Santa Fe

Emergencia hídrica del Paraná: el Concejo realizará una sesión extraordinaria

Desde las 14, se reunirán en el recinto para sancionar las medidas necesarias para optimizar la asistencia de quienes puedan resultar afectados por la crecida que tendrá el río Paraná en la zona

Domingo 30 de Junio de 2013

Desde las 14, el Concejo desarrollará una sesión extraordinaria, donde los ediles tratarán una autorización al Ejecutivo para efectuar acciones y erogaciones que pudieran corresponder en ese marco, prescindiendo de los procesos licitatorios hasta el 1 de septiembre.

Este tipo de autorización, de resultar necesario, permitiría actuar con prontitud y realizar las tareas pertinentes con el objeto de evitar daños en las personas o bienes involucrados.

Ayer, según los datos del Centro de Informaciones Meteorológicas de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Hídricas de la UNL, la altura del río Paraná en el puerto de Santa Fe creció un centímetro respecto del sábado y alcanzó los 3,59 metros.

Desde el punto tripartito, este domingo en las escalas hidrométricas se observaron valores hasta la presa de Yaciretá con los niveles en descenso, con excepción de Andresito que se presentó en ascenso.

Están los puertos de Iguazú en estado de evacuación, junto con Libertador y Santa Ana, mientras que Libertad y el Dorado se encuentran en nivel de alerta.

Aguas abajo de la presa, los niveles presentan una tendencia general en ascenso hasta Victoria, con los puertos de Ituzaingó e Itatí con nivel de evacuación pero estacionario, Paso de la Patria y Barranqueras con nivel de evacuación y Corrientes y Goya en nivel de alerta.

Según el último informe hidrometeorológico del Instituto Nacional del Agua, hasta el miércoles 3 se espera la ocurrencia de lluvias moderadas en el norte del Litoral, este de Paraguay y sur de Brasil. En tanto, para los siguientes cinco días, se espera un patrón de precipitacionesleves en la Cuenca del Plata.

La ciudad de Santa Fe cuenta con un conjunto de procedimientos operativos específicos y preestablecidos de coordinación, alerta, movilización y respuesta ante la manifestación o la inminencia de un fenómeno peligroso particular, para el cual se tienen escenarios de efectos definidos.

Conocido un alerta por crecida del río Paraná de hasta 5,50 metros o de 4,70 metros del Salado, se pone en marcha un sistema preestablecido de avisos internos para que el personal involucrado esté atento a la situación.

En este nivel, sólo toman intervención directa determinadas áreas operativas de la Secretaría de Obras Públicas y Recursos Hídricos, la Dirección de Gestión de Riesgos, la Secretaría de Hacienda, la Secretaría de Comunicación y Secretaría General.

Se dispone el monitoreo permanente del río, del estado de las defensas y de las rutas provincial Nº 1 y nacional Nº 168, como así también el funcionamiento de las estaciones de bombeo en la costa y en el oeste y el sistema de drenaje urbano.

Además, se verifica la disponibilidad de recursos, el estado de los refugios, los listados de proveedores y contactos que resulten necesarios en caso de emergencia. Se difunden alertas, recomendaciones y datos de interés a la población afectada por el evento. En caso de que los niveles del río Paraná o el Salado superen la altura mencionada, se activa el protocolo dos.

Este último se pone en marcha cuando el nivel del río supera los 5,50 metros en el caso del Paraná o 4,70 metros del Salado. Si la tendencia del río Paraná indica que va a superar los seis metros, se evalúa la evacuación de Colastiné Sur.

En este escenario, se prevé larelocalización preventiva en zonas fuera de terraplenes y defensas, habilitándose los refugios necesarios.

Se pone en funcionamiento el Centro de Operaciones del municipio, que dispone para su funcionamiento de una mesa de decisiones con las máximas autoridades de las secretarías involucradas; área operativa; y área de comunicaciones.

¿Te gustó la nota?