Santa Fe

La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe ratificó la condena del exkinesiólogo Scali por abuso sexual

La defensa de Mariano Scali, condenado por abuso sexual a siete años de prisión, planteó una queja por "inconstitucionalidad" para su absolución que fue rechazada. Asimismo la Corte destacó que la víctima no tenía razones para mentir sobre el hecho denunciado

Viernes 04 de Diciembre de 2020

La Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe rechazó la queja de inconstitucionalidad que presentó el defensor Juan Sebastian Oroño en el fallo del 13 de mayo de 2020, dictado por los Jueces del Colegio de Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe, doctores Gentile Bersano, Mudry y Tizón. Allí se condenó a Mariano Scali a la pena de siete años de prisión e inhabilitación especial perpetua para ejercer la profesión de kinesiología por haber sido autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal. Cabe recordar que la primera sentencia fue el 18 de octubre de 2019 (Falkenberg, Patrizi y Busaniche).

La defensa de Scali reclamó en contra de la perspectiva de género en el fallo de segunda instancia, del relato de la víctima y argumenta que Scali fue "categorizado como enemigo, privado de cualquier derecho deviniendo estéril cualquier esfuerzo defensivo y que correspondía la absolución". La Corte Suprema rechazó por completo el planteo por "carecer de adecuada fundamentación" con las firmas de ministros Rafael Gutiérrez, María Angélica Gastaldi, Roberto Falistocco, Eduardo Spuler, Daniel Erbetta (único en disidencia) y el secretario Eduardo Bordas.

En el fallo al que accedió UNO Santa Fe, se argumenta que la conclusión en cuanto a la veracidad del relato "era correcta, en tanto derivaba de una acertada aplicación de la sana crítica racional y los principios que la conforman, así como de las pautas específicas utilizadas para analizar la versión de la víctima".

En tal sentido, se destacó que las manifestaciones fueron valoradas "de modo integral, no limitándose los Juzgadores a lo expresado por ésta en Cámara Gesell –la que, se aclaró, no había sido controvertida en orden a su validez o licitud-, sino cotejando sus dichos con la prueba médica producida, los informes técnicos brindados por las profesionales que entrevistaron a la menor y los datos de interés aportados por diversos testigos que depusieron en la causa".

•LEER MÁS: Por qué es histórico el fallo que condena al kinesiólogo por abuso sexual

"Entre tales elementos de confirmación, se resaltó la importancia de la prueba médica por su objetividad y se señaló que los doctores que revisaron a la víctima dentro de las 24 horas de ocurrido el suceso constataron lesiones que resultaban compatibles con la mecánica del hecho denunciado, concluyéndose que los exámenes practicados se evidenciaban como complementarios", agregaron los jueces de la Corte Suprema de Justicia. Y también aportaron que también se analizó la espontaneidad del relato de la víctima y advirtieron que "la versión que formuló a diferentes personas en diversas circunstancias y contextos mantuvo coherencia y permanencia en el tiempo, aun cuando la narración contenía una extensa y minuciosa descripción de datos objetivos, subjetivos y emociones, repercusiones anímicas y diálogos".

La Corte evaluó también "la ausencia de motivos en la joven para acusar falazmente un hecho de abuso sexual". Explicaron que la defensa "se limita a aludir a la presencia de terceras personas en el recinto en el que acaeció en hecho, afirmando que es imposible que no hayan percibido nada, mas sin hacerse cargo de lo discernido por los jueces de segunda instancia a tal respecto". En efecto, el Tribunal entendió que "el hecho que los sujetos presentes en el consultorio no hayan advertido lo que sucedía en un box, no significaba necesariamente que ello no haya acontecido, máxime cuando como los mismos testigos lo manifestaron, Scali se contactó telefónicamente con ellos para advertirles de las consecuencias legales que les podría traer aparejada la confirmación de los dichos de la víctima".

Finalmente, la Corte concluye al resolver rechazar la queja que "lo cierto es que con sus planteos genéricos no alcanza a demostrar que la ponderación de los elementos de convicción efectuada por los Judicantes para confirmar la condena al imputado se aparte de las reglas de logicidad y de la sana crítica racional. Y ante ello, las alegaciones de la interesada quedan reducidas al mero disenso con la valoración de las probanzas, materia ajena -por regla- a esta instancia de excepción, salvo supuestos de arbitrariedad o de falta de fundamentación, cuya concurrencia no logra la compareciente acreditar en la especie".

.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario