Secciones
Educación

Salvemos a los jardines

El sistema de educación inicial está cerrado desde el 20 de marzo. Asfixiados económicamente -con ayudas esporádicas y aisladas-, los jardines particulares están en riesgo. Su rol en la formación durante los primeros años de vida es clave. En esta nota, algunas propuestas concretas para superar este momento.

Domingo 28 de Junio de 2020

Por José Corral

Dirigiente UCR-Juntos por el Cambio

Los primeros años de vida son claves para el desarrollo personal y la trayectoria posterior de cada persona. En ese período, que llamamos primera infancia, se sientan las bases del desarrollo emocional, cognitivo y social como pilares estructurales de la personalidad.

Por ese motivo es muy relevante la protección integral de la infancia y la realización efectiva de los derechos de niñas y niños. Y está demostrado que la concreción del derecho a la educación es la llave del acceso a todos los otros derechos.

En la ciudad de Santa Fe, a partir de 2011, logramos un amplio consenso que permitió desarrollar un Sistema de Educación Inicial como verdadera política de estado del gobierno local, cubriendo una carencia de los otros niveles estatales en las políticas de educación para esos primeros años de vida -especialmente de 0 a 3- y con el objetivo de que en todos los barrios se garantice el acceso a las familias que elijan para sus pequeños el inicio temprano en la educación.

La experiencia desarrollada durante 8 años permitió, por un lado, crear una oferta pública y gratuita de la mejor calidad para la población de menores ingresos y, por otro lado, supervisar, monitorear y compartir experiencias -a través de la conformación de un equipo profesional multidisciplinar en el Municipio- con los jardines particulares. Este esfuerzo de los santafesinos tuvo diversos reconocimientos: el premio de Naciones Unidas al servicio público en 2017, premios internacionales de arquitectura por los edificios y una evaluación externa elogiosa y estimulante de la Organización Mundial de Educación Preescolar. Y lo más importante: más de 5000 niñas y niños accedieron a una educación temprana de calidad en sus primeros años de vida.

La pandemia alteró, como muchas otras actividades, la educación inicial. La extendida cuarentena está trayendo graves consecuencias y es necesario tomar medidas para evitar efectos negativos irreversibles. Los jardines municipales prácticamente no han tenido actividad y los establecimientos particulares están enfrentando, con insuficientes y tardías ayudas, un perjuicio económico que amenaza su subsistencia.

Impulsamos el incremento de las ayudas nacionales y provinciales y la creación de un fondo específico municipal que permita resarcir la decisión del Estado del cierre de la actividad. Los municipios tienen una parte de su coparticipación obligatoriamente orientada a la finalidad educación (el conocido Fondo de Financiamiento Educativo) y la provincia de Santa Fe en las últimas 2 gestiones ha retenido indebidamente hasta llegar a 1 año la remisión de esos fondos que transfiere Nación puntualmente. Con sólo conseguir la recomposición de 1/12 de ese retardo, se puede conformar en la ciudad de Santa Fe, solo para dar un ejemplo, un fondo de 22 millones que para la Provincia sería un adelanto financiero y para el Municipio una fracción pequeña de su “acreencia” sin impacto financiero alguno.

Pero además es necesario poner sobre la mesa -con los cuidados y protocolos necesarios para garantizar la salud de docentes, de los niños y de su entorno- el más pronto reinicio posible de la tarea educativa de los jardines públicos y particulares. Lo necesita la sustentabilidad de los emprendimientos privados, lo necesitan las familias que han retomado casi en su totalidad el trabajo, lo necesitan las mujeres -quienes mayoritariamente llevan adelante las tareas de cuidado-, pero sobre todo lo necesitan nuestros niños y niñas que tienen derecho a un buen comienzo en la vida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación