Santa Fe

Choferes de micros y camiones: actúan en el 34% de los choques

La cifra surge de un estudio realizado por la asociación civil Luchemos por la Vida. Desde la Agencia de Seguridad Vial de la provincia explican qué medidas de control se están aplicando en Santa Fe.

Lunes 07 de Noviembre de 2011

Con dos días de diferencia, la semana pasada se sucedieron dos accidentes viales que dejaron un saldo de 16 víctimas fatales, 11 de ellos menores de edad. El martes, un ómnibus en el que viajaban alumnas de un colegio de San Luis se frenó sobre vías férreas y fue impactado por un tren; y el jueves una camioneta que transportaba chicos de una escuela de fútbol de Junín fue chocada por el acoplado de un camión que pisó la banquina.

Según las primeras investigaciones, en ambos casos los conductores actuaron –por lo menos– con imprudencia y analizan elevar esa categoría a dolo eventual. Cada uno de los casos refleja y repite las cifras de un estudio realizado por la asociación civil Luchemos por la Vida que indica que en el 34 por ciento de los accidentes con víctimas fatales, intervinieron choferes profesionales.

Al discriminar los porcentajes, la evaluación arroja que los choferes de camiones se encuentran involucrados en el 21 por ciento de las muertes, mientras los choferes de transporte público de pasajeros (micros y colectivos ) lo hicieron en el 13 por ciento de los casos. El estudio se realizó sobre las 476 muertes publicadas en el trimestre febrero/abril de este año, en los diarios de todo el país.

Comportamientos temerarios

“Esta situación es significativa ya que –si bien se podría pensar que esto puede ocurrir en tanto están más expuestos, en función de la cantidad de kilómetros recorridos– resulta esperable que en tanto profesionales posean una mayor idoneidad como conductores que les permita reconocer las situaciones de riesgo con suficiente antelación como para adecuar su comportamiento y evitar los accidentes, y estas estadísticas, compatibles con los comportamientos transgresores y temerarios observables por cualquiera en la vía pública, demuestran lo contrario”, expresaron desde la asociación civil Luchemos por la Vida.

En este sentido, desde la asociación que se dedica a la prevención de accidentes de tránsito, expresaron que las licencias de conducir para profesionales deben ser más exigentes en sus evaluaciones de idoneidad: “Los choferes profesionales argentinos necesitan ser capacitados en conducción segura o defensiva, y a la vez ser objeto de controles eficaces y sanciones efectivas por parte de las autoridades y empresas”.

Cansancio y sobrepaso

En este sentido, el subsecretario de Seguridad Vial y titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial, Claudio Canalis, explicó a Diario UNO cuáles son las medidas que se han implementado en el último tiempo, que específicamente refieren al control de los conductores de transporte público o de carga.

“Las estadísticas que manejamos nosotros, del año 2010, nos daban un incremento en la cantidad de siniestros que fueron protagonizados por camioneros, y fue por eso que tomamos medidas específicas tendientes a palear esta situación. El grueso de los siniestros ocurrían en la autopista Santa Fe - Rosario y en la ruta 33. En el primero de los casos, en la autopista, los accidentes eran producto del cansancio de los choferes de los camiones, mientras que en la ruta 33 el factor influyente en los accidentes era que los vehículos circulaban muy pegados uno detrás de otro y cuando había un sobrepaso no tenían lugar para reincorporarse”, explicó el funcionario.

A partir de esta evaluación, comenzaron las supervisiones: “Ahora hay operativos en la ruta 33, que realizamos en forma conjunta con la policía de seguridad vial de la provincia, gendarmería y la agencia nacional, en los que se separa a los camiones, para que haya un espacio entre un vehículo y otro y que todo aquel que genere un adelantamiento tenga la posibilidad para un ingreso inmediato”, señaló Canalis.

Y continuó: “También estamos haciendo muchos controles de alcoholemia sobre los transportistas de carga. Acá marco la diferencia con los transportes de pasajeros porque este tipo de inspecciones a ellos se las debe realizar la dirección de transporte de la provincia”.

Segundo lugar en el ranking

Según se detalla en otras investigaciones estadísticas realizadas por la asociación civil Luchemos por la Vida, durante todo el 2010, fallecieron en Argentina 7.659 personas, lo que significa un promedio diario de 21 víctimas y un promedio mensual de 638 muertes. Estas cifras incluyen a quienes perdieron la vida en el siniestro vial o como consecuencia de él, hasta dentro de los 30 días posteriores. En este trágico ranking a nivel nacional, la provincia se ubica en el segundo lugar. Con un total de 653 víctimas durante el 2010, Santa Fe sólo fue superada por la provincia de Buenos Aires, con 2.856 fallecidos.

Los dos accidentes ocurridos la semana pasada en viajes escolares rememoran dos de los capítulos más tristes de la historia de los accidentes viales argentinos, ambos ocurridos en el norte de la provincia de Santa Fe: la tragedia de Ecos, y la de Villa Ocampo. El primero de los casos ocurrió hace poco más de cinco años. Murieron diez alumnos del colegio porteño Ecos que iban en un colectivo que chocó contra un camión, cuyos dos ocupantes también fallecieron.

El accidente ocurrió el 9 de octubre de 2006, cuando el ómnibus en el que viajaban los alumnos del colegio de Villa Crespo chocó contra un camión fuera de control en la ruta nacional 11, cerca de Margarita, a 200 kilómetros de Santa Fe. Regresaban del Chaco, donde habían concurrido para realizar tareas solidarias en una escuela rural.

Los estudios de alcoholemia determinaron que el conductor del camión y su acompañante estaban ebrios. Oscar Atamañuk, el chofer del ómnibus que transportaba a los alumnos, recibió a fines del mes pasado una condena de tres años de prisión e inhabilitación para conducir durante siete años.

El último caso, sucedió hace poco más de un año. El 26 de septiembre de 2010, una combi en la que viajaba un grupo de danzas de la localidad de Villa Guillermina chocó contra un camión que en medio de la madrugada, ingresó a la ruta nacional Nº 11 sin luces.

El accidente se produjo a la altura de la ciudad de Villa Ocampo y 14 personas perdieron la vida. En la combi Renault Master, perteneciente a la comuna de Villa Guillermina, viajaba un grupo infantil de danzas entre los 19 pasajeros, en tanto que el camión, un viejo Ford 7.000, transportaba caña de azúcar. Al quedar sobre la ruta, el acoplado del vehículo formó una especie de tijera que cortó a la camioneta.

El accidente ocurrido el jueves pasado en la ruta 7 fue similar, la combi que trasladaba a los chicos de la escuelita de fútbol impactó de frente con el acoplado del camión que pisó la banquina y provocó un efecto tijera del semirremolque sobre el pavimento.

¿Te gustó la nota?