Santa Fe

Dieron positivo para influenza 38 de los pacientes en vigilancia

Son los confirmados en la provincia de Santa Fe en el Boletín Integrado de Vigilancia del Ministerio de Salud de la Nación. Incluyen gripe H1N1, A H3 y B; y casos sin subtipificar. Se suman a los de todo el país.

Martes 18 de Junio de 2013

Durante 2013, 23 provincias reportaron casos estudiados para virus respiratorios. Las provincias que informaron mayor cantidad de pacientes estudiados fueron Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), Buenos Aires, Santa Fe y Tucumán.

En el territorio santafesino, según los datos publicados en el Boletín Integrado de Vigilancia –hasta la 23ª semana epidemiológica del año– se notificaron 38 casos de influenza. Del total, 12 son de influenza H1N1 (gripe A); 16 son del tipo H3N2; tres de Influenza B; y hay siete de influenza A sin subtipificar.

En diálogo con Diario UNO, Andrea Uboldi, directora provincial de Prevención y Promoción de la Salud, explicó que “uno reporta que hay gripe, después tiene que estudiar si es A o B y dentro de la A hay que ver qué variedades hay. Algunas quedan sin tipificar y se envían al (Laboratorio Nacional de Referencia, Servicio Virosis Respiratorias Carlos G.) Malbrán”. Esa información es la que se utiliza para la elaboración de las nuevas vacunas del año próximo.

Los virus de la gripe más importantes son grupo A y B. La gripe A se debe a dos subtipos de virus estacionales de importancia para el ser humano: A (H3N2) y A (H1N1). Estos virus pueden sufrir cada año pequeños cambios genéticos (shift), que no pueden ser reconocidos por el sistema inmune de las personas, y constituye una de las principales razones por la cual se puede contraer la gripe más de una vez y deben vacunarse todos los años. Esta modificación es la que obliga a formular cada año vacunas adaptadas a los mismos. En 2012, por ejemplo, se agregaron a la vacuna contra la gripe los tipos B y A H3N2.

Cada año, la OMS (Organización Mundial de la Salud) predice cuáles serán las cepas del virus A y del B circulantes más comunes y hace la recomendación: en septiembre para el hemisferio sur y, en febrero, para el norte, de las cepas a incluir en la vacuna estacional.

La funcionaria aclaró también que “cuando existe, como ahora, una amplia circulación del virus de la gripe, los casos probables con factores de riesgo se tratan como si lo fueran; porque el estudio de vigilancia que se realizan sirve justamente para que los médicos sepan qué es lo que tienen enfrente”. Y agregó que “los casos confirmados en el Boletín Integrado de Vigilancia no son todos los que se registran en el territorio, sino que son casos de referencia para saber cómo, cuándo, dónde y qué tipos de virus son los que se encuentran en circulación”.

“Esos casos son muestras, de acuerdo a cómo se trabaja en Nación, para estudiar todos los pacientes que se encuentran en terapia intensiva y muy pocos ambulatorios, porque es para vigilar circulación. La gripe no se estudia caso por caso, sino que se estudia su circulación, para ver en qué semana circula más y reforzar así las guardias, y qué variedad es la que más circula”, insistió.

En cuanto al momento pico de la gripe en la provincia, Uboldi expresó que, en general, es la semana epidemiológica 26 (en pocos días); aunque consignó que “el año pasado se concentraron los casos de gripe A después de agosto”, y enfatizó: “Por eso hay que vigilar cómo, cuánto y dónde circula el virus”.

En relación a la vacunación en los grupos de riesgo en Santa Fe, la funcionaria provincial confirmó: “Hasta hoy (por el martes), estamos en 158 mil dosis aplicadas. Eso equivale al 50 por ciento de la población prevista. Igual es un porcentaje bajo, por lo cual continúa la recomendación de vacunarse para todos los grupos de riesgo”.

Esos grupos de mayor riesgo de contraer la enfermedad y presentar complicaciones severas, como la neumonía son: niños menores de dos años, mayores de 65 años, personas con condiciones de salud crónicas.

En el país

A nivel nacional, los 402 casos positivos de influenza hasta la semana epidemiológica 23 se distribuyeron entre 23 provincias, con un mayor número de casos en las jurisdicciones de CABA, Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe.

En un intento de dar respuesta a uno de los principales retos que afronta la vigilancia, que es detectar en forma oportuna las variaciones significativas en el patrón de comportamiento habitual de las enfermedades respiratorias como la enfermedad tipo influenza (ETI), se incorporó el análisis desagregado según departamento de cada provincia.

La propuesta era mostrar cuáles son los departamentos que, en la actualidad, presentan valores de notificación por encima de lo esperado.

Se consideraron los casos notificados de todas las provincias y el detalle según partido o departamento hasta la semana 23 de 2013 y se compararon con sus equivalentes de 2012 para el mismo período.

Al finalizar el período mencionado, 41 de los 50 departamentos presentaron índices mayores a 1,24 (considerados de elevada incidencia). Se distribuyen en 18 provincias: Buenos Aires, La Pampa, CABA, Santa Fe, Córdoba, San Juan, Neuquén, San Luis, Salta, Mendoza, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Formosa, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Santa Cruz y Santiago del Estero.

En tanto, los departamentos de Rivadavia (San Juan), La Rioja (La Rioja), Santa María (Córdoba), San Martín (Santa Fe), Hurlingham (Buenos Aires) y Rosario (Santa Fe) presentaron tasas entre 1 y 35 por ciento menores que su correspondiente para 2012, a pesar de índices epidémicos mayores a 1,76.

¿Te gustó la nota?