Santa Fe

¿Cómo son los nuevos pabellones para los presos de alto riesgo?

No más de cinco internos por cada pabellón. Poseen cámaras de seguridad, inhibidores de señal, detector de metales y custodia fija de dos agentes. Cambios en el régimen de visitas. 

Miércoles 24 de Octubre de 2018

La Dirección General de Servicio Penitenciario creó la figura de “internos con alto perfil” y diseñó un mecanismo de control y de custodia en particular para los mismos, diferente al del resto.

Por el momento son 25 los presos que conforman este grupo selecto.  Estarán albergados en cinco nuevos pabellones, dos en Coronda (15 y 16) y tres en Piñero (25, 26 y 27). En este sentido, aclararon que podrían no ser los únicos ya que no se descarta construir nuevos espacios con estas características.

No podrán convivir más de cinco internos en cada pabellón. Fueron especialmente diseñados con un único objetivo: extremar las medidas de seguridad.

Cuentan con inhibidor de señal telefónica y tienen al menos seis cámaras de seguridad. Las mismas, son moniteradas desde la unidad penitenciaria donde se encuentran alojados pero también desde la Dirección General del Servicio Penitenciario.

Cada espacio tendrá en su acceso una custodia fija de dos agentes pertenecientes a la Guardia Operativa de la Restitución del Orden (Goro) y que no podrán llevar telefonía celular. En la entrada, habrá un arco detector de metales y una paleta detector de metales.

Las vivistas tendrán un régimen diferenciado. Se realizará fuera del pabellón y en sectores comunes. Los visitantes deberán ser familiares directos de los internos (padres, madres, hijos y pareja) y no podrán ingresar más de un kilo y medio de mercadería.

Fuera de ese grado de parentesco se deberá solicitar una autorización y, en caso de otorgarse, el encuentro se realizará mediante blindex y no podrá superar las dos horas.

Quienes serán los internos de "alto perfil"

Juan Manuel Martínez Saliba prefirió no dar los nombres de los internos que serían considerados de “alto perfil”, aunque admitió que “son casos conocidos”.

El subsecretario de Asuntos Penitenciarios de Santa Fe argumentó: “No es lo mismo la custodia de un interno que formó parte de una presunta banda narcocriminal, integrante de asociación ilícita o partícipe de amenazas y amedrentamiento; que algún otro interno que esté condenado por un hurto o por un robo. Entendemos que es sumamente necesario para la seguridad de la provincia de Santa Fe y es por esto que se dictaron dichas normas”.

Las resoluciones, que están vigentes desde el lunes, no fueron bien recibidas por la población carcelaria.

“Ya tenemos cinco hábeas corpus presentados. Ayer, un juez rechazó in limine un hábeas corpus presentado por la defensa de dos internos porque se entiende que no estamos agravando las condiciones de detención. Son criterios objetivos claros, esenciales”, comentó Martínez Saliba.

¿Te gustó la nota?