Historias

El alma de un bombero desaparecido el 11-S protege una autobomba santafesina

En este caso, la historia recae en el cuartel de Bomberos Voluntarios de San Lorenzo, desde donde sostienen que al autobomba Mack CF 600 Americano, modelo 1986, lo protege un ángel guardián.

Domingo 05 de Enero de 2020

La historia recae en el cuartel de Bomberos Voluntarios de San Lorenzo, desde donde sostienen que al autobomba Mack CF 600 Americano, modelo 1986, lo protege un ángel guardián. Se trata de un bombero desaparecido en el atentado terrorista a las Torres Gemelas, cuando el camión hidrante -actualmente en poder de los socorristas sanlorencinos- intervino en las tareas de rescate de las víctimas del 11-S.

Así lo indicó Juan José Juárez, integrante y vocero de los Bomberos Voluntarios de San Lorenzo, en diálogo con Pablo Soria, en Radio Black y relatada en el medio rosarino El Ciudadano. “Entendemos que el alma y el espíritu de un bombero desaparecido nos acompaña para cuidar el camión y para que siga andando. Creemos que también lo hace por nosotros. No existen, pero que los hay, los hay”, deslizó.

Días atrás se cumplieron 15 años de la intervención del autobomba sanlorencino en la tragedia de Cromañón, cuando prestaba servicios para los Bomberos de Puerto Madero. ¿Un fantasma protege el camión y merodea por el cuartel de los Bomberos Voluntarios de San Lorenzo? Los propios socorristas señalan que sí. Los sucesos místicos y paranormales se han multiplicado en el predio de calle Rosario.

“Hemos sentido ruidos raros, que no son comunes. El camión estuvo en reparación durante muchísimo tiempo. Se han activado los frenos y hace poco se puso en marcha solo”, afirmó Juárez. Una noche que no había guardia, desde la oficina de Defensa Civil avisaron que el autobomba había encendido motores. “Sabemos que es alguien que nos está cuidando porque sino ya hubiésemos tenido alguna desgracia”, supuso.

El Mack CF 600 Americano, actualmente en funciones de los Bomberos Voluntarios de San Lorenzo, acredita un fuerte pasado, de intervenciones en atentados, tragedias, estallidos sociales y explosiones fatales. Proviene de Nueva Jersey, Estados Unidos. Fue utilizado por el cuerpo de bomberos de Huntington Minor, Nueva York, el 11 de septiembre de 2001, cuando se produjo el ataque a las Torres Gemelas.

“Sancho”, como lo bautizaron los bomberos sanlorencinos, tuvo participación en los atentados al World Trade Center de Nueva York, en donde una autobomba similar desapareció debajo de los escombros de las Torres Gemelas. “Tenemos entendido que uno de los bomberos desaparecidos era el chófer de este camión”, indicó Juárez. “Creemos que ese bombero está cuidándonos en nuestro cuartel. No sólo al autobomba sino también al cuerpo de bomberos”, completó.

El camión hidrante llegó en diciembre de 2001 a nuestro país y se utilizó en los desbordes sociales del 19 y 20 que derivaron en la caída del presidente Fernando de la Rúa; brindando servicio para el cuerpo de voluntarios de San Telmo. Quince años atrás, en diciembre de 2004, fue el segundo carro de bomberos que llegó a la disco Cromañón, tragedia que dejó 194 muertos y más de 1400 heridos. También fue uno de los primeros móviles en llegar a la explosión de Salta 2141, en Rosario, ya en manos de los voluntarios de San Lorenzo.

“Cuando llegó el móvil al cuartel nos pusimos a averiguar de dónde venía”, manifestó Juárez. En 2013 fue adquirido a los Bomberos Voluntarios de Alcorta. “Sabemos que hay alguien y que no molesta. Comúnmente se sienten ruidos en noches de luna llena”, advirtió el socorrista. En el cuartel aseguran que el espíritu del bombero desaparecido bajo los escombros de las Torres Gemelas “ha tocado por la espalda a algunos bomberos”. Creer o reventar.

Info Nea

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario