Santa Fe

Comerciantes estiman 20% de aumento en la ropa de verano

Las bikinis y mallas muestran una suba de precios superiores al año pasado. De todas maneras, hay para todos los gustos y bolsillos. Los filtros solares y bronceadores también vienen con incremento.

Viernes 02 de Diciembre de 2011

Los días de intenso calor que se viven adelantan el verano que comienza el próximo 21 de diciembre y muchos, si no lo hicieron aún, están pensando en renovar sus trajes de baño para vivir a pleno la mejor estación del año. La mayoría de los negocios del centro de Santa Fe afirman que mallas y bikinis registran un aumento del 20 por ciento en comparación con 2010. En algunas marcas conocidas, la diferencia es aún mayor. Además se registran aumentos en anteojos de sol, ojotas y sandalias. Los bronceadores y protectores solares también tienen un aumento que ronda el 15 por ciento.

Una bikini en la peatonal de la capital de la provincia se puede conseguir a 99 pesos. Sin embargo, las marcas y estilos más buscados rondan los 150 y llegan hasta 300 pesos. También hay más caras. Es similar el precio de las mallas enterizas. Hay algunos negocios que empezaron a implementar el armado del propio traje de baño según el color y el diseño que prefieran. Puede ser una bombacha lisa y el corpiño con estampe o rallado. Para concretarlo se debe contar con más dinero porque ronda los 230 pesos para arriba.

Tachas, lentejuelas, canutillos, bordados, encajes, minifaldas, shorts y bolsos haciendo juego son parte de las opciones. Por lo tanto, si la idea es lucirse en la playa, el río o el club, la inversión rondará en promedio entre los 270 y los 500 pesos. En cuanto a los gustos de las santafesinas, en todos los comercios aseguraron que la situación es muy diversa y que depende del cuerpo, la edad y el estilo de la mujer.

Para hombres también se registran aumentos con relación a la temporada pasada. En la mayoría de los negocios, y según las marcas, los precios de las mallas parten desde los 160 pesos y llegan hasta los 290 pesos. También hay más caras, por diseño, calidad del material y marca, que rondan los 350 pesos.

Ojotas, sandalias y lentes de sol

Un par de ojotas, en el centro, parten desde los 49 pesos tanto para hombre como para mujer. También se pueden conseguir a 40, aunque cambian los diseños. Para los señores, hay menos, pero para las damas, el brillo, el color y con más taco son las que abundan y se las puede ver en las vidrieras hasta los 95 pesos.

Las sandalias de mujer registran un aumento considerable. Sobre todo aquellas realizadas en cuero. En promedio, se las encuentra en las vidrieras desde 300 pesos, pero algunos pares alcanzan los 690. Hay más económicas y para todos los días, que parten de los 150 pesos. El color predomina, como también el famoso tacho chino, de corcho y de hilo de yute.

Los lentes de sol, si bien también aumentaron, no es tanta la diferencia. Según un relevamiento realizado por Diario UNO en diferentes ópticas de la ciudad, los precios varían desde los 180 pesos a los 250 pesos los más económicos y de marcas reconocidas en el mercado. “Comparado con el año pasado, habrá un aumento de 15 o 20 pesos. No más que eso. Son lentes con cristales buenos. Pero si buscás marcas, los precios son diferentes. Se puede llegar hasta los 850 pesos”, comentó la encargada de una óptica del centro.

Formas de pago

Según los comercios consultados, la mayor parte de las ventas se realizan con tarjeta de crédito, en todas las cuotas posibles con las que no haya recargo de intereses. Coinciden en que hay pocas ventas en efectivo. Otro punto en común es una caída en las ventas con respecto a años anteriores, a pesar de que hay nuevos productos que atraen en las vidrieras.

Según los comerciantes, en octubre les fue muy bien por el Día de la Madre, pero no en noviembre, donde las ventas disminuyeron y de manera considerable. Esperan, entonces con expectativas, este mes y sobre todo la Navidad, que es la fiesta que más gastos genera.

El año pasado el Centro Comercial firmó un acuerdo para que los pequeños y medianos comercios de la ciudad puedan operar con tarjetas de crédito ofreciendo a sus clientes la compra en cuotas y sin interés. La experiencia fue positiva y tuvo muy buenos resultados. Por eso, este año se volvieron a realizar las gestiones.

¿Te gustó la nota?