Miguel Lifschitz

Perotti junta por primera vez al peronismo santafesino

Será este jueves en la ciudad de Santa Fe. Se espera una convocatoria de 800 referentes de todo el territorio provincial. Los mensajes hacia adentro y hacia afuera del PJ

Miércoles 20 de Noviembre de 2019

Este jueves, a las 11, Omar Perotti realizará el primer gran acto del peronismo santafesino desde que fue electo. Será en los salones del Puerto, en el Dique 2, y la excusa es que junto a su vice, Alejandra Rodenas, le van a transmitir a los dirigentes de su partido cuál es el estado en que se encuentra la transición con el gobierno de Miguel Lifschitz. Pero más allá de las formalidades también habrá mensajes y señales hacia el futuro del proceso político que se viene en la provincia.

Si bien el rafaelino consiguió una gran cantidad de votos en las elecciones de junio, para conducir el partido necesita empezar a cimentar su propia construcción política. Ese proceso se da en un escenario complejo donde, por un lado, ya tuvo muestras de diferentes actitudes desafiantes de los senadores de su propio partido. Por otro, la difícil realidad económica del país y la provincia tuvo un fuerte impacto en los municipios y comunas donde están esperando señales urgentes de quien se sentará en el sillón de la Casa Gris.

Uno de los temas que más preocupa a Perotti es la fractura interna con los senadores de su partido que desde hace meses no se disimula. Los legisladores agrupados en el bloque que conduce Armando Traferri hicieron ley el proyecto del Programa de Intervención Integral de Barrios (el Plan Abre ampliado) que ya le marca el destino de unos 3.500 millones de pesos; le pidieron a Miguel Lifschitz que envíe el presupuesto en tiempo y forma cuando el gobernador había acordado con Perotti que sería este último quien lo arme y envíe después del 11 de diciembre. Esas fueron solo algunas muestras de desconocimiento de autoridad hacia el rafaelino.

Durante 12 años de gobierno del Frente Progresista los senadores peronistas fueron sus propios jefes y no están dispuestos a ceder eso tan fácilmente. El gobernador electo tomó nota y en la entrega de diplomas a los candidatos electos hizo posar para la foto a los dos flamantes senadores justicialistas, Marcos Castelló (La Capital) y Marcelo Lewandowski (Rosario). En esa oportunidad, ambos dijeron que iban a integrar un bloque unificado del PJ en el Senado y que iba a ser oficialista, en un claro intento de relativizar el mando de Traferri en la Cámara alta.

Tiempos

Algunos referentes del peronismo consultados por UNO aseguraron no entender por qué el gobernador electo demoró tanto en convocarlos y dijeron que hacia el interior del partido se generaron ruidos en estos meses porque no encontraron un camino allanado a la hora de buscar diálogo con el gobernador electo o con alguno de sus referentes cercanos.

Varios intendentes y presidentes comunales, que tienen responsabilidades directas de gobierno, estaban pidiendo desesperados interlocutores válidos para empezar a hablar de cuestiones urgentes que tienen que resolver en diciembre. Sueldos, aguinaldos, programas provinciales que no se sabe si van a continuar, si se van a reformular, entre otras cuestiones que deben tener definiciones sin dilación.

Por eso el acto de este jueves tendrá diferentes aristas para analizar. Puertas adentro será una demostración de fuerzas. Algunos dirigentes del justicialismo que fueron invitados aseguraron que el encuentro servirá para trazar una raya entre los que están acompañando al oficialismo y los que faltarán a la cita. "Se va a tomar asistencia con nombre y apellido", aseguraron algunos invitados.

Por eso, asistir o pegar el faltazo no parece ser ser una mera formalidad, ya que desde el equipo del gobernador se tomará lista para saber quién es oficialista y quién no a partir del 11 de diciembre. A 20 días de asumir la gobernación, este jueves, Perotti irá por su primera foto con un peronismo unido y alineado detrás de su figura.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario