Santa Fe

Buscan prohibir los criaderos y venta de animales

Protectoras y abogadas de Santa Fe piden a la municipalidad que se prohíba la venta comercial de animales domésticos y los criaderos de perros y gatos

Viernes 26 de Marzo de 2021

Organizaciones proteccionistas locales junto al Instituto de Derecho Animal de Santa Fe presentaron un proyecto que prohíbe la venta de animales domésticos y los criaderos de perros y gatos. Lo hicieron en los concejos municipales de Santo Tome y Santa Fe en octubre pasado, aunque en la capital provincial todavía no lo trataron.

El proyecto presentado por Natalia Pallavicini, abogada animalista y Presidenta del Instituto de Derecho Animal del Colegio de Abogados de Santa Fe, junto a la Protectora de Animales Santa Fe y FUNDANH, propone:

  • La prohibición de instalación y funcionamiento de criaderos de perros y gatos
  • La prohibición de comercialización y/o exhibición de animales domésticos y/o silvestres.
  • La prohibición de ofrecer animales domésticos y/o silvestres como premios, regalos u obsequios

Además describe qué se considera un criadero: “espacios o sitios, ya sea en instalaciones dedicadas exclusivamente a tal fin o a aquellos ubicados en domicilios particulares, con la presencia o no de caniles, jaulas o recintos, que se dediquen a la cría, reproducción y venta de cachorros de perros y/o gatos, de una raza determinada o varias, con la finalidad de obtener un beneficio económico, ya sea que esta venta se realice de forma masiva, a gran escala y de forma habitual, o bien que se produzca a menor escala, de forma ocasional o esporádica”.

Los derechos de los animales

En diálogo con UNO Natalia Pallavicini, abogada ambientalista, contó que en Santa Fe 7 u 8 criaderos y que en Santo Tome quizás unos 3. “No están ni permitidos ni regulados; hay como un vacío legal, entonces es una actividad que la pueden ejercer”.

“Hoy en día si los animales no están en mal estado sanitario en el criadero no podes hacer nada porque no está prohibido; está más restringido el ámbito de acción e igual hay una situación de explotación de animales”, dijo la experta y aclaró: "No se van a acabar los perros de raza, lo que se va a acabar es la explotación y la comercialización. Si un vecino quiere hacer reproducir a su perra de raza con el del vecino lo puede hacer; nosotros buscamos acabar con la venta."

Pallavicini dio los fundamentos detrás de este proyecto: “lamentablemente estamos atravesados por concepciones de tipo antropocéntrica y tenemos una mirada en relación a los animales como utilidad o como objetos que podemos destinar a lo que nos parece.”

“En el fondo lo que está en cuestionamiento no es el maltrato animal, es el uso de los animales. Si nosotros decimos por un lado que los animales son sujetos, que son seres sensibles, que experimentan emociones y sensaciones, yo no puedo por el otro lado colocarlos en una relación comercial: o son sujetos o son cosas”.

En este sentido la prohibición de comercialización abarcaría los pet shops, casas de mascotas y veterinarias que exponen y venden animales domésticos y silvestres. “Ya no hay duda que los animales son seres sensibles y sintientes. ¿Por qué seguimos habilitando situaciones de objetivación, explotación o comercialización?", opinó.

Pallavicini es abogada ambientalista y creó el Instituto de Derecho Animal en 2016, que se dedica a asesorar y capacitar distintos actores institucionales. “Para terminar con este sistema de explotación el primer paso es dotar al estado de una herramienta legal. Estoy totalmente convencida que es en beneficio y reconocimiento de los derechos de los animales. El otro paso es del ejecutivo que la tiene que implementar”.

venta animales hamster.jpg
Con esta nueva ordenanza se prohibiría la venta de perros, gatos, y animales domesticados y silvestres.

Con esta nueva ordenanza se prohibiría la venta de perros, gatos, y animales domesticados y silvestres.

La petición en redes

“Los animales no deben ser objetos que se producen y comercializan para satisfacer intereses humanos, ya sea por lucro, gusto o placer.” Esta es la premisa por la cual crearon una petición en redes para prohibir los criaderos de perros y gatos en la ciudad, y mostrar el apoyo ciudadano a la iniciativa.

En la petición se dirigen directamente al Consejo Municipal de Santa Fe: “Concejalas y Concejales: NO QUEREMOS regular criaderos ni tampoco normar mejores condiciones “de bienestar” para que los animales no humanos sigan siendo usados / manipulados / comercializados de manera “más humanitaria”….QUEREMOS PROHIBICIÓN…para contar con una herramienta legal que nos permita detener esta nefasta maquinaria de producción y comercialización de los no humanos para ser intercambiables como meros objetos de uso.”

La abogada subrayó que el trabajo legislativo es un poco lento “sobre todo cuando no son iniciativas de los concejales, por ahí les cuesta más” y agregó: “debería ser al revés porque surge del interés y preocupación de un sector”.

“En Santo Tomé sí pudimos avanzar bastante porque ya hablamos con varios concejales, incluso ya lo planteó la presidenta del Concejo Municipal Gabriela Solano que nos recibió hace un mes y medio”, precisó Pallavicini. “Ha tenido hasta ahora una recepción positiva por parte de los concejales pero la verdad que en Santa Fe no se bien el posicionamiento de algunos concejales”.

“Si hay voluntad política los proyectos salen en un mes. Hay ciertas problemáticas de los animales, sobre todo de las prohibiciones, que a los legisladores les cuesta avanzar. Hay que tener mucho coraje político porque tocás intereses”, opinó.

Sobre la junta de firmas la abogada dijo que “es una forma de mostrarle a los legisladores que ese proyecto va acompañado no solamente de los que estamos firmando sino también del conjunto de la ciudadanía”.

“Cada vez más se ha acrecentado la conciencia sobre los animales. No es solamente la gente del proteccionismo: es el ciudadano común que tiene un sentimiento de piedad o compasión y rechaza ese tipo de situación”.

“En la medida en que nosotros acrecentemos la conciencia acerca de los animales nosotros después como humanos nos vamos a replantear las prácticas que tenemos naturalizadas y no las vamos a hacer más”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario