Santa Fe

Día de la Madre: 3 de cada 4 comercios santafesinos vendió menos que en 2017

Según el relevamiento del Centro Comercial de Santa Fe. "Es casi lo que estábamos esperando, con resignación", afirmaron desde la entidad.

Lunes 22 de Octubre de 2018

De acuerdo a lo que informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa este domingo, las ventas minoristas por el Día la Madre cayeron un 13,3% respecto al año pasado, y aunque creció el gasto promedio y fue de 800 pesos (19,4 % superior al año pasado), no alcanzó a la inflación interanual que se ubica en 40% en septiembre.

Consultado por UNO Santa Fe sobre lo sucedido con las ventas en la ciudad de Santa Fe, Daniel Bustamante, presidente del Centro Comercial, se mostró preocupado por la prolongación de la caída del consumo, pero no sorprendido: "Es casi lo que estábamos esperando, con resignación", dijo.

"De casi 20 rubros todos bajaron. No hay ninguno que haya subido y la preocupación por supuesto, sigue siendo esa. Qué hay muy escaso nivel adquisitivo, la caída de salarios, no hay dinero en la calle. Faltan tasas de financiación, hoy aumentaron las tarjetas también y es todo el mismo combo", relató con cierta resignación debido a la situación el dirigente mercantil.

Es que según la encuesta realizada por el Centro Comercial por el Día de la Madre, en Santa Fe, el 76,7% de los comerciantes manifestó haber vendido menos en cantidad de unidades que el año pasado. En tanto, un 10,2% vendió igual que en 2017 y tan solo 13,1% de los comercios incrementó sus ventas con respecto a igual fecha hace 12 meses.

Al respecto, Jorge Baremberg, dirigente del Centro Comercial y de la Asociación de Amigos de Calle San Martín, compartió la preocupación expresada por Bustamante y resaltó que la baja alcanzó a todos los rubros, incluso el gastronómico que es indicador del movimiento y las ventas en la Peatonal.

“Fue un día agradable la mañana del sábado y no había mesas ocupadas ni afuera, ni adentro de los bares. Ese es el termómetro. Había gente caminando, el sábado por la tarde también, pero con las manos vacías”, graficó y agregó que la mayor inquietud es que lejos de observar el final del proceso recesivo la sensación es que la situación tiende a agravarse.

A ese combo, Baremberg le sumó el particular momento que viven los comerciantes de calle Mendoza por las obras que se están realizando en esa arteria entre San Jerónimo y 25 de Mayo. Puntualmente, habló de “falta de oportunidad y de sentido común” por parte de las autoridades en la planificación de una obra que, según dijo, debería haberse realizado en los meses de menor actividad en el año que son enero y febrero.

“Nos dejaron sin veredas. Hay que vivir la transición, pero también hay que tener sentido de la oportunidad, y no cuando el comercio está esperando los meses de eventos, el día del niño, del padre y de la madre. Días en los que los comerciantes tratan, más allá de la situación, lograr algo más de ventas”, expresó.

¿Te gustó la nota?