fuentes afines al gobierno nacional.

¿Te gustó la nota?