Resuelto el misterio del bicho de dos cabezas

Un ejemplar de la especie Deilephila elpenor es el espécimen encontrado en Quilmes. No hay misterio, sólo se trata de la oruga de un lepidóptero foráneo.

Miércoles 19 de Noviembre de 2014

La esfinge morada o gran esfinge morada (Deilephila elpenor) es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Sphingidae de gran tamaño (5 a 7 cm de envergadura) ampliamente distribuida en la región Paleártica(Europa y Asia); ha sido introducida en Columbia Británica, Canadá. Su oruga utiliza como protección ante sus depredadores su forma y colores que asemejan a una serpiente con cabeza grande y ojos. Es común en ambientes urbanos.

Distribución

Esta especie se encuentra en todas partes de Gran Bretaña e Irlanda a excepción del norte y el este de Escocia, y su distribución se extiende a través de Europa, Rusia, y en China, las partes norteñas de subcontinente indio, Japón y Corea (sin embargo no en Taiwán). Los especímenes introducidos se han encontrado en la Columbia Británica. En la mayor parte de sus zonas de distribución, ven a los adultos de mayo a julio y a las orugas a partir de julio hasta septiembre, cuando se hacen crisálidas. Sin embargo en algunas partes del Mediterráneo y de China los adultos pueden ser vistos a partir de abril, a veces teniendo dos crías en un año.

Larva

La larva tiene unos 75 mm de largo, son de color verde y marrón. Como la mayoría de las orugas esfinge, tienen un espina dorsal que presenta "curva posterior" en el final del segmento abdominal. La parte anterior de la oruga parece tener la forma de hocico masivo como un tronco. Es esta apariencia de elefante, además de su gran tamaño, lo que le da su nombre en inglés «elephant hawk-moth». Cuando está asustada, la oruga expone su tronco en su primer segmento del cuerpo. Esta postura se asemeja a una serpiente con una cabeza grande y cuatro dibujos grandes parecidos a los ojos de una serpiente. Las orugas son alimento de pájaros, pero esta pose de las orugas en "serpiente" los mantiene alejados (por lo menos por algún tiempo). No se sabe si los pájaros temen a la oruga como asemejarse realmente a una serpiente, o si se asustan por el cambio repentino de un artículo familiar de presa en una forma inusual y modelada en negrilla.

Fuente: Wikipedia

¿Te gustó la nota?