Ovación

Argentina y Uruguay van por la organización del Mundial de básquet 2023

Este sábado se conocerá en Zurich el encargado de llevar a adelante la dicha cita ecuménica. Hay algunos detalles que jugarían en favor de Sudamérica

Viernes 08 de Diciembre de 2017

La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) determinará este sábado entre Argentina y Uruguay o Indonesia, Japón y Filipinas a la sede del Mundial 2023 en la exposición celebrada en Suiza. La ceremonia arrancará a la 4 y se llevará adelante en las oficinas centrales de Mies, con la presencia de los candidatos, que hablarán durante 20 minutos y luego recibirán preguntas de los votantes a lo largo de 10 minutos, y posteriormente se determinará dónde se jugará.

Por otro lado, FIBA publicó las razones previas que le brindaron los candidatos, dentro de las cuales Argentina y Uruguay sostuvieron que llevar la competencia nuevamente a América sería "un honor". El continente no cuenta con la máxima cita mundialista desde el 2002, cuando Indianápolis (Estados Unidos) lo organizó y Argentina terminó como subcampeón.

"Traer la competencia de vuelta a América y darnos el honor de recibir al evento más grande de básquetbol, significa el atractivo más grande para cualquiera que vaya al Mundial, gracias a la calidez de nuestros países, el clima, la falta de conflictos internacionales y lo atrayente que puede ser para los fanáticos ir a países maravillosos como Argentina y Uruguay", explicaron desde la Confedereción Argentina de Básquetbol (CABB).

"Somos países de básquet. Tenemos un nivel de competencia alto. Los estadios estarán llenos de color y pasión. Cualquiera que venga al Mundial va a tener una experiencia inolvidable, sabiendo que están en manos de una organización experta y profesional. Si te gusta el básquet, Argentina-Uruguay es la opción correcta", argumentaron.

Por su lado, Filipinas, Indonesia y Japón establecieron que sus tres países garantizarán la "diversidad, simplicidad e intensidad". "Recibir el Mundial sería una chance de hacer historia. Uniría a nuestros tres países, nuestra región y en el camino, prendiendo una llama que va a encender la pasión por el básquetbol alrededor del mundo", concluyeron los asiáticos.

¿Te gustó la nota?