Ovación

Sol de Mayo hizo historia en Copa Argentina

El equipo de Viedma, que juega en el Federal A, sacó por penales al campeón Rosario Central con un un 5-4 desde los doce pasos después de empatar 2-2.

Miércoles 27 de Febrero de 2019

El conjunto de Viedma que participa en el Federal A, eliminó a Rosario Central, último campeón de la competencia.

El conjunto del Federal A ganó 5-4 en los penales, tras el 2-2 en los 90 minutos (goles de Alberto Reyes, Lucas Malacarne y Claudio Riaño en dos oportunidades). Dirigido por Adán Valdebenito, dejó en el camino al vigente ganador de la Copa Total Argentina y enfrentará a Colón de Santa Fe o Acassuso.

La definición por penales entregó la primera sorpresa de la Copa Total Argentina 2019. Tras el 2-2 en los 90 minutos, Sol de Mayo consiguió una histórica victoria en la definición desde los doce pasos ante Rosario Central. Ganaba 2-0 con los tantos de Alberto Reyes y Lucas Malacarne, lo igualó Claudio Riaño y fue triunfo del equipo dirigido y presidido por Adán Valebenito, que eliminó al último campeón y ahora enfrentará a Colón de Santa Fe o Acassuso.

Sol de Mayo hizo méritos para conseguir una ventaja en el marcador durante el primer tiempo. Lo consiguió al término del mismo mediante el tanto de Alberto Reyes y se transformó en el justo ganador de un encuentro en el que fue superior. Rosario Central mostró la misma versión que lo llevó a cambiar de entrenador en el comienzo del semestre. 

Falto de ideas para atacar e inconexo para defender, sufrió los ataques del conjunto del Federal A y se llevó una justa desventaja en el marcador al término de la etapa inicial. El equipo rionegrino ocupó espacios, lastimó a las espaldas de los mediocampistas rivales y aprovechó una de sus pocas ocasiones.

El gol convertido por Lucas Malacarne estableció el 2-0 para Sol de Mayo. No solo marcó aún más diferencias en el marcador entre el conjunto del Federal A y Rosario Central, sino que obligó al Canalla a replantearse su actuación dentro del campo de juego. 

Con Germán Herrera en campo desde el inicio del complemento, el conjunto de la Superliga ganó en presencia dentro del área rival. El equipo rionegrino se confió y su adversario llegó a la igualdad sin la necesidad de dominarlo con claridad. Ambos goles los marcó Claudio Riaño, con dos minutos de diferencia entre uno y otro.

Los minutos finales se consumieron con un Rosario Central que mantuvo su intención de buscar la victoria que le diera la clasificación sin la necesidad de llegar a los penales. No consiguió el objetivo y su noche fatídica también se reflejó en los remates desde los doce pasos. 


Sol de Mayo fue más efectivo en sus remates, se impuso 5-4 y obtuvo una clasificación histórica a los 16avos de Final, donde enfrentará a Colón de Santa Fe o Acassuso. Como para demostrar que la Copa Argentina mantiene el espíritu integrador que tanto la hizo crecer año a año.

¿Te gustó la nota?