Judiciales Por traslado de drogas, procesan al "Tuerto" Mendoza

Por un traslado de drogas a Rafaela vuelven a procesar al "Tuerto" Mendoza

La Justicia federal lo encontró responsable por un  transporte de más de un kilo de marihuana y dictó su procesamiento. 

Sábado 22 de Diciembre de 2018

A Daniel Francisco "Tuerto" Mendoza lo condenaron en octubre del 2015 a seis años de prisión efectiva en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe por haber montado una cocina de cocaína en su casa de Colastiné Norte. También por haber "coaccionado" a la titular de la Ong Madres Solidarias, Norma Castaño, para que la dirigente retire la denuncia contra el exjefe de Policía, Hugo Tognoli, sobre irregularidades en su desempeño en la fuerza. Entre ellas, no investigar a Mendoza.

Tres años después, la misma Justicia federal de la capital provincial volvió a procesarlo por el tráfico de estupefacientes en la región luego de haber sido capturado, el pasado 30 de noviembre, tras estar un año prófugo en la localidad de Embalse, provincia de Córdoba. Dicha captura fue a raíz de no regresar de una salida transitoria del penal donde se encontraba purgando la sentencia del 2015. 

El nuevo episodio judicial es en base a un cargamento de seis panes de marihuana que le fueron secuestrados a un joven de 21 años, Matías Trejo, -el 17 de abril del 2017- cuando este se dirigía a la terminal para emprender el viaje a  la ciudad  Rafaela. Allí, lo aguardaba una mujer en inmediaciones de la Sociedad Rural, la cual, le iba a abonar $1.500 por el traslado.

Para el juez federal,  Reinaldo Rodríguez, el cargamento que llevaba Trejo y que arrojó un simple pesaje de 1.788 kilogramos, fue propiedad de Mendoza y por ello entendió que el imputado fue el "autor mediato" de ese transporte. En efecto, el titular del Juzgado Federal Nº 1, terminó procesando al "Tuerto" el viernes pasado como autor penalmente del delito de "transporte de estupefacientes, agravado por la intervención de tres o más personas para cometerlo".

La resolución del magistrado, que fue luego de una investigación llevada a cabo por el fiscal federal Nº 1, Gustavo Onel, dispuso además trabar un embargo de $140.000 para Mendoza. En tanto, el juez ordenó que continúe en prisión preventiva y para fundamentar ello no le falto mucho argumento: el "Tuerto" nunca regresó de una salida transitoria y estuvo un año prófugo de la Justicia hasta que terminó siendo capturado por agentes policiales de Córdoba. Claramente, el riesgo procesal de una posible fuga, estaba ejemplificado. 

El procesamiento también  fue para María Agélica "Tute" Aressi, la expareja de Mendoza y a quien le secuestraron un teléfono que permitió establecer cómo fue la logística del pequeño transporte de los seis panes de marihuana que tenían como destino Rafaela, en el departamento Castellanos. Sobre esa mujer, el juez Rodríguez ordenó que continúe en libertad el proceso que la tiene involucrada. 

La medida judicial que se dio a conocer a última hora del viernes pasado, consideró que Mendoza era el propietario del estupefaciente que tenía que entregar el joven de 21 años que fue detenido por agentes de la Brigada Motorizada en Irigoyen Freyre al 2200, en pleno centro de Santa Fe. 

Así lo evidenciaron las pruebas recolectadas a la largo de la investigación. Es que el propio Trejo, según consta del acta de procedimiento de los agentes de la Motorizada que lo detuvieron, habría confesado que "trabajaba para Mendoza". Con sospechas sobre ello, los investigadores solicitaron al juzgado federal el permiso para poder ingresar a la vivienda de Cibils al 3400 del barrio Iriondo de Santo Tomé.

El 18 de abril del año pasado, agentes policiales y pesquisas del área de drogas arribaron a la vivienda. Lo mismo hicieron en la celda donde estaba alojado Mendoza en la cárcel de Las Flores, previo a que lo trasladen al penal de Coronda. En la unidad penitenciaria de Santa Fe, los resultados fueron negativos pero no sucedió lo mismo en la vivienda de la vecina ciudad de Santo Tomé. 

En Cibils al 3400, fue encontrada Aressi, quien aclaró que era la pareja de Mendoza. Allí, los investigadores secuestraron dinero, una anotación muy sospechosa y un teléfono celular LG negro, del cual surgirían las pruebas medulares de la causa: una serie de mensajes vía WhatsApp bastaron para comprobar que horas previas a la detención de Trejo en la zona de la terminal de ómnibus, el joven recibió mensajes tanto de Mendoza (al cual lo tenía agendado como "TioJuanMerlo") como así también de Aressi entorno al traslado de los seis envoltorios con marihuana. 

Tras ese allanamiento y con el pedido de indagatoria en la puerta, Mendoza optó entonces por no regresar de una salida transitoria que se le había otorgado desde el Tribunal Oral Federal de Santa Fe el 9 de septiembre de 2017, entienden varios investigadores del caso. 

A partir de allí, se paradero fue un misterio y de hecho varios agentes de inteligencia de la Gendarmería Nacional, de Santa Fe, trataron de encontrarlo en distintas localidades de la provincia de Córdoba.

El pasado 30 de noviembre, cerca de las 11, policías de Córdoba, identificaron a un hombre que salía de una vivienda, a bordo de una Ford Ranger, en el barrio Aguada Reyes de la localidad de Embalse. Dijo llamarse Miguel y que su apellido era Reyes. Al rato, terminó confesando en sede policial que era Mendoza, buscado desde hacía más de un año por la Justicia federal. Hoy afronta un nuevo procesamiento. 

¿Te gustó la nota?