Policiales

Procesaron a la banda narco que operaba en Goya y Reconquista

Fue tras la resolución del juez federal Alurralde. Hay diez personas, de Santa Fe y Corrientes, vinculadas a la causa

Jueves 16 de Marzo de 2017

Finalmente y luego de tres meses de ser arrestados en una serie de allanamientos ejecutados en Goya (Corrientes), el juez federal de la ciudad de Reconquista, Aldo Alurralde, dictó el procesamiento para diez integrantes de una red de venta de drogas que operaba en el norte provincial y que era abastecida por narcos correntinos. Se trata de una banda, cuyo líder fue identificado como Javier "Cabeza" López, un goyano que durante varios años se encargaba de proveer a distintos narcos de Reconquista, los cuales trasladaban marihuana y cocaína de manera fluvial por el Paraná.

El procesamiento, dictado el pasado miércoles, fue también para la concubina de López, Valeria Rolón, el socio, Carlos "Gordo" Ramírez y el almacenador de la droga, Fabián "Cotorra" Quiroz. Todos fueron imputados por el delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación de tres o más personas". A estos procesamientos se suman también el de los reconquistenses que se abastecían de "Cabeza" y trasladaban marihuana y cocaína por el río hasta el puerto de Reconquista, con el fin de vender al menudeo. Los mismos formaron parte de dos grupos -cada uno por separado y sin intereses de por medio- que buscaban los estupefacientes de manera semanal en la ciudad correntina, por lo cual fueron procesados por distintos delitos. En este sentido, Alejandro Thompson alias "Colo" y Elvio "Pelé" Silva por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

Por su parte, Damián "El Rosarino" Gómez terminó acusado por "transporte de estupefacientes". En la misma línea y por el mismo delito, tres menores, que lo acompañaban en un viaje -en lancha- en busca de drogas a Goya, también quedaron procesados, aunque fueron excarcelados con una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva.

Para dictar el procesamiento, el juez Alurralde sostuvo en su fallo judicial que "hay objeto implícito en todas las transacciones, frecuencia de trato y de vínculo comercial -aunque ilegal-; y remisiones periódicas desde Goya hacia Reconquista; lo que evidencia una hipótesis delictiva confirmada con la investigación".

Conexión total

La pesquisa que desbarató la conexión narco entre Goya y Reconquista se inició en enero del 2016 por la Brigada Operativa Departamental de Reconquista y la Fiscalía Federal de aquella localidad, tras una serie de sospechas en torno a una vivienda donde se alojaba un narco: Elvio "Pelé" Silva.

Tras intervenir sus líneas telefónicas, Silva condujo la investigación hasta la provincia de Corrientes, ya que quien lo proveía de estupefacientes era un tal "Cabeza". Con el correr del tiempo, se efectuaron más intervenciones y fueron apareciendo otros nombres que determinaron la conexión entre los narcos de Reconquista, los cuales vendían drogas al menudeo en el norte provincial y sus abastecedores, "Cabeza" López y sus laderos.

Escándalo y gobernador incluido

El primer paso para desbaratar la banda se dio cuando "El Rosarino" fue detenido arriba de una embarcación en momentos en que trasladaba 43 panes de marihuana desde Goya hacia el puerto de Reconquista. Aquella detención permitió a los investigadores determinar que la banda de "Cabeza" López tenía en su poder bastante material estupefaciente.

Fue así, que por orden del juez Alurralde, el 21 de diciembre pasado, varias unidades de choque irrumpieron en distintos domicilios donde se almacenaba marihuana y cocaína. Aquel procedimiento se dio en medio de un escándalo, ya que fue el propio gobernador de Corrientes, Ricardo Colombi, quien llegó a Goya y ordenó la detención del jefe de la DGPyCA de Santa Fe, Raúl Moyano. De todas maneras, la banda fue desbaratada, aunque queda una persona prófuga, que es intensamente buscada por la Justicia federal.

¿Te gustó la nota?