Santa Fe

Asociación de Supermercados Unidos: "no quedará otro camino que judicializar la cuestión"

Juan Vasco Martínez, director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos, expresó que la ley de descanso dominical afectará al empleo y al ingreso de los trabajadores y que no hay posibilidad de una resolución intermedia. 

Martes 04 de Noviembre de 2014

El director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos, Juan Vasco Martínez, expresó en declaraciones a Diario Uno que "lo que está ocurriendo lo venimos advirtiendo en declaraciones periodísticas, presentaciones escritas ante los legisladoresy en audiencias con los legisladores y con el Poder Ejecutivo provincial" 

Advertencias previas

Martínez afirmó que "advertimos que esta medida, más allá de su inconstitucionalidad y toda una serie de cuestiones jurídicas que no vienen al caso, iba a afectar al empleo y al ingreso de los trabajadores. Al empleo por una simple razón: en la medida en que uno concentra todos los francos el domingo, necesita una menor dotación para cubrir el resto de la semana y para cubrir el propio fin de semana. Más allá de que también, y esto está comprobado con estudios de campo, las ventas no se distribuyen en forma automática el resto de los días de la semana. Esto se debe a las peculiaridades que tiene la compra del domingo" 

En ese sentido comentó que el descanso dominical "va a afectar el ingreso de aquellos trabajadores que voluntariamente deciden trabajar los domingos y perciben el doble de su salario. Los supermercados asociados a ASU, pagan desde el 2007, el doble por el día domingo trabajado, con el correspondiente franco compensatorio" A su vez, consideró que "la norma va a ser negativa en el orden económico y van a disminuir las ventas en el canal formal y las compras van a derivar en el canal informal, con lo cual vamos a salir perdiendo todos. Un montón de cuestiones como calidad de empleo y recaudación impositiva se van a ver afectadas por esta medida" 

El caso COTO

Sobre el futuro de los trabajadores suspendidos por la empresa COTO, Martínez aclaró que "no puedo hablar sobre el caso particular de una empresa. Pero esto va a suponer pérdida de empleo. Esto fue transmitido a todos los impulsores de la medida, intentamos razonar con ellos en diversas instancias pero no tuvimos la menor receptividad del otro lado"

Camino a la judicialización

Respecto a si existe alguna posibilidad de establecer una solución intermedia al conflicto, Martínez sentenció que "esta cuestión no admite caminos intermedio. Consideramos que las modificaciones que se efectuaron en la cámara de senadores problematizan aún más la situación. Como institución, hemos agotado todas las instancias de diálogo con nula receptividad por la otra parte. Así que evidentemente, estimo que los remedios legales y las acciones judiciales no se deben descartar. En la medida que no ha podido resolverse desde el punto de vista político y del diálogo no quedará otro camino que judicializar la cuestión"

¿Te gustó la nota?