Inglaterra venció a Escocia y dejó a los Pumas a casi un paso de cuartos de final

Los ingleses se impusieron 16-14 y se adjudicaron el grupo. Si Argentina obtiene al menos un empate ante Georgia clasificará a cuartos de final, donde se cruzará con el temible equipo local.

Sábado 01 de Octubre de 2011

Inglaterra se impuso 16-14 en el clásico británico ante Escocia, que había salido a la cancha con la permisa de sumar rápido para dominar el resultado y jugar con la desesperación de sus vecinos. Las probabilidades matemáticas, no obstante, estaban todas a favor del equipo de "La Rosa" que, en definitiva logró invicto el pase a cuartos de final del Mundial de Nueva Zelanda con puntaje ideal.

Escocia consiguió su objetivo inicial a fuerza de los penales que cedió Inglaterra. Chris Paterson fue el encargado de abrir el marcador a los 9 minutos. Ocho después, Dan Parks aumentó la ventaja con otro penal que, curiosamente, debió corroborar el árbitro mediante el video ref.

Y entonces comenzó un recital de desaciertos de Jonny Wilkinson, especialista en patadas y goleador histórico de los mundiales. Fueron tres tiros sin puntería a los palos, algo por demás extraño para su performance general. Su primer acierto llegó, al fin, a los 34 minutos de juego.

Antes del descanso, cuando el maul escocés se acercaba al in goal, Dan Parks acertó un drop y los equipos se fueron al descanso con un resultado 9-3 afavor de los escoceses.

En la segunda parte se invirtieron los papeles: Inglaterra asumió un mayor protagonismo, aunque sin eficacia en el paso final. "Wilko" falló un drop fácil y minutos después Escocia estuvo cerca del try por intermedio de Nick De Luca.

Pese a ello, consiguió aumentar la ventaja a los 16 minutos con otro penal de paterson. En ese momento, con una diferencia de nueve puntos, Argentina tenía la posibilidad de evitar a Nueva Zelanda en cuartos de final con sólo vencer a Georgia con punto bonus.

Pero la esperanza "Puma" duró menos de 60 segundos: Wilkinson acertó un drop y le dio aire a Inglaterra, que volvió a acercarse con otro penal de su capitán. Con una diferencia de apenas tres tantos, Escocia debía aspirar a un try, que nuevamente estuvo cerca de convertir, cuando a los 24 metió la pelota en el Couch y no llegó a apoyar.

A partir de ese momento, "La Rosa" puso fuera de peligro su clasificación y hasta se dio el gusto, sobre el final, de ganar el partido. Chris Ashton marcó el único try del encuentro (convertido por "Wilko") y se quedó con el histórico clásico por 16-12. No hubo "milagro" para Los Pumas, que de todos modos tienen un pie en cuartos de final.

¿Te gustó la nota?