Santa Fe

Cómo hacerse de dólares o reales para poder vacacionar este año

Las restricciones a la compra de moneda extranjera complican algunos viajes al exterior. Los consejos para evitar inconvenientes. El dinero electrónico es una de las mejores opciones

Jueves 01 de Diciembre de 2011

Se acerca el verano y los santafesinos ya comienzan a planear sus vacaciones. Quienes tienen pensado veranear fuera del país tienen una preocupación extra a la búsqueda de alojamiento y traslado: la compra de la moneda extranjera.

A partir de las restricciones impuestas hace un mes por el Gobierno Nacional para la adquisición de divisas extranjeras muchas personas comenzaron a tener inconvenientes para hacerse de los dólares, reales, pesos uruguayos o chilenos.

Sin embargo, no hay que desesperarse ni cambiar de planes. Quienes quieran viajar al exterior podrán hacerlo y analizar cuál es la opción más conveniente para contar con dinero. La primera posibilidad es la de conseguir dólares en una casa de cambio o banco local. Si el análisis de la Afip arroja inconsistencia hay que comenzar a pensar en el plan B.

Muchas personas ya están averiguando el valor de la divisa estadounidense en el mercado negro, el llamado dólar blue, que se consigue con facilidad pero a mayor precio. El cambio termina siendo desventajoso.

Otros viajeros optan por el cambio en la frontera donde hay una gran diversidad de posibilidades, pero muchas carecen de seguridad. Sin importar el destino, si uno viaja con pesos en el bolsillo, el cambio siempre va a ser desfavorable respecto de lo que se podría conseguir si se contara con dólares.

Si los viajeros llegan al destino turístico y recién allí se intenta conseguir billetes de la moneda local, las pérdidas en el cambio aún serán mayores. Por eso, muchos operadores turísticos aconsejan aprovechar al máximo las tarjetas de crédito y débito.

El dinero electrónico

Uno de los puntos fuertes de estos medios de pago es que no fueron alcanzados por las restricciones a la compra venta de dólares. Las tarjetas de crédito y débito internacionales funcionan con normalidad, pero hay que tomar ciertas precauciones.

En principio, todo titular de una tarjeta de crédito o de débito internacional, como Visa o Mastercard, puede usarla como medio de pago en el exterior. Incluso puede usarlas para hacer extracciones de dinero en moneda local en cualquier cajero del exterior. Muchos de los convenios con cuentas sueldo de los bancos incluso tienen bonificadas las comisiones que se cobran por operar en el exterior. Pero eso se tiene que consultar con la entidad de la que se es cliente.

Además, hasta puede ser más conveniente operar bajo este sistema, ya que la transacción que se hace el banco la toma al tipo de cambio oficial de ese momento, lo que termina siendo más conveniente frente a la cotización que puede hacer una casa de cambio cualquiera.

Pero hay que tomar algunos recaudos para no encontrarse con sorpresas cuando se regresa del viaje. Suele ocurrir que los bancos como agentes emisores de las tarjetas, suelen separar en el resumen de la tarjeta los consumos que se hacen en pesos de los que se hacen en el exterior, los que cobra en dólares.

Eso puede ser un problema porque una vez que llegue el resumen, el usuario de la tarjeta va a tener que conseguir los dólares en efectivo para pagar. Esto se soluciona si el cliente de tarjeta de crédito adhiere al débito automático. En ese caso, toda la operación (incluso el pago en dólares) se hace de forma electrónica desde la caja de ahorro o cuenta sueldo del cliente.

Operando de esta forma, todos los consumos en el exterior se pueden hacer sin tener que pasar por los controles o las restricciones de la Afip para comprar dólares.

Otra opción son los cheques de viajero. Sólo los puede obtener un mayor de edad y asignar a un titular que se convertirá en la única persona capaz de canjearlo. La contra es que existen topes mensuales.

¿Te gustó la nota?