Ovación

Mucha euforia en la previa de la gran final de la Libertadores

Lima amaneció con nubes y lluvia incipiente, esperando el momento de la definición entre River y Flamengo.

Sábado 23 de Noviembre de 2019

Lima, la capital de Perú y epicentro de la final única de la Copa Libertadores entre River y Flamengo de Brasil, amaneció con la euforia de un partido trascendental a pesar de las nubes y la lluvia incipiente.

Los hinchas de River y Flamengo, que desplegaron su pasión con sus respectivos "banderazos" en distintos puntos de la ciudad, inician el día con recaudos porque el traslado al estadio Monumental, en el distrito de Ate, deparará tiempo.

Algunas camisetas "Millonarias" y del "Fla" se ven en las calles en las primeras horas de la mañana peruana que tiene una diferencia horaria de dos horas menos que en la Argentina.

Embed

El tránsito pesado en Lima, especialmente sobre la avenida Javier Prado, el acceso directo a la sede de la final, implica tomarse más tiempo de lo debido para asistir al juego.

Alrededor del estadio ya hay vendedores ambulantes que venden las camisetas de River y Flamengo a 40 soles, gorros a 10 y vinchas a 5

Mientras tanto, las radios propagan el mensaje de una final histórica y que Perú estará "bajo los ojos de casi 200 países" que seguirán las alternativas del partido.

A la hora del encuentro se espera que el sol aparezca en plenitud para que la temperatura ronde los 22 grados, es decir cuatro más que las primeras horas de una mañana fresca y cubierta de nubes.

La ciudad no solo se prepara para la final de la Copa Libertadores, también se llevarán a cabo otros siete eventos, entre conciertos de rock, festivales, deportes y culturales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario