Santa Fe

Analizan no comprar harina para protestar por el precio

Panaderos santafesinos evalúan imitar a sus pares de Rosario, quienes tomarán esa medida entre mañana y el jueves. Aseguran que esa materia prima triplicó su precio en los últimos dos meses.

Sábado 22 de Junio de 2013

Los panaderos de la ciudad de Rosario sorprendieron a todos anunciando una medida de fuerza que consistirá en no comprar harina entre mañana y el jueves próximo como protesta al incremento del precio que tuvo ese producto en los últimos meses.

Por su parte, el Centro de Industriales Panaderos de Santa Fe (Cipasfe), que nuclea a alrededor de 100 panaderías de la ciudad, está evaluando qué pasos van a seguir ante una situación que calificaron de muy preocupante.

El vicepresidente de Cipasfe, Rubén Sabena, le dijo a Diario UNO que el lunes se va a “convocar a una reunión con los asociados” y que se “establecerá un contacto con los muchachos de Rosario para conocer cuál es la idea de ellos. Pero estamos todos en estado de alerta. Tal es así que hoy (por ayer) estoy en Buenos Aires haciendo algunas gestiones por este tema. Hoy la bolsa de harina vale 250 pesos. Se triplicó su precio en los últimos dos meses”, aseguró.

—¿A partir de ese incremento, ustedes redujeron la compra de harina?

—Nosotros, ahora, estamos pagando 45.000 pesos una factura que antes era de 15.000 pesos y tenemos la misma cantidad de mercadería. Además hay que tener en cuenta otra cosa, que es que nosotros somos los que damos la cara con el público. Hay que preguntarles a los molinos cuál es su posición, por qué venden la harina al precio que la están vendiendo. Nosotros somos clientes fijos, nos pasan los precios y si querés comprar, bien, y si no, no tenés la mercadería.

—¿Pero redujeron la compra de harina?

—No, nosotros seguimos abasteciéndonos. Pero estamos poniendo la cabeza y pagando lo que ellos nos dicen.

—¿Cómo se traduce ese incremento del costo de la harina en el precio del pan al público?

—El pan, en dos meses, pasó de 13 pesos a 16 o 17 pesos, según la panadería. En Buenos Aires he visto carteles de 22 pesos el kilo. En Santa Fe el indicador te lo dan los supermercados. Los súper que tenían un pan barato, hoy, tienen el kilo a 18 pesos. La incidencia de la harina en el precio final es muy importante.

El dirigente graficó lo que se vive a diario en cada panadería. “Hoy viene un viajante con un maletín y te dice: «Hoy la bolsa de harina está 255 pesos final. Si querés la llevás, sino no». Uno tiene que producir, tiene personal a cargo, tenés una empresa en funcionamiento, te debés al público. No te queda otra que comprarla”.

En la reunión de los panaderos santafesinos que se realizaría en los primeros días de esta semana se evaluaría cuáles son los pasos a seguir. “Yo no puedo dejar de elaborar pan porque está cara la harina. La pago cara y sigo vendiendo. No haré algunos productos, pero todos los que son necesarios los tenemos que seguir haciendo”, aseguró Sabena.

Harina para pocos

Al momento de buscar explicaciones al incremento del precio de la principal materia prima de los panaderos se pueden encontrar distintos argumentos. Por un lado, se apunta a la magra cosecha de trigo y a la escasez de ese insumo básico para producir la harina.

Sin embargo, desde otros sectores ponen el ojo en la gran concentración que padece el sector. A propósito del control de precios en los supermercados impulsado por el Gobierno Nacional, a principios de mes el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas que coordina el diputado por la ciudad de Buenos Aires de Unión Popular, Claudio Lozano, elaboró un informe que indica que en el rubro alimentos el 86% de la facturación está concentrada en el 6% de las empresas.

Justamente el trabajo tomó a la cadena del trigo para ejemplificar el problema de la concentración económica. Según Lozano y el economista Tomás Raffo, el precio de la harina, es fijado por la multinacional Cargill, que se lleva el 76,6% de la facturación del sector, en base a datos de 2011. Si a esa firma se suman Molinos Cañuelas y Bagley Argentina, las tres firmas representan el 92,8% de la fabricación de alimentos en base al trigo.

Ahora, sólo hace falta agregar un dato más: el precio internacional del trigo, que esta semana llegó a niveles récords. El cereal terminó el miércoles pasado –último día de cotización local por los feriados– por encima de los 500 dólares la tonelada. El alza de precios del grano llega a casi 30% en apenas un mes. La disparada del precio en el mercado interno, no es una casualidad. En ese marco, el presidente de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, dijo que no se explica “por qué el Gobierno no interviene en el mercado, principalmente sabiendo que son pocos los que tienen el trigo”.

¿Te gustó la nota?