Ovación

Leandro Carrera, el exquisito medio scrum que marcó una época

Leandro Carrera se inició en La Salle Jobson, luego pasó a Santa Fe Rugby, integró varios seleccionados santafesinos y el equipo Nacional de Ascenso de la UAR

Domingo 22 de Noviembre de 2020

El rugby ha santafesino ha dado muy buenos jugadores, pero también algunos exquisitos y con mucha calidad. A ello se suma que fue muy disciplinado, educado y un muy talentoso medio scrum. Nos estamos refiriendo a Leandro Carrera, un back que supo jugar con calidad tanto en Santa Fe Rugby Club como en los seleccionados de la Unión Santafesina de Rugby, pero que se inició en La Salle Jobson.

Leandro siempre respondió con jerarquía y un gran nivel, ello lo llevó a ser convocado al seleccionado nacional de Ascenso, y con posterioridad pasó a la función de entrenador, desde el plantel superior hasta las divisiones juveniles, más allá que en este año especial por el Covid-19 mucho no pudo hacer y transmitir sus conocimientos a la M14 de la entidad de Sauce Viejo.

"Este tema de la cuarentena la estoy pasando bastante bien, un poco shokeado con algunas cosas, no es fácil adaptarse a algo desconocido, tratando de hacer respetuosamente todo lo que se pueda. Recuperando lo más que se pueda la vida social, familiar y deportiva. Laboralmente estuve como todos parado un tiempito, que estuvimos obligados adentro, después con protocolo se empezó a trabajar, obviamente que se sienten las dificultades económicas en la calle, y que nos repercuten a todos" arrancó expresando el escribano Leandro Carrera.

El exmedio scrum del plantel superior de Santa Fe Rugby Club destacó que "en este tiempo no hay dudas que se extraña el rugby, siempre las cosas que están muy metidas en la vida de uno se extrañan. Hemos dejado de hacer un montón de cuestiones, que las teníamos muy incorporadas, y cuando te faltan, es cuando más las sentís. Te vas mal acostumbrando a tener demasiado tiempo libre, fuera del trabajo no tenemos mucho para hacer, y nos dimos cuenta que los fines de semana había otra vida fuera del rugby. Tengo muchos amigos fuera del rugby así que por ese lado ya lo tenía un poco visto, pero tener todo el fin de semana libre se hace complicado volver. Es un tema que estamos tratando a nivel grupo de entrenadores, sigo vinculado al club, ayudando y en una M14, que fue un lugar que encontré más relajado y sin tantas presiones".

"En el rugby empecé porque me llevó mi viejo, yo el otro día le dije a mis hijas, una que tenía que empezar a elegir que va a estudiar, y mira, va a ser tu primera decisión, porque hasta ahora lo decidimos todo nosotros. La llevé a jugar al hockey, y mi viejo hizo lo mismo conmigo. Me llevó a jugar a La Salle porque vivíamos a dos cuadras del colegio, entrenábamos en el mismo patio de la escuela. Recuerdo de entrenadores al padre de un amigo, Juan Pegassano, también a la Foca Roberto Moreno, un montón de gente muy buena. Llegué a jugar en La Salle hasta que pasamos a Santa Fe Rugby, yo era chico, 15 años creo y estaba en juveniles cuando se hizo el cambio. No entendíamos mucho, pero si teníamos claro que era un movimiento social. En ese momento estaba de entrenadores Cococho Álvarez y Javier Robaina, gente con la que después llegué a jugar en primera. Yo era el capitán en la M en La Salle, tuve que convocar a todos mis compañeros, y les di las explicaciones del cambio en las escalinatas del Teatro en calle San Martín y Juan de Garay", expresó Carrera, un exquisito medio scrum que el rugby santafesino supo disfrutar.

Lea2.jpg
El escribano Carrera jugó más de diez años en el plantel superior de Santa Fe Rugby Club y en varios seleccionados de la USR.

El escribano Carrera jugó más de diez años en el plantel superior de Santa Fe Rugby Club y en varios seleccionados de la USR.

De Cabaña Leiva a Sauce Viejo

En la continuidad del reportaje, el escribano Leandro Carrera, comentó que "Pasamos a Santa Fe Rugby, comenzamos en la Fiat, hubo que acondicionar el predio, cuando paso todavía me acuerdo, y el paso fue con todos mis amigos, con lo cual la vida intraclub no cambió nada. Fue un desafío que con mucho trabajo se consiguió el actual predio. Trabajamos mucho y por eso tenemos una relación muy fuerte. Siempre jugué de medio scrum, cuando estaba en juveniles, me llevan un año antes al plantel superior. Había que cubrir ciertos espacios, el Yeye Gorla que era el medio scrum se fue a estudiar a Rosario y a jugar a Plaza, entonces tuve que pasar arriba, y el apertura era Carlitos Ramos. Los entrenadores de ese momento eran Raúl De Biaggio y el Fino López, que a los dos años tomaron la posta Carlitos Ramos, el Cabezón Patrizzi, el Coa Gallo y el Pato Méndez".

El exentrenador del plantel superior de la escuadra de Sauce Viejo consignó que "Cuando subo deja una camada importante, y subieron los que tiraban del carro. Recuerdo al Fefe Caputto, a los hermanos Álvarez, Gustavo y Guillermo, Ovidio Russo, toda la familia de los Gorla, el Mono Poletti y Tapón Lombardi, entre tantos otros. Teníamos un grupo muy lindo y muy estable. Fue la época que logramos muchos títulos, que teníamos un desafío muy grande con Universitario. Logramos seis años ininterrumpidos el torneo, y después tomó la posta Uni, que era un rival muy fuerte". Agregó que "en el plantel superior empecé a jugar a los 17 años, y cuando me retiré tenía 28, es decir que fueron más de diez años, intenté volver, pero ya padecía algunas lesiones como hernia de disco, desgarros, rodillas, todo herencia del rugby, y ya no pude porque el físico no me lo permitía entonces me dediqué a ser entrenador".

Lea3.jpg
Se inició en juveniles de La Salle Jobson, pasó a SFRC, y fue convocado a integrar el seleccionado Nacional de Ascenso de la UAR.

Se inició en juveniles de La Salle Jobson, pasó a SFRC, y fue convocado a integrar el seleccionado Nacional de Ascenso de la UAR.

Momentos claves de su carrera rugbística

A los muchos años que jugó en la primera de SFRC, Leandro Carrera le agregó todas las convocatorias a los diferentes seleccionados de la Unión Santafesina de Rugby, aunque muchos recordarán la eficiente y admirable pareja de medios que construyó con Andrés Irigoyen. "En el seleccionado, no el año que subí a primera, porque era muy chico, pero al año siguiente comenzaron a convocarme. También ahí jugué prácticamente hasta que me retiré, tanto en el de quince como en el de seven. En el mayor casi siempre estaban, como eran los años que SFRC y Uni estaban con su mayor preponderancia, estaban siempre Raúl De Biaggio, el Fino López, Jorge Bruzzone y Hugo Millaá. Compañeros recuerdo al Negro Sal, en el cual yo tenía 18 añitos, y él era un estirpe del rugby nuestro. El fue como que me acobijo, entonces nadie me podía tocar afuera y dentro de la cancha".

El exmedio scrum sostuvo que "la pareja de medios con quién más la integré fue con el Colo Irigoyen, casi todos los años jugamos con él, se sumaba a veces el Chino Manassero. Estaba Jorge Rivadaneira, los hermanos Bagnarol, y después del CRAI estaba Mateo Busaniche. Siempre me tocó patear a los palos, nunca lo tomé como una carga, como siempre me tocaba abrir el juego, me tocaba también patear. Tenía sus cosas buenas, el disfrute, y a veces las malas. No me pesaba como una responsabilidad".

Lea4.jpg
Un equipo inolvidable, Leandro Carrera en una de las tantas alineaciones de Santa Fe Rugby en que demostró sus destacadas condiciones.

Un equipo inolvidable, Leandro Carrera en una de las tantas alineaciones de Santa Fe Rugby en que demostró sus destacadas condiciones.

Más sensaciones de un talentoso rugbier

La frutilla del postre en su carrera deportiva rugbística fue cuando lo convocaron a integran el plantel argentino que jugó un Sudamericano, con muchos de quienes luego serían figuras de Los Pumas. "La convocatoria a los seleccionados nacionales, la verdad para mí fue una distinción hermosa. Al principio se llamó seleccionado de Ascenso, estábamos con Andrés Irigoyen, el Gringo Colli, el Pájaro De Azcuénaga, y por ahí no recuerdo bien, pero creo que estaba la Garza Russo. Después la frutilla del postre fue un año que nos permitieron estar con el Colo Irigoyen estar en un nivel un poco superior, jugando a nivel Sudamericano, con otro plantel que no era de ascenso, eso era año 1998. En ese equipo compartimos con Tati Phelan, Santiago Mesón, Roberto Grau, y Sporleder. De ese equipo el 50% pasó a integrar Los Pumas, y fue el quiebre del rugby amateur y el rugby profesional. Fue una linda etapa, porque jugamos con la camiseta de Los Pumas, y representamos al país".

Acerca de que significó Santa Fe Rugby en su vida, Leandro Carrera comentó que "en Santa Fe Rugby fui parte de la creación, tengo dos hijas a las cuales invité a jugar al hockey y fueron. Son hinchas de estos colores, viven lo que a mí me gustó, vivir en el club. Les conté toda la historia de lo que hacíamos en SFRC, que, por ejemplo, con un amigo como Perci Norman diagramamos el escudo del club, hicimos el diseño en una computadora y la gente podía elegir entre tres opciones. Me siento muy identificado con SFRC, y la verdad es que hoy es un reducto de amigo y pasarla bien. Busco el espacio que permita disfrutar del rugby, del club y todo lo que siempre me brindó".

Por último, brindó una opinión sobre un tema muy importante y actual del rugby argentino. "A mi me parece que todo lo que pueda sumar, más allá que hay gente que está en contra del profesionalismo, considero que si querés desarrollar algo, es una pata que no te puede faltar hoy, lamentablemente es así para la gente que no lo quiere. Trae muchas cuestiones, muchas ventajas, que no está en nuestro ámbito, pero sirve y ayuda para muchas cosas. Cuando me llamaron para el primer entrenamiento para el Sudamericano lo trajeron a Alex Wyllie, que venía de salir campeón con los All Blacks, y para mí fue toda una imagen".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario