Policiales

Murió el recluso baleado cuando era trasladado en un móvil del Servicio Penitenciario

Se trata de Osvaldo "Popito" Zalazar, quien fue herido al ser atacado a tiros cuando regresaba a la cárcel tras cumplir con una salida transitoria

Miércoles 17 de Agosto de 2022

Osvaldo “Popito” Zalazar, el recluso que había sufrido graves heridas el domingo al ser baleado el móvil del Servicio Penitenciario en el que era trasladado, falleció este miércoles a la mañana en Rosario en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). Así lo confirmaron a La Capital fuentes de ese centro médico.

Zalazar había sufrido graves heridas el domingo a la tarde cuando un grupo de hombres, desde un auto, acribilló a tiros el mini bus oficial del Servicio Penitenciario Provincial en que era trasladado de regreso a la Unidad de Detención de Pérez luego de cumplir con una salida transitoria.

Como consecuencia del feroz ataque también sufrió heridas un agente del Servicio Penitenciario que formaba parte de la custodia del interno. Ambos heridos fueron trasladados de inmediato al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. “Popito” siempre fue la víctima que presentó las heridas más serias. El efectivo del SP, en tanto, sigue en estado reservado pero con buena evolución.

Zalazar cumplía en la Unidad Penitenciaria 16 de Pérez una condena a doce años de prisión por el asesinato de Aldo Acosta ocurrido en 2014 en Villa Gobernador Gálvez. Esa pena, acordada en un procedimiento abreviado que también firmó como coautor su hermano mayor Claudio “Polo” Zalazar, incluye un intento de asesinato y tres asaltos a camiones cargados con garrafas en esa ciudad y Pueblo Esther.

Acosta tenía 58 años y era padre de Norma Acosta, quien había denunciado a Luis “Pollo” Bassi de ordenar el incendio intencional de la alcaidía de Jefatura en el que murió su ex pareja, Miguel “Japo” Saboldi. Bassi, por entonces acusado como autor intelectual del crimen de Claudio “Pájaro” Cantero, fue finalmente absuelto por el beneficio de la duda en el juicio oral en el que, curiosamente, Zalazar fue juzgado y condenado a tres años más de prisión por la tenencia de un arma que no fue la empleada en el crimen.

También en este marco cabe recordar que tres años atrás fue asesinado Lucas Zalazar, quien tenía 30 años y hermano de Polo y Popito. Fue el 23 de marzo de 2019 en el cruce de Rosario y el pasaje 6 de Villa Gobernador Gálvez.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario