Colón

Los momentos más emotivos de Colón a lo largo del año

El Sabalero desandó un camino con varios mojones hasta instalarse en su primera final internacional. No pudo sumar una estrella y terminó mal.

Sábado 14 de Diciembre de 2019

Colón arrancó con un técnico, pasó por un corto interinato (Goux-Bonaveri), siguió un proceso que no llegó al año de la mano de Pablo Lavallén y terminó nuevamente con Bonaveri poniendo la cara en cancha de Arsenal.

Cuando Vignatti lo fue a buscar a Comesaña creyó que lo iba a llevar a ganar la Copa Sudamericana, pero en definitiva fue Lavallén el que lo puso a 90' de la gloria.

El hecho de priorizar un certamen tan importante le impidió encontrar regularidad a nivel local, con lo cual ahora penará mucho en el semestre inicial de 2020, con un nuevo técnico pero el promedio al acecho.

Embed

Ese balance que parece ser más negativo que positivo porque muchos se quedan con la última imagen, también tuvo lindas estaciones que hicieron vibrar a su gente, además de quedar en la historia del Libro Guinnes como la convocatoria más importante de un equipo de fútbol de Argentina en el exterior.

En el semestre inicial todo parecía comenzar como lo esperaba Vignatti: 2-0 ante Argentinos Juniors el 28 de enero en el Brigadier López. Sería el único triunfo a nivel casero con la posterior partida del uruguayo para el arribo de Lavallén.

Embed

El 19 de marzo, después de ser goleado por Aldosivi, el Colón de Lavallén se aprovechaba de un casi amateur Deportivo Municipal de Perú, al que vencía 3-0 en condición de visitante y un mes después con varios suplentes y doblete de Sandoval, liquidaba la serie 2-0 en el Brigadier López.

Embed

Antes del receso por la Copa América quedaría el mano a mano con River Plate de Uruguay. Y la gente de Colón empezaba a dejar mensajes en cada aduana. De hecho la expectativa para ver al equipo y las ganas de facturar de los charrúas llevaron el partido de ida al mítico estadio Centenario.

Colón perdía 1-0 la vuelta, pero como fue una constante en Copa Sudamericana, se iba con la tranquilidad al receso invernal de darlo vuelta y con un rotundo 3-1 acceder a los octavos de final.

Embed

Algunas caras nuevas, el barajar y dar de nuevo, con tres frentes abiertos para encarar un segundo semestre agitado: Superliga, Copa Argentina y recta final de la Copa Sudamerica. A la par, con juveniles la Copa Santa Fe (llegó hasta semifinales).

Lo más trascendente era enfrentar por los octavos de final a Argentinos Juniors, con el que perdió 1-0 en Santa Fe y por la misma diferencia le ganó en La Paternal. Empezaría ese romance de los penales atajados por Burián para hacer delirar al pueblo sabalero.

Embed

El calendario comenzaba a ser pesado y Lavallén intentaba sostener una base con nombres propios y de peso. Agosto al rojinegro le traería su clasificación a las semifinales de la Copa Sudamericana. Debía levantar un 1-0 con un primer tiempo sin poder vulnerar a Zulia FC de Venezuela.

Pero en el segundo tiempo lo pasó por encima con un Brigadier López en llamas y el 4-0 del 15 de agosto para llegar por primera vez a las semifinales del certamen internacional.

Embed

El camino de Colón parecía ser perfecto, pues Lavallén armó una formación alternativa que vapuleó el 28 de agosto 4-0 a Sol de Mayo de Viedma en Rafaela. Colón esperaba setiembre instalado en los cuartos de final de la Copa Argentina más las semis de la Sudamericana, pero no daba pie con bola en el torneo local.

Antes de ponerse mano a mano con Atlético Mineiro le tocaría enfrentar a Atlético Tucumán, con Burián y su sana costumbre de contener penales decisivos que le daban el pasaporte a los cuartos de final de la Copa Argentina.

Embed

Ese mano a mano con Atlético Mineiro, uno de los grandes de Brasil, sería con tanta adrenalina hasta los instantes finales. Una serie que dio vuelta en casa y en Brasil, otra vez con los penales y Burián haciendo de las suyas. Las páginas de gloria a nivel internacional seguían siendo favorables al elenco rojinegro.

Embed

El mojón, a pesar de perder en Brasil, que estableció este plantel, desde lo deportivo, fue lo más importante con lo que cerraría el año. El 16 de octubre, Estudiantes de Caseros lo sacaría de la Copa Argentina y el 9 de noviembre chocaría su gran ilusión ante un Independiente del Valle que lo venció claramente y lo dejó sin estrella.

Goles, jugadas, penales, momentos, imágenes que quedan guardadas en el arcón del tiempo con sabores diferentes. Acariciar la gloria, en un camino, con un proceso que tuvo obstáculos por delante, pero morir en la orilla. Así escribió Colón este 2019.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario