Madelón: El DT que trasciende a Unión y que le cambió la cabeza al club

El entrenador rojiblanco es el principal artífice de este presente deportivo que por resultados es el mejor de las últimas cuatro décadas

Viernes 07 de Febrero de 2020

Cuando Leonardo Madelón volvió a Unión a principios del 2014, el equipo estaba en la B Nacional y su futuro era una incógnita, sin embargo a fines de ese año el Tate volvió a Primera División consagrándose como el mejor equipo en la tabla general. Le esperaba lo más complicado, consolidarse en la máxima categoría del fútbol, pero lo logró.

Su segunda etapa duró hasta octubre del 2016 cuando de manera imprevista renunció cuando el equipo quedó eliminado de la Copa Argentina frente a River. El presente en la Superliga era bueno, pero en desacuerdo con la política deportiva del club pegó el portazo. Allí comenzó la debacle del Tate, pese a que en los primeros encuentros Juan Pablo Pumpido sumó algunos puntos.

Pero le tocó perder el Clásico como local y cinco fechas después se fue. Llegó Pablo Marini y Unión quedó sumido en una crisis deportiva que presagiaba lo peor. Por ello, Luis Sphan fue a buscar nuevamente a Madelón quien venía de tener una experiencia fallida como entrenador de Belgrano.

Y Leo como por arte de magia enderezó el barco que iba derecho a chocar contra un iceberg. Armó un equipo con poca plata, con jugadores sin demasiados antecedentes, y clasificó por primera vez a Unión a una Copa internacional (Sudamericana 2019). Realizó una gran campaña, potenciando a futbolistas que bajo su conducción rindieron por encima de sus posibilidades.

LEER MÁS: Madelón: "Hicimos una mitad muy buena y ahora falta la otra"

Cuantas veces se dijo la frase "Madelón le saca jugo a la piedras" y es cierto porque en estos años fueron más los jugadores que se fueron, que los que vinieron. Nunca dispuso de jugadores de jerarquía ni tampoco de billetera para salir a reforzarse. Se arreglo con lo que tenía y debió ir rearmando planteles y equipos constantemente.

Se fueron Lucas Gamba y Franco Soldano, la delantera titular y los dos principales goleadores y pudo suplirlo, para clasificar por segunda vez a Copa Sudamericana. En el arranque de esta temporada perdió a Bruno Pittón, Mauro Pittón, Diego Zabala y Franco Fragapane. Todos ellos titulares. Y Nereo Fernández a quien no se le renovó el contrato. Además de Augusto Lotti quien alternaba titularidad.

Y a principios de este 2020, emigraron Yeimar Gómez Andrade, Damián Martínez y Nelson Acevedo, todos ellos titulares, además de Juan Ignacio Cavallaro y Maximiliano Cuadra. Es decir, que de aquel Unión que salía de memoria, solo quedó Jonathan Bottinelli y los delanteros Franco Troyansky y Nicolás Mazzola.

Su tercera etapa en el club es sin dudas la mejor versión de Madelón, con muchos más aciertos que errores. El DT encontró su lugar en el mundo y por continuidad se convirtió en el entrenador más importante de la historia de Unión. Su mayor mérito es reinventarse todo el tiempo. Y cuando parece que el equipo entra en declive, siempre reacciona.

LEER MÁS: El uno por uno del Tate en el partido de ida contra el Galo

La goleada al Atlético Mineiro (campeón de Copa Libertadores) se convirtió en uno de los partidos más importantes en los casi 113 años de vida del club. Y pese a la rápida eliminación de la Sudamericana 2019, las estadísticas dirán que en el debut derrotó 2-0 a Independiente del Valle (campeón).

Con Madelón en el banco, Unión ganó sus dos partidos internacionales en el 15 de Abril y además no recibió goles. Puso de rodillas al elenco ecuatoriano y al Mineiro, dos equipos con historia. Ya que Independiente del Valle había sido finalista de la Copa Libertadores 2016 y los brasileños campeones de la Libertadores 2013.

MADELA.jpg

Pero además de estas cuestiones, habrá que decir que con Madelón, el Tate se olvidó del promedio. Durante muchos años Unión tenía como único objetivo mantener la categoría. Y esa mentalidad cambió, hoy el club piensa en desafíos más importantes y lo logró de la mano de Madelón.

Como así también el plus de no perder nunca el Clásico, con Madelón Unión jugó siete partidos contra Colón, obteniendo tres triunfos y cuatro empates. Y esa es otra estadística que lo ubica en lo más arriba del pedestal. Por todas estas cosas, está claro que Madelón trasciende a Unión. Se transformó en el paraguas protector, en el principal artífice, para que el hincha disfrute de este momento.

En Unión podrán pasar los jugadores y los dirigentes, pero no hay dudas que el principal capital está en el banco. Si Madelón está la frente la sensación es que todo está bajo control. Es el técnico que le trajo paz a Unión y que le dio la chance de empezar a soñar con desafíos más importantes. Por todo ello, Madelón le cambió la cabeza al club.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario