Santa Fe

Corral dijo que el desagüe Espora tiene un 60% de avance

Así lo manifestó el intendente al supervisar el avance de la obra. En algunas semanas comenzará a funcionar el tramo que va desde Blas Parera hasta su desembocadura en Camino Viejo a Esperanza

Lunes 19 de Agosto de 2019

En Camino Viejo a Esperanza y Estanislao Zeballos, en la zona oeste de la ciudad avanzan las obras del desagüe Espora, el conducto que permitirá evacuar los excedentes pluviales de la Cuenca Flores, un sector donde viven más de 70.000 vecinos. “Es el desagüe más grande de la ciudad que está en marcha. Estamos justamente en la desembocadura, sobre el canal principal, que llevará el agua hasta el reservorio que está detrás del hipódromo, en la Casabomba Nº 5”, destacó el intendente José Corral luego de supervisar el avance de los trabajos.

Actualmente, la obra de este conducto troncal presenta un avance general superior al 60%. Particularmente, en la zona de la desembocadura del desagüe en Camino Viejo a Esperanza, ya se construyó la cámara de empalme, y actualmente se realiza el replanteo para completar la alcantarilla del canal existente y luego conectar con el conducto ya ejecutado. Se trata de un tramo de unos 1.300 metros que llega hasta Blas Parera y que ya está concretado.

Importancia

“Estamos en el extremo oeste y sin embargo el desagüe arranca en 1º de Mayo, prácticamente en la mitad geográfica de la ciudad. Eso habla de la importancia que tiene este desagüe, una obra que se financia con fondos nacionales y que aliviará una gran área”, destacó el intendente José Corral. Desde su desembocadura, el desagüe recorre algo más de cuatro kilómetros, atravesando Blas Parera, Peñaloza y Facundo Zuviría, hasta llegar a su nacimiento en barrio Transporte.

En este punto, valoró que la obra beneficiará “especialmente el sector de Facundo Zuviría, donde recurrentemente cuando había lluvias intensas se juntaba gran cantidad de agua, en todas esas cuadras de Espora y Risso, por mencionar algunas”. “Va a permitir dejar atrás esa ciudad que cada vez que había lluvias se inundaba, con los problemas para los vecinos y con las pérdidas para las familias a las que les entraba agua en las casas”, resaltó.

El desagüe Espora atraviesa en su recorrido la denominada Cuenca Las Flores, un área de 650 hectáreas, con una población estimada en algo más de 70.000 habitantes. Se trata del sector que limita al Sur con calle E. Zeballos, al Norte con calle French, al Este con las calles San Martín y 9 de Julio, y al Oeste con Camino Viejo a Esperanza. Este vasto sector cuenta hoy con los desagües Larrea, Ayacucho y Guanella en funcionamiento, situación que aún resulta insuficiente.

“Legado”

En el marco de la relevancia de esta obra en particular, José Corral expresó: “Es el legado que dejamos: una ciudad más preparada. En estos años hemos hecho 45 kilómetros de desagües como este que estamos viendo, con esta importancia”.

“Son obras que quedan enterradas y no se ven, pero los vecinos advierten la diferencia entre cuando el agua corre y cuando en el pasado nos inundábamos y sufríamos durante días y a veces semanas, las consecuencias de no haber previsto las obras necesarias”, afirmó el intendente.

En ese sentido, resaltó que se trata de “obras en el marco de un Plan Director de Desagües, que tenemos completado en más de un 70%; o sea que la ciudad ya está muy próxima a concluir las obras troncales. Después queda el pavimento, el cordón cuneta, que se puede ir realizando, pero siempre que esté el desagüe hecho”.

José Corral resaltó además la colaboración de los propios beneficiarios, “porque las obras, y esta de un desagüe tan importante, trajo en diferentes tramos inconvenientes. Pero los vecinos han tenido paciencia para poder superarlos, y ya estamos en el tramo final de la obra. De hecho, esta parte que es la desembocadura, permitirá que funcione un gran sector del desagüe hasta Blas Parera. De esta manera, toda la zona oeste de este sector del norte de la ciudad, comenzará a trabajar, cuando en algunas semanas, esté terminada”, concluyó.

Espora

En toda su extensión el desagüe Espora va modificando su capacidad de evacuación, modificando el ancho del conducto, pero manteniendo una altura constante de 1,20 m. Desde su desembocadura en Camino Viejo a Esperanza y calle Estanislao Zeballos, avanza por esta calle hasta Servando Bayo donde bifurca por Boneo, para cruzar luego Avenida Blas Parera y continuar por Espora hasta Lamadrid, y por esta llegar Vieytes. En todo este sector contará con un triple vano de 2,60 metros ancho.

En un segundo tramo, a partir de Vieytes cruzará Avenida Peñaloza hasta llegar a calle Santiago de Chile, con un triple vano, pero con una sección de 2,30 metros. Desde ese punto continúa por Santiago de Chile, ahora con un doble vano de 2,30 metros de ancho, avanzará hacia el Norte hasta Risso y por esta hasta San José. Desde allí, vuelve a reducir su sección a 2 metros, hasta llegar a la intersección con Facundo Zuviría; para finalmente desde la avenida hasta calle 1º de Mayo contar con un solo conducto de 1 x 1,20 metros.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario