Ovación

Barceló y una gratificante experiencia en el Stade Francais

El medio scrum santafesino Martín Barceló vivió dos semanas extraordinarias. Se trató de un stage de rugby en el poderoso Stade Francais, lo hizo con el M21.

Domingo 26 de Abril de 2020

El medio scrum santafesino Martín Barceló vivió una experiencia inolvidable. Hablar del Stade Francais es relacionarlo indefectiblemente con la más alta calidad como institución deportiva, y ni hablar de sus pergaminos en el rugby. Sobre todo por los títulos que ha conseguido, los jugadores que han salido de sus canteras, y por la calidad de rugbiers que han pasado por sus filas.

Fue a hacer una experiencia muy valiosa, que se llama stage de rugby en el Stade Francais en París. Lo convocaron durante dos semanas, y justo comenzaban las vacaciones a los chicos del Stade Francais. El entrenador Pascal Papé, ex segunda línea del seleccionado de Francia, vió sus videos y pudo ir a Europa a entrenar nada más y nada menos que al Stade Francais.

"La verdad es que fue una experiencia inolvidable, no sólo por el club al que tuve la posibilidad de ir, al que pertenecí, sino por todos los lugares que tuve la chance de ver y conocer. Además de que me ayudó mucho en mi función como jugador, a ver el nivel que se maneja en estos equipos del primer mundo. Fue una experiencia inolviable, aprendí mucho, me llevo muchas cosas de allí, además de lo lindo que fue entrenar con jugadores del plantel de primera que mucho saben hay varios cracks. Entre ellos, estaban NIco Sánchez y Pablo Matera" le dijo Martín Barceló a UNO Santa Fe.

image.png
Barceló trabajó bajo las órdenes de Pascal Papé en París.

Barceló trabajó bajo las órdenes de Pascal Papé en París.

El medio scrum juvenil formado en el CRAI contó que "Aprendí mucho en la parte humana y rugbística, me traje no solamente corrección de destrezas, sino también de valores que inculca el Stade Francais. Hacen foco en el respeto, y a pesar de la multiculturalidad, porque no sólo hay franceses, hay muchos extranjeros. A pesar de eso, el respeto, las ganas de mejorar, y el compañerismo entre todos, que te permite y ayuda a insertarte, lo cual no es para nada fácil".

Sobre como surgió todo, Tincho resaltó que "Al principio estaba bajoneado porque no se me habían dado un par de oportunidades a nivel nacional, eso no dejó esa llama y motivación que tiene el rugby de nunca rendirse. Seguí entrenando en mi club, con mis amigos y disfrutando. Mi tío es entrenador de hockey, tuvo la posibilidad de hacerme nexo con el entrenador del U21 del Stade Francais Pascal Papé. Entonces tuve que presentar un curriculum deportivo y un video para demostrar mi juego, a lo cual respondió y me invitó dos semanas de prueba. Entonces fui antes, a fines de enero, principios de febrero, y estuve dos semanas, recorriendo y conociendo los países que pude".

Exigentes jornadas de entrenamiento

Ante la consulta de como era un día en la capital francesa, y sobre que actividades desarrollaba, el excelente back santafesino comentó que "Un día en París, me levantaba bien temprano, más de lo habitual, a las 5.30 de la mañana. Soy un chico que me gusta organizarme, hacer las cosas con tiempo, entonces me gusta desayunar tranquilo, ya tengo prepara la ropa, pero hago todo a mi ritmo, y a las 7 estaba en el estadio Jean-Bouin, que es donde está todo el centro de rugby, el gimnasio, la central deportiva y administrativa. Llegaba al club, se iniciaba con una sesión de gimnasio de una hora o más, luego una especie de colación, cada uno con sus proteínas. El entrenamiento arrancaba a las 9, hasta las 11 y media, osea dos horas y media".

image.png
El Stade Francais es una de las entidades rugbísticas más importantes del mundo.

El Stade Francais es una de las entidades rugbísticas más importantes del mundo.

Agregó que el entrenamiento "Se iniciaba con una activación, luego la parte de destrezas, componentes cerrados y abiertos, un ejercicio integrado con esas destrezas, y después se pasaba a la parte técnica, más funcional y específica. Los backs, hacían jugadas o entrenaban algo específico, y los fowards, line, maul y trabajos en el ruck. Al final una especia de contact, teniendo en cuenta que eran casi cincuenta jugadores, y entonces daba para un partido".

También explicó que "Después venía unas pasadas, que sería el entrenamiento físico, y me llamó la atención de porque se hacía después de ese cansancio acumulado. Ellos decían hacer el físico después los días de alta intensidad, que son los martes y los lunes sino se juega. Después vamos a los vestuarios, nos bañamos, y el club tiene un convenio con el comedor de Roland Garros, donde comíamos todos juntos, y después cada uno a su casa. Entonces yo me volvía y aprovechaba para conocer, y otras me volvía porque terminaba muy cansado. Los entrenamientos eran lunes, martes, jueves y viernes, y los miércoles son días de descanso".

Balance muy positivo

El ex capitán del seleccionado juvenil de la Unión Santafesina de Rugby relató que "Tras dos semanas intensas, pero muy contento de lo que viví, llegó el último entrenamiento, y después la famosa charla de que viene o como sigue todo. Tuve una devolución muy buena, no me lo esperaba, me dijeron que tenía buenas destrezas, y el tema es que era muy chico. Todos tenían 19 y 20 ó 21, y yo 18, entonces me dijeron que me faltaba desarrollarme como jugador. Me podría quedar pero no tenían tanta oportunidad por la calidad y cantidad y la edad. La buena noticia es que sigo en contacto con ellos, me hacen un seguimiento, y me dijeron que puedo volver en unos años. Quedó entablada una buena relación con el club para regresar".

image.png
Tincho fue el capitán del seleccionado juvenil de la USR en la temporada 2019.

Tincho fue el capitán del seleccionado juvenil de la USR en la temporada 2019.

"No fue algo fácil la adaptación, por ahí se piensa que uno llega y ya es uno más, pero cuesta. Más todavía con el tema del idioma, si bien había estudiado, y tengo una base de inglés. No estás acostumbrado a hablar con alguien en inglés, las cosas se extrañan, el estar solo haciendo gran parte de las cosas por ahí no te desmotiva pero te genera una sensación rara. Por momentos esa noticia no me afectó en lo más mínimo" sostuvo el back Gitano.

La vuelta desde Europa

"Cuando volví no estaba muy en auge el tema de los contagios. Llegué e hice mi vida normal porque todavía no estaba decretado el aislamiento. Como se indicó que los que venían de esos países de riesgo tenían que hacer 14 días de cuarentena, ahí si que tuve hacerlo, entrenando cuando pude, me tuve que operar de una especie de quiste que provocó una infección en el final de la columna. La verdad que me molestaba mucho, fue cuando estaba en Argentina, y no me tuve que preocupar de nada", señaló Barceló sobre el aislamiento que tuvo que hacer al regresar de Francia.

Finalmente, Tincho Barceló, ex alumno del Colegio de la Inmaculada Concepción de María, destacó que "La cuarentena me ayudó porque no soy una persona quieta, al contrario soy muy activa, me gusta siempre estar entrenando, lo que sea. Esto me impedía hacer todo eso, entonces el post operatorio lo hice, me recuperé bien, sigo entrenando y esperando que vuelva todo. Busco intentar mejorar como persona todos los días, entonces con ese concepto te querés superar un poco más. Tengo como objetivo vovler a jugar con mis amigos, y de jugar en la primera del CRAI".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario