Información General

¿Qué hacemos con las sobras de la cena de año nuevo?

Las recomendaciones del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), para evitar intoxicaciones.

Martes 01 de Enero de 2019

Luego de la cena de fin de año, hay comida de sobra, pero ¿qué se hace con estos alimentos? Hay que tener en cuenta la combinación entre altas temperaturas, los alimentos sobrantes, las fechas de vencimiento y el orden en el gabinete de la heladera.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó una serie de recomendaciones para que los consumidores puedan disfrutar de las festividades sin padecer las llamadas enfermedades transmitidas por alimentos (ETA):

En la heladera cada alimento debe estar en un lugar determinado (para que la temperatura se distribuya equitativamente):

Productos cocidos: se recomienda ubicarlos en el lugar más accesible, según la fecha de vencimiento, es decir, los que caducan antes adelante y los que tienen mayor vida útil detrás.

• Lácteos, huevos y pasta: Se pueden colocar en los estantes intermedios, es mejor colocarlos retirados de la puerta para evitar que pierdan frío cuando esta se abra.

Carnes: en general son muy perecederas, lo que significa que deben mantenerse en baja temperatura. El mejor lugar es en el estante que se encuentra sobre el cajón de las verduras (siempre es aconsejable colocarlas en un recipiente que contenga los posibles líquidos, que pueden resultar sumamente contaminantes para otros alimentos).

Verduras y frutas: encuentran su mejor lugar en la parte baja de la heladera.

Condimentos y aderezos se pueden ubicar en los estantes de las puertas, ideales para estos alimentos que en general no requieren temperaturas tan bajas aunque sí refrigeración.

Embed

¿Te gustó la nota?