Santa Fe

Preocupación por el cierre de la clínica Sagrada Familia

Más de 50 trabajadores no pudieron ingresar al establecimiento Sagrada Familia esta mañana. El Ministerio de Trabajo convocó a una audiencia

Viernes 31 de Enero de 2020

Esta mañana más de 50 trabajadores del Instituto Privado de Cardiología "Sagrada Familia", ubicado en Rivadavia 3129, no lograron entrar a realizar su jornada laboral. Al intentarlo se encontraron con personal de seguridad que les impidió el ingreso. María Angélica López, secretaria adjunta de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina de Santa Fe, comentó: "Lamentablemente el dueño del sanatorio, el doctor Esteban De Giovanni, decidió cerrar sus puertas sin darnos ningún tipo de explicación a pesar de los reiterados reclamos de cada guardia frente a la situación preocupante ya que estaban sin pacientes, pero según la empresa no iba a cerrar sus puertas".

"Ahora decidió hacerlo. Hasta la guardia de las 6 a los compañeros los dejaron entrar a trabajar y a las 10 cerraron. No dejaron ni entrar ni salir a nadie. El personal que está de guardia está adentro. Impiden al Ministerio de Trabajo que ingrese a hacer una constatación de lo que está ocurriendo para citar a las partes a que aclaren la situación. Son más de 50 trabajadores en relación de dependencia y también los profesionales médicos y de otras especialidades", dijo López.

Sobre la situación: "Los dueños decían que había un problema financiero pero que era totalmente mentira que iban a cerrar, decían que era la temporada donde había pocos pacientes. Hasta ayer había un solo paciente".

Convocatoria

Por su parte, desde el gobierno provincial convocaron a una reunión a las partes del conflicto a las 14 de este viernes en la sede del Ministerio de Trabajo. Juan Manuel Pusineri, secretario de la cartera dijo: "Apenas tomamos conocimiento de lo que ocurría ordenamos la reunión de esta tarde con los responsables de la clínica y el gremio representante de los trabajadores, en este caso Atsa".

"El cierre de la institución fue intempestivo y sorpresivo, si bien se tenía conocimiento de la situación crítica de la clínica, ya que manifestaban tener poco trabajo, no es justificativo para que procedieran de la manera en que lo hicieron", manifestó el titular de la cartera.

"El ministerio se hizo presente para dejar en claro a través de un acta la decisión de no dejar entrar a los trabajadores a realizar su tarea y ahí mismo citamos a los dueños y a los representantes de Atsa para que junto a autoridades provinciales se expongan las razones de la decisión y ver cuáles serán los pasos a seguir".

Además dejó en claro: "Lo que sucedió en la clínica, no es el accionar adecuado de una empresa, ya que sea la causa que sea que lleve a cerrar sus puertas e impedir el ingreso a los trabajadores, se debe actuar de manera adecuada: realizar una notificación previa, intervención de la autoridad pública, del sindicato representativo de los trabajadores y nada de eso se observó, por eso la urgencia con la que actuó al Ministerio de Trabajo. En cualquier instancia las medidas que afectan a personas o trabajadores deben de tratarse de otra manera, avisarse y explicarse los motivos por lo que se toman ciertas decisiones porque no es solo una cuestión legal, sino humanitaria".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario