Paso 2021

Barletta: "Soy el único radical que encabeza una lista de diputados de Juntos por el Cambio"

El exintendente de Santa Fe, Mario Barletta, habló de la interna y de los proyectos que quiere llevar al Congreso de la Nación

Lunes 02 de Agosto de 2021

El exintendente de la ciudad de Santa Fe y exembajador en el Uruguay, Mario Barletta, pasó por la redacción de UNO Santa Fe donde habló de la interna de Juntos por el Cambio y los proyectos que quiere llevar al Congreso de la Nación. En ese sentido, Barletta dijo que es la única alternativa encabezada por un radical para Diputados dentro de las Paso de Juntos por el Cambio y presentó los proyectos de Infancias Protegidas y de Reforma Educativa Nacional.

—¿Qué diferencia a "Cambiemos con ganas" del resto de las listas de Juntos por el Cambio?

—Queremos acercar una propuesta a los santafesinos que contemple varios aspectos. Uno es la integridad misma de la lista con gente del radicalismo, con gente del PRO, con independientes; que tenga representación territorial con gente del sur, de Rosario, de Santa Fe y con Dionisio Scarpín, el intendente de Avellaneda. Es una provincia extensa con problemas comunes, esto es cierto, pero las situaciones no son las mismas ni las políticas son las mismas para la resolución de determinados problemas. En la propuesta analizamos dos aspectos: uno tiene que ver con la política misma en la cual coincidimos en la preocupación de que el rumbo que toma el país no es el que a la mayoría de los argentinos les agrada. Estamos cerca de países donde no se respetan los derechos humanos, donde hay autocracias más que democracias y Argentina en su momento era el caso más importante de derechos humanos que se investigaba en las universidades del mundo. Eso nos hacía sentir a todos gran orgullo. Ahora tenemos un gobierno que adhiere a gobiernos que están acusados por organismos internacionales de derechos humanos. También nos preocupa que los problemas cotidianos de la gente no sea a lo que se aboque la política para su resolución. Da la sensación de que importa poco la crisis y la decadencia que tenemos en el sistema educativo, que venía de antes, desde hace mucho tiempo. Fuimos referentes y hoy tenemos el 50 por ciento que no termina la escuela secundaria y de ahí sigue el desgranamiento dentro del sistema universitario para los que pueden llegar. Por eso decimos que necesitamos una verdadera reforma educativa y nosotros tenemos un proyecto. No podemos estar discutiendo todo el tiempo si es culpa del gobierno anterior o el otro que pasó. Tenemos proyectos concretos y eso nos diferencia de las otras alternativas.

Mario Barletta 3.jpg
Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

—¿Como cuáles?

—Tenemos un proyecto para una Reforma Educativa Nacional, otro para resolver en gran medida el problema de la mala alimentación y del hambre en la Argentina con la planta de alimentos de la UNL, que ya tiene cerca de 11 o 12 años. El proyecto es replicar esa planta en nueve lugares más porque con 10 plantas de alimentos nutritivos estaríamos en condiciones de cubrir las necesidades que tienen fundamentalmente los niños en su proceso de alimentación, pero también podríamos llegar a los jóvenes y adultos. Otro proyecto es Infancias Protegidas que contempla modificaciones al Código Penal que establezca mayores penas para aquellos que toman niños para corromperlos y meterlos en el delito porque son inimputables. Si bajamos la edad de imputabilidad, el delito va a ir buscando cada vez más chicos más chicos. Hay que caerles a aquellos que cometen la atrocidad de robarles la infancia y los condenan a quedar fuera de la sociedad porque los involucran en el delito.

—Volviendo a la interna, ¿el radicalismo no corre el riesgo de regalarle al PRO la oportunidad de ganar yendo dividido en tres sectores?

—Yo soy el único radical que encabeza una lista de diputados de Juntos por el Cambio. Hay dos candidatos a senadores radicales que llevan a un PRO para diputados. La única alternativa radical en Diputados soy yo. Entiendo que deberíamos haber hecho un esfuerzo mayor para tratar de reunir al radicalismo. Incluso ese esfuerzo lo comenzamos hace tiempo para reunir a los dos frentes, al Frente Progresista y a Juntos por el Cambio. En ese sentido, tuve muchos encuentros con una persona a la que, además de elogiarla en términos políticos, también lo hago en términos humanos, como Miguel Lifschitz. Con él íbamos avanzando de apoco para generar esa unidad que supimos tener en 2007, que fue la primera vez que ganamos la provincia y ganamos la ciudad de Santa Fe.

—Ahí no estaba el PRO.

—No estaba el PRO, pero la gente que piensa como el PRO sí estaba y votó esa propuesta. Estábamos todos juntos. El peronismo por un lado y nosotros por el otro.

Mario Barletta 2.jpg
Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

—¿Ese proyecto quedó trunco con la muerte de Lifschitz?

