Santa Fe

Corral abrirá el diálogo, pero aclaró que el proyecto se hace

El intendente pidió la elección de interlocutores para “conversar sobre la obra”, y consideró que “se harán modificaciones, si son necesarias”. Ayer en el Parque Alberdi se hizo otro abrazo y un festival

Viernes 20 de Junio de 2014

El defensor del pueblo adjunto, Luciano Leiva envió una carta al intendente José Corral para manifestarle su preocupación por la creciente tensión que se evidencia entre los manifestantes que se encuentran en el Parque Alberdi en rechazo de la concreción del proyecto de cocheras subterráneas en ese espacio, y los funcionarios y agentes del municipio. Además, le pidió que contemple la apertura de un ámbito de diálogo que evite la profundización del conflicto y los choques que recurrentemente se vienen produciendo.

Al respecto, se expidió el intendente, quien le pidió al defensor la elección de interlocutores para concretar esa solicitud de apertura al diálogo. “Estamos dispuestos a juntarnos porque el tema del parque es complejo, pero queremos conversar, escuchar las opiniones, y ver si se pueden hacen algunos cambios y modificaciones. Pero es un proyecto que se aprobó y se va a realizar”, aclaró Corral.

Siguiendo esa línea, agregó: “Les pedimos que elijan a algunos interlocutores que nos permitan dialogar no solo del Parque Alberdi donde ya hay decisiones tomadas, las instituciones se expidieron en diversas oportunidades y la obra ya está en marcha; sino de otras situaciones como el Parque de la Constitución, el mantenimiento de otros lugares ya tradicionales como el Parque Garay, con los reservorios del oeste que queremos transformarlos en reserva natural, entre otros”.

En la carta que envió Leiva a Corral, expresó: “La reacción de una parte importante de la población contraria a los cambios propuestos y las solicitudes que llegan a la Defensoría pidiendo nuestra intervención, me motiva a exponerle mi preocupación y manifestarle mi opinión y sugerencia del conflicto”.

Luego aseveró: “La Defensoría del Pueblo ya se expidió públicamente reconociendo los aspectos formales de procedimiento que se cumplieron en la toma de esta decisión por ordenanza pero advirtiendo sobre la necesidad de contemplar los valores ambientales, arquitectónicos, artísticos e históricos, a los que habría que sumarle los paisajísticos”.

“En el caso de las plazas, parques y paseos con árboles frondosos, los mismos cumplen funciones de recreación, pero también de protección y posibilidad de descanso en una ciudad cuyas temperaturas en la época estival son tan altas”, concluyó en la carta que le envió al intendente de la ciudad.

Continúa el acampe

Mientras tanto, ayer en el Parque Alberdi se realizó otro abrazo simbólico al lugar como muestra de defensa del espacio y los vecinos que se sumaron a esta movida pudieron disfrutar de un festival de música a cargo de distintas bandas y espectáculos infantiles como obras de teatro y circense. Además continúa el acampe, y en distintos puntos del predio se llevaba a cabo la recolección de firmas.

“La situación está complicada”, así calificó una de las integrantes del acampe que pidió reservar su identidad. Luego aprovechó para hacer un repaso sobre cómo nació esta idea de manifestarse y defender al Parque: “Esto surge de un grupo de ciudadanos que se autoconvocaron hace unos 15 días, primero con una mateada y luego con un abrazo; y en ese último encuentro se decide acampar como una acción directa en defensa del espacio para que no se continúe con la obra que, además de pretender sacar árboles añejos con un gran impacto ambiental, intenta entregar un lugar que es público a una persona que se va a llenar de plata”.

Además, la acampante manifestó que “no es fácil reunir a personas de diferentes edades y realidades ya que hay adultos, niños, personas en situación de marginalidad, estudiantes, trabajadores, entre otros”. Luego esta persona contó que el acampe, que se concretó el sábado pasado por la noche, vivió un momento tenso entre el miércoles y jueves cuando llegó la Guardia de Seguridad Institucional del municipio y adicionales de la policía de la provincia.

“Lo entendemos como una provocación porque llegan y quieren cercar todo para que no se vea nada. El acampe intenta evitar eso porque la gente tiene que ver lo que está pasando con su propio lugar, con su plaza. También se quieren llevar las ramas que fueron cortadas que son la prueba de lo que sucedió, por eso está todo muy tenso. Se presentó un recurso de amparo que saldría recién el próximo miércoles y además estamos trabajando desde la comunicación con la ciudadanía porque necesitamos que todos sepan lo que pretenden hacer”, fundamentó la manifestante.

Más adelante, aseguró que “no se irán del lugar hasta tanto se rescinda el contrato que la Municipalidad hizo con la empresa Park Centro SA”. Además, agregó, manteniendo el anonimato: “Para llegar a eso lo primero que pedimos es una audiencia pública para tratar el tema y un diálogo formal con el intendente con las partes que forman parte de este hecho”.

En pie de lucha

Ante la consulta sobre por qué llegar a esta instancia cuando las máquinas ya comenzaron la obra, si hubo todo un proceso de presentación, análisis, tratamiento y aprobación que duró un año y medio, la represente del grupo que acampa fundamentó: “Esto sucede ahora porque la obra no fue presentada con el cartel de obra correspondiente, se filtró mucho la información y la población nunca conoció lo que se iba a hacer. Yo, por ejemplo, me enteré cuando me acerqué a la plaza, no sabía hasta antes de que esto sucediera. Creo que se tendría que haber realizado una audiencia pública, difundido e informado a la población de que esto iba a suceder”.

Mientras tanto, los acampantes  tratan de recuperar el parque y para eso colocan plantas y flores, se confeccionan carteles que se cuelgan de los árboles que siguen en pie, “para darle un poco de vida a un lugar que intentan matar”. “Lo que sí vamos a hacer es quedarnos acá, siempre manteniéndonos tranquilos porque no queremos reaccionar con violencia, queremos demostrar que de otra manera se pueden resolver las cosas. La asamblea es una muestra de que juntando todas las opiniones se puede llegar a un buen resultado”, concluyó una de las integrantes del acampe consultada por Diario UNO.

¿Te gustó la nota?