Información General

Galarza selló un pacto de convivencia

Una serie de discusiones, golpes y amenazas de muerte entre la adolescente y una ex funcionaria municipal derivó en el traslado a otro pabellón de la última.

Jueves 29 de Noviembre de 2018

Tras una seguidilla de discusiones, golpes y amenazas de muerte entre Nahir Galarza y Griselda Bordeira, que habían determinado el traslado de la ex funcionaria municipal -procesada por narcotráfico- al pabellón de madres, hubo una conciliación y ésta regresó al espacio que compartía con la joven condenada por el crimen de Fernando Pastorizzo.

En la mañana del miércoles, la directora de la Unidad Penal N° 6 de Paraná "Concepción Arenal", alcaide mayor Diana Ester Tonetti, reunió a ambas reclusas en una conciliación para aplacar los ánimos y cesar los incidentes.Ambas mujeres acataron la instancia y Bordeira volvió al pabellón que tendrá más control y contención, con la promesa de no alterar la convivencia y no volver a pelear.

Este martes se había conocido la pelea que llegó "hasta las manos", entre la oficial de policía que se encuentra con prisión preventiva y procesada en la causa que está vinculada a la banda que lidera Daniel 'Tavi' Celis, en la que también está implicado el intendente de Paraná, Sergio Varisco, y Nahir Galarza, quien se encuentra purgando la perpetua por el crimen de su novio, Fernando Pastorizzo, ocurrido en Gualeguaychú.

Ambas mujeres se encontraban conviviendo en el mismo pabellón con una penitenciaria, también procesada y presa por formar parte de una banda narco en Concepción del Uruguay.

Las mujeres venían teniendo problemas de convivencia con discusiones diarias pero el tema se puso álgido cuando, el fin de semana se golpearon y amenazaron de muerte mutuamente.

"Se pelearon por temas de ellas, por lo que se resolvió que una tenía que salir del pabellón", había confiado a UNO la autoridad para reseñar que la discusión final se produjo luego de que Nahir escuchara música con sus auriculares. Aparentemente escuchó algún comentario de Bordeira y eso determinó que se fueran a las manos y debieran intervenir las penitenciarias.

¿Te gustó la nota?