Judiciales

Una joven santafesina denunció que abusaron de ella en el viaje a Bariloche

Débora, la joven de 24 años se animó a contar por primera vez la violación que padeció en el viaje de estudios a Bariloche hace siete años

Miércoles 06 de Abril de 2022

Una joven de 24 años, oriunda de la localidad de Arequito, situada en el departamento Caseros, reveló este martes que abusaron de ella en el viaje de estudios a Bariloche, hace siete años, pero explicó que recién ahora se sintió preparada para contarlo y denunciarlo en la Justicia.

Débora contó que estaba en Bariloche de viaje de egresados y que una de las noches que fueron a un boliche se le acercó un joven, al que no conocía pero que formaba parte de la misma delegación, ofreciéndole acompañarla hasta el hotel. Describió que se había caído varias veces en el camino porque estaba ebria.

Luego, ya en el alojamiento, esta persona la llevó engañada a su pieza. “En el ascensor subimos y empecé a tener flashes y cuando entramos a la habitación no era la mía, era la de él. Lo primero que hice fue vomitar en un cesto de basura, lo último que me acuerdo es sentarme en la cama y decir no puedo más. Ahí me desmayé y me desperté a las 8 en mi cama, sin bombacha y con el vestido puesto”, declaró a Canal 3.

Débora relató que una de sus amigas le trató de explicar lo que había pasado, aunque ellas no sabían que había sido sin su consentimiento.

La joven de 24 años narró que más tarde, aproximadamente una hora después de despertarse, los llevaron a una excursión al cerro Catedral, donde una amiga suya se encontró con el denunciado y le preguntó por lo sucedido en el hotel. “Él le dijo que habíamos tenido relaciones, pero yo estaba totalmente desmayada”, afirmó. “Me descompuse y me bajó la presión, un coordinador me llevó al hospital y me inyectaron suero. Me dijeron que tuve un coma alcohólico”, recordó la joven de Arequito. En ese momento no pudo contar lo que le había pasado. Ahora explicó que trató de “naturalizarlo” porque sus padres habían hecho un gran esfuerzo para pagar el costoso viaje y que intentó disfrutar lo que quedaba, pero que se quería “volver y no estar más” allá.

“Me partía el alma mirarlos a la cara y decirles que me había pasado eso, traté de no hablar del tema. Un año después me crucé a un amigo del chico y me dijo que tenía imágenes íntimas mías”, agregó.

Este domingo compartió la historia por primera vez fuera de su círculo íntimo a través de un posteo en Instagram, en el que manifestaba sentirse con las fuerzas suficientes para hacerlo y que también lo hacía para “luchar” por todas las mujeres y para que ninguna situación de abuso vuelva a ocurrir.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario