Santa Fe

Bares y restaurantes en la ciudad: "La gente sale pero consume menos"

Desde las Cámaras que nuclean a comercios gastronómicos advierten que trabajan prácticamente al costo

Miércoles 07 de Noviembre de 2018

"Estamos en un año extremadamente complejo", fue la primera afirmación de Ernesto Teplitzky, presidente de la Cámara de Restaurantes de Santa Fe ante la consulta de UNO en la Radio (lunes a viernes de 16 a 19 por FM Sol, 91.5 Mhz) respecto del momento que atraviesan los comedores en la actualidad frente a la baja del consumo.

Embed

En esa línea el empresario afirmó que para los restaurantes los problemas se dan a dos niveles. Por un lado la situación de la economía a nivel macro, que repercute en todos los sectores, y una “situación micro” que se dio en Santa Fe en los últimos cinco años con “una explosión de locales gastronómicos”.

“Entonces, eso hace que el consumo se achique porque la gente sale menos porque no tiene capacidad para hacerlo, pero por otro lado, la oferta es mayor. Con esa ecuación bastante compleja, se hace muy difícil llevar adelante la actividad”, explicó.

La baja de los últimos dos años ha sido sensible. Así lo afirmó el titular de la Cámara de Restaurantes, quién agregó que “la realidad de las mesas llenas es solo el fin de semana”.

“Con lo cual si hacemos números simples y apelamos al sentido común ocho o nueve días del mes no sirven para sustentar una actividad”, resaltó.

Teplitzky hizo hincapié además en que si bien los bares también se ven afectados por la caída del poder adquisitivo de los consumidores y los aumentos en los costos fijos, para los restaurantes la actualidad es aún más compleja porque “son una suerte de especie en extinción”.

“Básicamente por esa modalidad nueva de restó bar en la cual hay un poco de bar, un poco de restorán, un poco de cafetería, un poco de todo”, reflejó el gastronómico.

Los bares también

Así como salir a comer afuera no es un gasto de primera necesidad, ir a tomar algo a un bar o a comer un sándwich tampoco lo es. En ese contexto, lo que sucede con los locales que elaboran platos de comida más sofisticados también afecta a bares y pubs de la ciudad que en gran medida han visto reducidos los márgenes de ganancia intentando mantener el consumo ante los constantes aumentos de precios de insumos y costos.

“Venimos paliando una situación de incrementos en los insumos que nos está complicando. Los vamos absorbiendo nosotros. Tuvimos un aumento en cervecería de 16% que absorbimos y así en varios rubros que han aumentado. La situación es tratar de subsistir y de trabajar prácticamente a rentabilidad cero, pero con la esperanza de que esto cambie”, relató Leonidas Chino Bonaveri, titular de la Cámara de Bares de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Santa Fe.

En ese sentido, Bonaveri afirmó que si bien el movimiento en cantidad de personas que asisten a los locales es similar al de meses anteriores, lo que sí se siente es una disminución en el consumo per cápita. “El movimiento es el habitual, solamente que ha bajado el tique promedio, la gente sale pero consume menos. O gasta menos, se cuida muchísimo y es lo que también a nosotros nos repercute en el consumo”, remarcó.

En la actualidad, según el empresario, el tique promedio ronda los 300 pesos por persona y los asistentes a bares y pubs buscan fundamentalmente promociones a la hora de consumir. Hace algunos meses el gasto por cabeza era superior a esa cifra y sin dudas, eso “repercute en cuanto a la facturación” de los comercios.

Si a ese combo se agregan los aumentos de luz, agua y gas, el panorama se complejiza aún más para los gastronómicos. “Los servicios para nosotros se transformaron en una pelota de plomo que es lo que nos tira para abajo porque lo que es la energía, el gas, el agua, nos ha aumentado de una manera sideral”, aseveró.

Para concluir, respecto de la proliferación de bares y pubs de los últimos años en la ciudad, que Teplitzky definió como “explosión de locales gastronómicos”, Bonaveri  afirmó que muchos se dan cuenta “de que es más complejo de lo que parece y así como abrieron un montón de bares, también hay muchos que están a la venta o han cerrado, más o menos en el mismo promedio”.

¿Te gustó la nota?