—Sí. Uno lo sufre por su ausencia, pero lamentablemente los pasos que se habían dado en ese sentido, es como que algunos sectores más radicalizados tanto de un lado y del otro, arremetieron y generaron problemas dentro de los mismos partidos. Porque cuando estábamos tratando de llegar a esa unidad adentro de cada partido había debates, discusiones, pero íbamos bien. No se pudo avanzar, pero yo sigo apelando y planteando la necesidad que para 2021 es imposible, pero tenemos que trabajar para el 2023.

—¿Esta elección va a ser ordenadora para lo que va a ser la de gobernador en 2023?

—Si actuamos con inteligencia, si nos despojamos de intereses personales, de ambiciones; si pensamos realmente en el interés general debería ser así.

—¿A quién le está hablando cuando dice "si nos despojamos de intereses personales"?

—No personalicemos. Pero ese es el nudo de lo que hay que entender. Hacer futurología no es sencillo y menos en estos casos con las elecciones tan cercanas. Después veremos qué sucede. Dentro del radicalismo se están dando algunos signos positivos en el sentido de lograr acuerdos e incorporar gente de afuera de la política. Yo no recuerdo que en Buenos Aires hayan estado alguna vez todos los radicales de acuerdo, pero ahora todos coincidieron con el candidato Facundo Manes. Además se da la aparición de Martín Tetaz que se incorporó a la lista de María Eugenia Vidal, que es del PRO y Martín del radicalismo. Nosotros incorporamos a Carolina Losada, que es periodista, más independiente que otra cosa que nos permite como espacio ofrecerle a los santafesinos no solo una lista equilibrada en lo territorial, sino también dentro de los distintos partidos. En Rosario tenemos como precandidata a concejal a Anita Martínez; acá el precandidato es Hugo Marcucci, que fue senador por La Capital y eso es un valor porque cuando uno piensa los proyectos para una ciudad es bueno tener un conocimiento de las localidades que también la rodean porque todos los temas están vinculados, como la seguridad, el transporte, la educación. La grieta está en todos los países, la diferencia es que en los otros se lo hace con más respeto a las instituciones. La Justicia en los Estados Unidos no te pregunta si sos demócrata o republicano, te cae y te cae. Si esas instituciones que son las que garantizan el andamiaje y rigen la vida de las personas están donde deben estar, la grieta se termina transformando en diferencias. Eso pasa en todos los países con dos espacios o más, pero para eso tenemos que trabajar en tener una Justicia independiente. En este momento nos encontramos con que el gobierno pelea por hacerla menos independiente porque quiere designar directamente, sin las mayorías especiales. Da la sensación de que lo que se busca es la impunidad a la corrupción.

Mario Barletta.jpg
Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

Mario Barletta, precandidato a diputado nacional por la lista Cambiemos con ganas de Juntos por el Cambio.

—En los diferentes gobiernos da la sensación que se fueron borrando los límites entre los poderes y hoy en la provincia está pasando lo mismo. ¿Usted qué piensa?

—Sí, y no tan ahora también. Hubo otras oportunidades donde también pasó eso en la provincia. Eso es lo que peor nos hace. Cuando uno tiene una Justicia independiente como individuos nos sentimos tranquilos porque ese es el último lugar donde uno llega cuando cree que le está pasando algo que no corresponde. Ese es el último refugio del individuo. Cuando uno le pierde confianza a la Justicia es como que queda desnudo ante las injusticias.

—¿Ahí la responsabilidad es solo de los dirigentes políticos o el Poder Judicial también tiene su responsabilidad?

—Sin lugar a dudas que la culpa no se la puede señalar solo a los dirigentes políticos. Lamentablemente son situaciones en las que Argentina fue avanzando en no jerarquizar la Justicia generando una tarea totalmente independiente. Lo mismo pasa con el Congreso de la Nación y los Decretos de Necesidad y Urgencia. A partir de ahí prácticamente no existe el Congreso. Eso sucedió con la vacuna Pfizer. La oposición había presentado un proyecto a la Cámara de Diputados para cambiar la famosa palabrita que no nos permitía el acuerdo con Pfizer y el oficialismo votó en contra, a la tarde. Pero a la noche el Presidente modificó la ley con un DNU y permitió el acuerdo. Eso y decir que lo que diga el Congreso le importa un cuerno es lo mismo. Eso demuestra que no hay respeto entre los poderes. Es uno de los grandes desafíos de la Argentina. Hay que poner en orden el funcionamiento de las instituciones y hay que ponerse de acuerdo en poner en marcha un sistema educativo con igualdad de oportunidades reales. Eso va a llevar mucho tiempo porque hay que repensar la formación docente que hoy debería ser un título universitario. Todos los docentes deberían saber programar, manejar las nuevas tecnologías, manejar un idioma a la perfección. Hoy los chicos tienen una hora por semana de idioma y así no competís en el mundo. Va a llevar tiempo, pero es la única salida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario