Agroquímicos: polémica por sus “probables efectos cancerígenos”

La OMS aseguró que el glifosato, entre otros, podría originar cáncer del sistema inmunológico. Se reaviva el debateLa Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), declaró el 20 de marzo a cinco pesticidas como cancerígenos “posibles” o “probables”. 
2 de mayo 2015 · 21:26hs

En un comunicado –disponible en www.iarc.fr–, este organismo explicó que se publicó un sumario con las evaluaciones finales en la revista The Lancet Oncology, en el que se detallan los hallazgos de los investigadores de la agencia: el herbicida glifosato (sustancia activa del Roundup, uno de los más vendidos) y los insecticidas diazinón y malatión, han sido clasificados como “probablemente cancerígenos para los humanos”, según difundió la agencia EFE. 

Sobre el glifosato, indicaron que hay “evidencia limitada” de que puede producir linfoma no-Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta al tejido linfático (ganglios linfáticos, bazo y otros órganos del sistema inmunitario).

La municipalidad comenzará con la asistencia a gente en situación de calle.

Personas en situación de calle: en la ciudad afirman que hay predominancia de hombres y adultos mayores

Los trabajadores de Acindar lanzaron un paro por tiempo indeterminado

Acindar: la UOM lanzó un paro por tiempo indeterminado en la planta de Villa Constitución

Por otra parte, los insecticidas tetraclorvinfos y paratión fueron calificados como “posiblemente cancerígenos para el ser humano” por esta agencia francesa e ingresaron en el llamado Grupo 2B establecido por la IARC al hallarse “evidencias convincentes” de que esos agentes causaron cáncer a animales de laboratorio. 

El tetraclorvinfos está prohibido en la Unión Europea, aunque en EE.UU. continúa usándose incluso en mascotas, y el uso de paratión está muy restringido desde 1980.

El insecticida malatión, por su parte, ingresó en el Grupo 2A por las “evidencias limitadas” de que produciría linfoma no-Hodgkin y cáncer de próstata en humanos, según recogen estudios realizados en agricultores de Estados Unidos, Canadá y Suecia publicados desde 2001. Este agente se usa en la agricultura y se produce en grandes cantidades en todo el mundo, aunque la exposición de la población es baja y sucede principalmente en residencias cercanas a áreas en las que se ha utilizado. 

El diazinón es “probablemente cancerígeno” al haber “evidencia limitada” de su relación con la aparición de linfoma no-Hodgkin y cáncer de pulmón en quienes se han visto expuestos a él, según estudios realizados en EE.UU. y Canadá. Existe una “fuerte evidencia” de que el diazinón indujo daños sobre el ADN o sobre los cromosomas. Se ha utilizado normalmente en agricultura y para el control de insectos caseros y de jardín, aunque su volumen de producción es relativamente bajo, especialmente después de las restricciones que entraron en vigor en 2006 en EE.UU. y la UE.

Sobre el herbicida glifosato hay “evidencia limitada” de que puede producir linfoma no-Hodgkin en seres humanos, y hay pruebas “convincentes” de que puede causar cáncer en animales de laboratorio. Este último tiene el mayor volumen de producción global de todos los herbicidas, y se utiliza sobre todo en la agricultura.

En la salud y en el ambiente

Consultada la técnica en Saneamiento Ambiental y tesista de la misma carrera en la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Mariana Maglianese, sobre la declaración de la OMS, consideró que se trata de una expresión “liviana” y no suficientemente determinante frente a lo que señala con preocupación. Para la profesional –que también trabaja en el Ministerio de Salud–, “el efecto en la salud humana y animal sería progresivo y permanente”.

“Hay investigaciones argentinas serias como las de Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la UNL –específicamente en esta, de la Cátedra de Ecotoxicología de la Licenciatura en Saneamiento Ambiental–, que así lo señalan”, aseguró la profesional que justamente realiza su tesis de grado sobre el vínculo entre agroquímicos y medio ambiente.

“Luego –agregó Maglianese– hay muchas manifestaciones de comunidades en el país expuestas crónicamente al uso de estos químicos, que no pueden desatenderse. La más reciente es la del municipio entrerriano de San Salvador. Allí convocaron a especialistas de las universidades de Rosario y de La Plata para realizar un estudio epidemiológico-ambiental, dada la preocupación porque los casos de cáncer duplicarían la media nacional”. 

—¿Cómo pueden estos químicos afectar a las personas?

—A grandes rasgos, la fumigación con avión, la aspersión con maquinaria agrícola y la derivada de los vientos exponen a la población de esos lugares al contacto directo o indirecto. Los agroquímicos penetran en el suelo pudiendo contaminar napas de agua, lagunas subterráneas contaminándolas; y la persona puede tomar esa agua. Muchos de ellos son productos órgano fosforados capaces de producir efectos neurotóxicos con inhibición momentánea o permanente de la acetilcolinesterasa –una enzima que hidroliza a la acetilcolina, un neurotransmisor en muchas sinapsis, especialmente en las placas neuromotoras–, impactando en el normal movimiento del cuerpo; y en otros procesos del sistema nervioso central. O bien a nivel genético, en el propio ADN y en las células reproductivas. Es decir, que afectaría no solamente al individuo sino también a su descendencia. 

—¿Cuáles son los que más impacto provocarían?

—Las empresas venden paquetes tecnológicos que incluyen semillas transgénicas (alteradas genéticamente) como la de la soja resistente al glifosato. Es decir que este herbicida mata toda la hierba que no sea esa soja transgénica. Otra preocupación es lo que sucede con el maíz Bt o la soja Bt. Son cultivos resistentes a los insectos en cuyas semillas, básicamente, se introduce un bacilo (la denominación Bt deriva de Bacillus thuringiensis). Este bacilo es una bacteria que mata a insectos (plagas) que afectan a la planta. También hay híbridos de maíz que contienen dos características acumuladas: la resistencia a insectos y la tolerancia al glifosato. Ese bacilo llega luego al ganado o la persona que lo consume. Así, los cultivos son afectados externamente con plaguicidas e internamente en su estructura genética.

—Si el bacilo es un controlador biológico-natural, ¿por qué implicaría un riesgo?

-¡Porque es un patógeno! La verdad es que, personalmente, todavía no sé si afecta o no a la salud. No hay estudios de conclusiones contundentes. Aunque en lo personal, no tengo absolutamente ninguna intención de comer algo que contenga un bacilo cuyos efectos desconozco.

—¿Y cuál sería la alternativa?

—En países como Brasil, el 50 por ciento de sus cultivos son orgánicos, porque si no producen de ese modo Europa directamente no les compra. En Argentina eso no sucede. Esa sería una alternativa.

“El problema es el uso, no el glifosato”

Consultado por su parte el ingeniero agrónomo santafesino Carlos Collins, secretario del Colegio que nuclea a estos profesionales en la Primera Circunscripción, ofreció una opinión particular sobre la temática, aclarando que la misma no representa la postura de esa institución.

“Personalmente considero –dijo Collins–, que lo que primero que tenemos que definir es si somos un país agrícola, productor de alimentos a nivel mundial, o no. Eso nos permitirá poner las cosas en claro y ser sinceros: «No somos un país industrializado». Entonces el uso de agroquímicos es necesario. De lo contrario, no podríamos hacer una producción extensiva y comercializable”.

Y enfatizó: “Yo no estoy de acuerdo con establecer prohibiciones: cada agroquímico tiene sus características. Se trata de regularlo o reglamentarlo. Si no usáramos glifosato, como productores o como profesionales de la ingeniería, tendríamos que recurrir a un montón de otros productos que lo reemplacen, como se hacía en los 70 o en los 80. Y eso sería un problema”.

—¿Por qué?

—Porque el suelo recibiría todavía más productos de diferentes toxicidades para una maleza determinada, otro para otra, sin poder simplificarlo con el uso del glifosato de toxicidad baja.

“Faltó supervisión profesional”

Posteriormente, el secretario del Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Primera Circunscripción, dijo que en la última década “se hizo un mal uso de la soja RR y del maíz RR (resistentes al glifosato). El productor rural simplificó y mal usó el glifosato”.

Y concluyó Carlos Collins: “Hubo libertad de utilización sin supervisión profesional. Aparecieron entonces malezas resistentes, por lo cual debimos volver a usar químicos para combatirlas como graminicidas. Y eso complicó las cosas”.

Mariano Ruiz Clausen / [email protected]

Lo último

Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

Varias bajas y regresos cruciales entre los convocados de Colón para visitar a Patronato

Varias bajas y regresos cruciales entre los convocados de Colón para visitar a Patronato

Se disputó la fecha 22 de un ascenso de Liga Santafesina que está al rojo vivo

Se disputó la fecha 22 de un ascenso de Liga Santafesina que está al rojo vivo

Último Momento
Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

Varias bajas y regresos cruciales entre los convocados de Colón para visitar a Patronato

Varias bajas y regresos cruciales entre los convocados de Colón para visitar a Patronato

Se disputó la fecha 22 de un ascenso de Liga Santafesina que está al rojo vivo

Se disputó la fecha 22 de un ascenso de Liga Santafesina que está al rojo vivo

Todo lo que dejó la fecha 19 del torneo Lito Brignone de Liga Santafesina

Todo lo que dejó la fecha 19 del torneo Lito Brignone de Liga Santafesina

Informe a nivel nacional: ocho de cada diez jóvenes quieren estudiar una carrera, pero solo la mitad lo hace

Informe a nivel nacional: ocho de cada diez jóvenes quieren estudiar una carrera, pero solo la mitad lo hace

Ovación
Argentina va por la gloria ante Colombia en la despedida de Ángel Di María

Argentina va por la gloria ante Colombia en la despedida de Ángel Di María

Las rachas que Colón buscará sepultar en un interzonal de alta tensión ante Patronato

Las rachas que Colón buscará sepultar en un interzonal de alta tensión ante Patronato

Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

Se disputó la fecha 19 de la Primera A de Liga Santafesina

CRAI y Santa Fe RC ganaron en el Regional de rugby

CRAI y Santa Fe RC ganaron en el Regional de rugby

Scaloni palpitó en Argentina la final ante Colombia: Otamendi es una opción

Scaloni palpitó en Argentina la final ante Colombia: "Otamendi es una opción"

Policiales
San José del Rincón: apresaron a un hombre como presunto autor de atacar a balazos a un vecino

San José del Rincón: apresaron a un hombre como presunto autor de atacar a balazos a un vecino

Barrio Los Troncos: emboscaron a un menor para robar su moto, trató de escapar y lo balearon en una pierna

Barrio Los Troncos: emboscaron a un menor para robar su moto, trató de escapar y lo balearon en una pierna

Cayó Mauricio Laferrara, jefe de sicarios rosarino que se había fugado de la cárcel de Devoto

Cayó Mauricio Laferrara, jefe de sicarios rosarino que se había fugado de la cárcel de Devoto

Escenario
El Invernal 2024: llega el festival que revolucionó el invierno en Santa Fe

El Invernal 2024: llega el festival que revolucionó el invierno en Santa Fe

Trueno, YSY A y La Vela Puerca encabezan el lineup del Harlem Festival 2024 en Santa Fe

Trueno, YSY A y La Vela Puerca encabezan el lineup del Harlem Festival 2024 en Santa Fe

Santiago Motorizado, líder de El Mató llega a Santa Fe con todos sus éxitos

Santiago Motorizado, líder de "El Mató" llega a Santa Fe con todos sus éxitos

ONEY1 llega a Tribus presentando Barras por deporte, su último disco

ONEY1 llega a Tribus presentando "Barras por deporte", su último disco

Dante Spinetta vuelve a Santa Fe en una noche imperdible

Dante Spinetta vuelve a Santa Fe en una noche imperdible