Información General

La hélice de un avión la golpeó en la cabeza durante un aterrizaje y sobrevivió

Ocurrió el pasado jueves en un vuelo de Air Canada Express. La paleta de la hélice cortó el acero como a una lata de conservas pero, pese al golpe en la cabeza, Christina Kurylo resultó casi ilesa. "Soy realmente afortunada", dijo.

Lunes 10 de Noviembre de 2014

Ella asegura que es muy afortunadamente, y probablemente el calificativo sea demasiado exiguo. Christina Kurylo era uno de los 75 pasajeros de una aeronave que volaba sobre Canadá y que, al aterrizar, perdió una paleta de una hélice que se incrustó en el fusejale. La hélice cortó el acero como si fuese una lata de conservas, se introdujo en la cabina y golpeó en la cabeza de Christina. "Soy realmente afortunada", repite ella, como si fuese necesario aclararlo.

Según las primeras pericias, el Bombardier Dash 8 de Air Canada Express reventó un neumático en el despegue de Calgary, en Canadá, el pasado jueves, en lo que estaba planeado como un vuelo corto y apacible. Pero el aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Edmonton por poco no terminó en catástrofe.

El avión golpeó de panza contra el asfalto cuando el tren de aterrizaje colapsó del lado derecho, lo que hizo que una de las hélices se desprendiera y golpeara con violencia contra la cabina. Cuatro pasajeros resultaron con heridas y fueron trasladados a un hospital, entre ellos Christina Kurylo. "Soy realmente afortunada. Pudo ser un millón de veces peor, pude morir, quién sabe que pudo ocurrir", dijo.

Christina indicó que de repente sintió que algo la golpeaba en la cabeza. "Fue todo muy confuso para mí. Después de eso todo fue pedazos y piezas alrededor".

¿Te gustó la nota?