Policiales

Mar del Plata: policía asesinado tras una fiesta clandestina

Un efectivo policial, Diego Rosales de 30 años, fue asesinado de un disparo durante un operativo para desactivar una fiesta clandestina en Mar del Plata

Domingo 16 de Mayo de 2021

Un efectivo policial, Diego Rosales de 30 años, fue asesinado hoy de un disparo durante un operativo para desactivar una fiesta clandestina en la ciudad bonaerense de Mar del Plata y por el homicidio detuvieron a un sospechoso, informaron fuentes policiales y judiciales. El uniformado resultó baleado cuando perseguía a un grupo de jóvenes que protagonizaron incidentes tras participar de una fiesta clandestina en una vivienda de la zona sur de la ciudad.

El hecho ocurrió esta madrugada, cerca de las 4, en un domicilio del sur marplatense, y la víctima fue identificada como el oficial Diego Rosales, quien prestaba servicios en la Comisaría 5ª de dicha ciudad de la costa atlántica de la provincia de Buenos Aires.

Fuentes policiales indicaron que Rosales y un compañero se dirigieron en un móvil a una vivienda ubicada en Jorge Newery y Pesquero Narwal, tras una denuncia de vecinos por una presunta fiesta clandestina.

Al llegar al lugar observaron que un taxista era agredido por un grupo de jóvenes que salían de la fiesta, "pateando y arrojando piedras sobre su vehículo".

Los efectivos persiguieron a los agresores hasta otra propiedad en calle Pesquero Quovadis al 3700 y advirtieron que uno de ellos portaba un arma de fuego en la cintura e intentaron detenerlo.

Según las fuentes, el sospechoso armado hizo "caso omiso de la voz de alto", e ingresó al domicilio junto a otros jóvenes.

Una vez en el interior de la vivienda, se cree que el propietario de la casa efectuó al menos un disparo que impactó en Rosales, quien fue traslado al Hospital Privado de Comunidad pero falleció en el camino debido a que el proyectil le había provocado lesiones en órganos vitales.

En el lugar se detuvo a un hombre de 69 años que es propietario de la casa desde donde se realizaron los disparos y en la que se habían refugiado algunos de los jóvenes perseguidos por los uniformados. Allí también se secuestró un arma de fuego que será peritada para determinar si fue la utilizada en este homicidio. El presunto autor del tiro fue identificado como Héctor Amílcar Morán, quien quedó arrestado y se secuestró luego una pistola marca Gesichert 9 milímetros.

Los voceros consultados añadieron que en el procedimiento, uno de los oficiales realizó también un disparo "con su arma reglamentaria sin consecuencias".

"También se efectuó un disparo con escopeta de munición antitumulto sobre una pared dentro de la vivienda", indicó un pesquisa que detalló que en el lugar del hecho había "unas 18 personas" presentes.

La investigación quedó a cargo del fiscal Alejandro Pellegrinelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Mar del Plata, quien inició una causa por "homicidio agravado por el uso de arma de fuego" en el caso del detenido, y otra por violación de domicilio a los jóvenes que ingresaron a la vivienda.

Intervino también el fiscal Carlos Russo, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, que inició actuaciones por violación se domicilio a los jóvenes punibles y dispuso la restitución de los no punibles a sus padres.

Además, se dio intervención a la Justicia Federal por violación a las restricciones vigentes en el marco de la pandemia por el coronavirus. La investigación, según se informó, mantuvo a algunas personas demoradas, que ahora afrontan cargos por violación de domicilio y delitos federales vinculados al cumplimiento de las restricciones sanitarias. Entre ellos algunos adolescentes de edad que quedaron a disposición del Juzgado de Menores y fueron restituidos a sus padres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario