regreso después de dos meses

El oficial Gabriel Sanabria volvió a San Javier y fue recibido por una multitud

El policía baleado en Rosario tuvo que esperar más de dos meses para ser dado de alta. Los vecinos se agolparon en las calles para darle la bienvenida a su hogar. Fue herido a balazos mientras se encontraba trabajando en un operativo en un barrio de Rosario.

Lunes 08 de Agosto de 2022

Luego de haber pasado 55 días hospitalizado, el policía Gabriel Sanabria herido a balazos mientras se encontraba trabajando en un operativo en un barrio de Rosario regresó a San Javier, ciudad donde vive. El regreso fue conmovedor puesto que los vecinos se agolparon en las calles para recibir al efectivo policial que luchó por su vida en el Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez y fue dado de alta este lunes.

Embed

Fueron cientos de personas las que se hicieron presentes en San Javier pare recibir a Gabriel Sanabria, a quien se lo vio muy movilizado por el cariño de la gente y el tan ansiado regreso a su casa, habiendo arribado a su ciudad pasadas las 17 de este lunes. En la entrada de la ciudad se fue juntando la gente que copó el ingreso junto con la autobomba de los bomberos

La emoción de la familia

La familia estuvo presente en la recibida de Gabriel y quien primero manifestó su emoción fue su padre, Fabian Sanabria: "Después de todo lo que pasamos para nosotros es muy recomfortable, una alegría grande. Felices por todo y agradecerle a todos por preocuparse por la salud de mi hijo, a todo San Javier. Hoy van a caer lágrimas de alegría", sostuvo.

Embed

En las afueras de la ciudad el móvil de la policía que trasladó a Gabriel Sanabria frenó para que sus compañeros de la Unidad Regional 14 le den una bienvenida íntima, previo a que retome su viaje para llegar al pueblo y ser recibido por toda la gente que lo esperó bajo el frío de la tarde, recibiéndolo con lágrimas en los ojos al momento que llegó al pueblo.

Con el móvil policial de traslado que trajo a Gabriel se dio una recorrida por la ciudad, con un operativo que organizaron las fuerzas de seguridad para pasear a Gabriel por los principales puntos de la ciudad previo a la última parada en su barrio natal.

Las primeras palabras al salir del hospital fueron muy emotivas: “Agradecer a toda la gente que me dio su apoyo, ahora a disfrutar lo que queda de la vida. Más que nada agradecer a todo este equipo. Yo entré muy mal y ahora me voy caminando”, estableció Gabriel. Y luego, ante la pregunta concreta sobre si seguiría trabajando en la policía, anticipó: “Mi idea es seguir en la fuerza, por supuesto que sí”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario