Colón

Estigarribia: "No cambio por nada la Sudamericana"

El paraguayo está a un triunfo del segundo título de su carrera, tras el logrado en la Serie A de Italia con la Juventus, aunque admitió que para él es más importante la chance de ser campeón con Colón.

Miércoles 06 de Noviembre de 2019

El sábado próximo, Colón enfrenta a Independiente del Valle en La Nueva Olla. Aunque no considere un renacer futbolístico en la carrera, el equipo santafesino fue el retorno de Marcelo Estigarribia a la continuidad. Atrás quedaron los nueve juegos con el Chiapas en México para que en tres temporadas llegue a los 76. Y este sábado, el partido número 77, el zurdo buscará alcanzar la gloria en el continente: la Copa Sudamericana. “Dos años atrás no estaba en el ruido, pero hace un juego que lo hago con una regularidad. Me siento importante en este grupo, en este equipo y en la ciudad”, comentó el futbolista desde Santa Fe a ABC.

Estigarribia sabe lo que genera una final o una definición. Vivió un título con la Juventus de Turín en 2012. Pero fue otra época y no compara con la Sudamericana. Si decide elegir, abraza el trofeo sudamericano, que tiene un condimento. La final es en su país y en su casa, donde se formó como jugador y debutó en primera en 2006. “No cambiaría por nada la Sudamericana. Es lo que me toca ahora. Soy un privilegiado. Las cosas no pasan por si solas. Todo está escrito en esta vida. Es algo muy lindo porque es una final y más todavía que se juega en Paraguay y en La Nueva Olla”, añadió.

A sus 32 años y rodeado de la familia (esposa e hijas), el paraguayo disfruta el momento sin cargarse con la presión. “Me agarra con mucha más madurez y trato de disfrutarlo antes que meterme como una presión. Disfruto porque es algo muy lindo, es una final histórica y en mi caso porque se juega en mi país. Ahora es como que me siento en mi plenitud. Con una calma emocional que no la tenía antes”, expresa el extremo. “En el fútbol hay más momentos tristes y duros y los momentos como este son pocos. Además, duran muy poco”, agregó.

• LEER MÁS: El plantel sabalero viaja a las 15 a Asunción desde el Aeropuerto Metropolitano

Estigarribia es un agradecido y destaca en cada oportunidad que habla del club argentino, de la gente y de la ciudad. Expresa sentirse importante, respetado, valorado y privilegiado. En un momento así, el piensa en la familia. Sabe que, como toda persona, su esposa e hijas son el sostén diario. “La familia es la base de todo jugador. La tranquilidad que me dan mi señora e hijas. Son el sostén de mis cosas. Cuando no estaban bien, ellas me decían que siga. Siempre recuerdo a mi señora e hijas como también a mis padres”, puntualiza.

Pese a tener la final como prioridad y la mirada en el 9 de noviembre, Estigarribia tiene en el corazón a Cerro Porteño y a la selección paraguaya. No cree en la revanchas, pero desearía otra oportunidad en la Albirroja. “Revancha no la tendría en ningún lado, ni en Cerro porque me fui con la mayor ilusión y no sucedió lo que pretendía. Son cosas que uno pasa en el fútbol. Gracias a eso es que hoy estoy acá, disfrutando una final de Copa Sudamericana. Te puedo decir que si la cosa estaba bien en Cerro, yo no iba a estar jugando esta final de Sudamericana”, cuenta.

• LEER MÁS: Mirá cómo está La Olla a tres días de la final de la Copa Sudamericana

Y continúa: “Quiero volver a vestir la camiseta de la Albirroja. Después de la lesión en 2014 ya no tuve la oportunidad de jugar. Me gustaría volver a vivir la sensación de la selección. Pero tampoco es mi meta. Haciendo bien las cosas acá, el tema de selección se hace más fácil. Si tengo la posibilidad de jugar en la selección, con mucho gusto. Agradecería infinitamente. Mi prioridad es Colón y el tema selección viene solo”.

Pero Estigarribia vuelve a la realidad. Vive en las afueras de la ciudad de Santa Fe, desconectado del ambiente ansioso de los hinchas. El General Pablo Rojas tendrá una mayoría argentino por arraigo y distancia. “Es un plus tener una hinchada que te apoye. Mas de treinta mil personas irán a la cancha y es algo muy lindo. La gente se prepara y está muy entusiasmada. Se crea un ambiente de fiesta”, afirma.

Destaca la humildad, la unidad del equipo y tener el objetivo enfocado y que todos van por ese reto. Dejamos de lado los objetivos personales por los grupales. Dejamos mucho de lado nuestro ego. Siempre creímos que podíamos lograrlo y ya estamos a un paso”, sentencia sobre el resto de sus compañeros, que desean quedar en la historia del club, que disputará su primera final internacional en 114 años de vida. “Queremos coronar esto con el título”, culmina Estigarribia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario