Turismo y restricciones

El Banco Central desalentó el financiamiento de pasajes y servicios de turismo

El Banco Central de la República Argentina limitó el financiamiento de compras en cuotas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios de turismo al exterior

Viernes 26 de Noviembre de 2021

El Banco Central de la República Argentina limitó el financiamiento de las compras en cuotas con tarjetas de crédito de pasajes y servicios de turismo al exterior. Incluye alojamientos, excursiones y alquiler de transporte, entre otras. La medida alcanza a las operaciones realizadas en forma directa o abonadas a través de agencias de viajes, plataformas web u otros intermediarios. Fue adoptada a través de la Comunicación “A” 7407 y entrará en vigencia hoy.

Banco Central turismo financiamiento.jpg

“Las entidades financieras y no financieras emisoras de tarjetas de crédito no deberán financiar en cuotas las compras efectuadas mediante tarjetas de crédito de sus clientes personas humanas y jurídicas de pasajes al exterior y demás servicios turísticos en el exterior (alojamiento, alquiler de auto, etc.), ya sea realizadas, en forma directa con el prestador del servicio o indirecta, a través de agencia de viajes y/o turismo, plataformas web u otros intermediarios”, expresó el BCRA en el documento.

Fuentes de la entidad monetaria explicaron que los bancos o emisores de tarjetas, sí podrán financiar en cuotas este tipo de compras, aunque con una tasa mínima del 43% anual. “Las ventas de pasajes al exterior que se compren con tarjetas de crédito deberán pagarse al contado o, si es con cuotas, con una tasa de interés mínima del 43%”, detallaron.

La medida busca desalentar la compra de paquetes al exterior dado que, entre 2011 y 2020, la Argentina sufrió un importante déficit comercial por cuenta turística que se tradujo en una salida de divisas de volumen considerable. El déficit de ingresos y egresos de la cuenta viajes a través de operaciones del Mercado Único y Libre de Cambios (Mulc) acumulado entre 2012 y 2020 fue de 47.800 millones de dólares, según datos de BCRA.

Banco Central turismo financiamiento3.jpg

En ese sentido, el gobierno está impulsando el turismo interno a través del programa “Pre-Viaje” que bonifica el 50% de los consumos realizados en la compra de pasajes, alojamiento, excursiones y alquiler de vehículos, entre otros servicios, por un momento de hasta $100.000 por persona.

Un mes atrás, el Central habilitó a los bancos a ofrecer a los turistas extranjeros que visiten Argentina la apertura de una caja de ahorro en pesos y dólares, con la idea de que las cuentas puedan usarse para compras en comercios en pesos en el país y de esa forma captar parte del ingreso de divisas que ingresará de forma legal a través del turismo.

Se espera que el turismo sea uno de los motores de la actividad económica en los próximos meses y por el que ingresan al año entre 5.000 y 6.000 millones de dólares, según datos del Indec. “Una estimación conservadora puede ser entre 15% y 20% del turismo que ingrese por esta cuenta”, señalaron fuentes de la autoridad monetaria.

La idea es que los bancos puedan ofrecerle a los turistas una tarjeta precargada en pesos contra los dólares de la cuenta, de modo que puede llegar al hotel y tener disponible por ejemplo la tarjeta de débito de su cuenta y así evitar traer billetes o bien evitar ser estafados o sufrir robos al cambiarlos por pesos en una casa de cambio ilegal.

De esta forma, los turistas podrán acceder a servicios financieros para el cambio de moneda, es decir, que podrán cambiar sus dólares a través del mercado de capitales a tipo de cambio MEP (actualmente en $200 por dólar), una mejor cotización que la del tipo cambio oficial minorista que es de $105 por unidad y para el que no hace falta parking, por lo que podrán disponer de los pesos en forma inmediata. Sin embargo, los bancos aún no decidieron si ofrecerán este tipo de producto.

Cómo serán las operatorias de las importaciones

El Banco Central flexibilizó el acceso al mercado de cambios a importadores de bienes de capital y a bancos, con la idea de darle más fluidez a los pedidos de dólares para motorizar la producción y, al mismo tiempo, no afectar el balance de las entidades financieras. En ese sentido, el directorio de la autoridad monetaria redujo las condiciones de acceso automático al mercado cambiario para las importaciones de bienes de capital con pagos anticipados de hasta 270 días, para todos los bienes con valores de hasta un millón de dólares.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario