Santa Fe

El anuncio del Plan de Conectividad de Arsat entusiasma en Santa Fe

La provincia tiene listos los ante proyectos de su propio plan para llevar conectividad a todo el territorio El objetivo es que en todas las localidades haya una boca de banda ancha

Domingo 20 de Septiembre de 2020

El presidente Alberto Fernández presentó el miércoles pasado el Plan Nacional de Conectividad “Conectar”, que contará con una inversión de 37.900 millones de pesos, y promoverá la reactivación del Plan Satelital Argentino, la extensión de la red de fibra óptica y la ampliación del data center de Arsat, entre otras cosas. El anuncio llega en un momento donde la provincia tiene terminados los anteproyectos para su propio plan de conectividad. Toda la información está en los escritorios del gobernador, Omar Perotti, quien en su mensaje del 1 de mayo pasado anunció que iba a presentar un proyecto para avanzar en ese sentido.

El secretario de Tecnologías para la Gestión de Santa Fe, Sergio Beylat, le dijo a UNO Santa Fe que el anuncio "entusiasma porque sigue poniendo de relieve la importancia de la conectividad" y aseguró que todos esos temas se venían hablando entre el gobierno nacional y el provincial.

En lo que respecta a fibra óptica, el Presidente señaló que se construirán e iluminarán 4.900 kilómetros. "Lo que ellos van a hacer con este plan es una ampliación de la red de fibra óptica, pero gran parte de la inversión es para hacer una migración tecnológica con actualización de equipos para multiplicar por 10 la capacidad de banda ancha. Además se van a poner más equipos en el medio de la red para sostener la calidad de la señal", explicó.

LEER MÁS: Uno de cada cuatro docentes tuvo menos de un contacto semanal con sus alumnos

"Nosotros venimos charlando para ver cómo nos complementamos con la red de Arsat", dijo y agregó: "Lo que sucede es que las trazas de Arsat, si bien pasan por muchas ciudades, no tienen la apertura de un nodo donde las ciudades puedan tomar datos. Por eso, parte de la conversación es para ver si pueden colocar más nodos y tener más puntos de toma de datos. Esa definición aún no está".

En la provincia de Santa Fe hay un 28 por ciento de familias sin acceso a banda ancha. Eso significa cerca del 50 por ciento de los chicos en edad escolar que no tienen acceso a ese servicio. La pandemia lo que hizo fue visibilizar y profundizar un problema que no se puede resolver en un par de meses.

El funcionario santafesino para graficar la situación indicó: "Esto hay que visualizarlo como un gasoducto. Hoy en algunas ciudades está el troncal y Arsat a lo sumo nos puede permitir abrir una boca en esas ciudades por donde pasa el troncal, pero después hay que hacer el tendido en esa ciudad. Nuestro objetivo es que todas las localidades de la provincia tengan una boca de banda ancha".

Luego, la Provincia construirá un anillo de fibra óptica para que todos los edificios públicos como escuelas, hospitales, comisarías, municipios o comunas tengan acceso a la red de datos. Después, para los usuarios particulares se analizará en función de si hay prestadores privados que se hagan cargo y si no el Estado tendrá que estar presente con infraestructura para resolver el problema de esa localidad.

Fibra Óptica.jpg
imagen ilustrativa

imagen ilustrativa

"No tenemos vocación de ir a competir al mercado con los privados", aclaró Beylat y añadió: "Lo que está pasando es que hay zonas donde al privado no le interesa ir, como los barrios carenciados de Rosario y Santa Fe donde los privados no cablean porque la ecuación económica no les da. Nosotros para esos lugares estamos pensando en un carrier social con conectividad gratuita para que puedan acceder a educación y salud. Ahí estamos pensando en soluciones inalámbricas".

Para Beylat, la infraestructura tecnológica es la base sobre la que se puede construir una sociedad inteligente que pueda tener la participación de todos los actores sociales. Por eso asegura que la relación con los privados debe ser asociativa, ya que "la función del Estado no es competir, sino asegurar la buena conectividad y la igualdad de oportunidades" para todos los santafesinos.

"Nuestro plan es llegar a las 365 localidades con un caño de fibra o un radioenlace para las que son muy chicas. Hoy faltan algo más de 70. Hay localidades donde hay banda ancha pero nosotros tenemos que construir nuestra red troncal o a lo sumo trabajaremos con Arsat. Pero lo que no queremos es que los datos de las comunicaciones encriptadas de la policía pasen por un proveedor privado. Hoy alquilamos servicios a una empresa privada. La única fibra que tenemos es Rosario- Santa Fe. En el resto de los lugares donde tenemos videovigilancia, comunicaciones encriptadas de la policía, de las ambulancias, datos de API, de la Caja de Jubilaciones, que son datos sensibles del Estado que deberían estar en manos del Estado. Por eso queremos construir una red provincial de datos que está todo por hacer, pero que ya está planificado", argumentó.

El tiempo que demandará construir esa red troncal provincial dependerá del financiamiento que se consiga y de la velocidad con la que se destrabe en la Legislatura la ley que transforme a la empresa Enerfé en Santa Fe Redes y Servicios. El proyecto tiene preferencia para tratarse en la próxima sesión del Senado.

LEER MÁS: El desafío de conseguir una mejor conectividad en toda la provincia

La provincia ya tiene una evaluación de lo que significaría la construcción del 100 por ciento de la red, aunque luego se evaluará cuáles son los tramos a construir y cuáles se resolverán con la infraestructura actual de Arsat y lo que esa empresa nacional pueda proyectar dentro del territorio provincial o mediante acuerdos con privados.

Beylat asegura que hoy "está todo analizado" y que Omar Perotti ya cuenta con las precisiones desde cuánto cuestan los troncales a cada localidad hasta darle internet a los hospitales y las escuelas.

"El anuncio de Arsat entusiasma porque sigue poniendo de relieve la importancia de la conectividad. Nuestra mirada es que la infraestructura es solo el cimiento. A nivel mundial se está hablando de lo que se llama sociedad 5.0, que es una evolución del modelo alemán que habla de la industria 4.0. Eso requiere de una plataforma de conectividad, si no no se puede acceder a eso", sostuvo el funcionario santafesino.

"El modelo alemán –explicó– habla de una industria donde no hay intervención humana. Es un modelo demasiado deshumanizado. La sociedad 5.0 surge como un modelo japonés, en 2017, que se empezó a contagiar en distintos lugares del mundo y lo que cambia es que pone en el centro al ser humano. Pero a este modelo no podés acceder si no contás con la infraestructura".

"Hoy los chicos están metidos en el celular y para ellos eso es parte de su mundo. Transcurre una realidad para los chicos que requiere de tecnología como posibilitante de la existencia de esa realidad. Cuando no se le da conectividad a un chico, se lo está dejando afuera de una parte de la realidad. Eso es más duro todavía que no permitirle acceso a la educación, algo que ya es gravísimo", aseguró.

Por último, Beylat dijo: "No estamos peleando sólo por la conectividad. Hay un montón de necesidades subyacentes que necesitamos que se conozcan, que se entiendan. La conectividad es la puerta a un mundo al que hoy no pueden entrar la mitad de nuestros chicos que hoy no tienen conectividad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario