Santa Fe

En la ciudad faltan más de la mitad de productos congelados

 En Santa Fe hay dos supermercados adheridos al congelamiento de 500 precios. Inspectores de la provincia constataron que en uno había 276 artículos que no estaban en góndola y, en el otro, 99.

Martes 11 de Junio de 2013

 En la ciudad de Santa Fe sólo hay dos cadenas de supermercados que están adheridas al congelamiento de precios de 500 productos. El convenio que las firmas rubricaron con el Gobierno Nacional, a través de la Secretaría de Comercio Interior, es una segunda parte, más reducida, del primer freno a los precios que se había iniciado en febrero de este año.

Esta segunda etapa se inició el 1 de junio y, al tratarse de un universo mucho más preciso (cada cadena publicó la lista de productos y su precio), es mucho más fácil de controlar.

Ayer se dio a conocer que en la ciudad de Santa Fe faltan productos congelados, y no pocos. Según le dijo a Diario UNO el ministro de la Producción de la provincia, Carlos Fascendini, los inspectores detectaron que “hubo una cantidad de productos del listado que no fueron ubicados”.

“En uno de los casos hablamos de 276 productos faltantes. Mientras que en la otra cadena hubo 99 productos faltantes de los que ellos mismos incorporaron al listado”, precisó el funcionario.

“Eso sucede en los locales de la ciudad de Santa Fe de las cadenas adheridas al congelamiento de precios. Mañana (por hoy) se va a hacer el relevamiento de las cuatro cadenas que hay en Rosario para tener el informe completo de las cadenas que están en la provincia. Posteriormente se va a remitir esa información a la Secretaría de Comercio Interior de la Nación para que ellos tengan el dato relevado”, señaló.

—¿Ustedes consultaron en esos locales por qué faltaban esos productos en las góndolas?

—No. Nosotros nos limitamos a relevar y a elevar esa información a la Secretaría de Comercio Interior de la Nación, porque nosotros no tenemos poder de actuación para aplicar sanciones, en tanto y en cuanto, las empresas no hayan hecho ofertas públicas de esos productos. Cuando eso sí sucede les cabe la aplicación de la ley de defensa del consumidor, la Nº 24.240, de la que nosotros somos autoridad de aplicación.

Luego, Fascendini explicó: “Cuando conversamos con la Secretaría de Comercio de la Nación ellos nos informaron que las cadenas iban a hacer esas ofertas públicas para que las provincias, en general, puedan tener poder de policía y de actuación. Como eso no sucedió todavía, lo que hacemos es elevar a la Secretaría un informe y que ellos vean qué tipo de actuaciones o de procedimientos van a hacer con esas cadenas”.

—¿Es la primera vez que corroboran que hay faltante de productos durante un congelamiento de precios?

—Nosotros veníamos desde el acuerdo anterior haciendo un relevamiento que elevábamos cada 15 días a la Secretaría de Comercio Interior de la Nación. Ya lo veníamos haciendo en los supermercados que habían adherido voluntariamente a las distintas disposiciones que manifestaban desde la Nación. Nosotros estábamos siempre colaborando para relevar la información.

—¿Pero en esas ocasiones detectaron faltantes?

—En las oportunidades anteriores lo que se detectó fue alguna variación de precios. Pero en general las cadenas habían cumplido con lo que se habían comprometido. Hubo algunas excepciones de productos que habían variado de precio.

—¿Cómo actúa Nación ante un incumplimiento y con qué velocidad se puede proceder para que las cadenas repongan los productos faltantes?

—No sé qué hará la Nación con la información que nosotros les estamos elevando. Supongo que hará un contacto con las casas centrales de las cadenas, que obviamente están en Buenos Aires, para intimar, en primer lugar, para que los productos estén; y, después de eso, aplicar algún tipo de sanción. Pero mientras no se publiquen ni se hagan ofertas en los medios de los productos, nosotros no podemos aplicarles la ley de defensa del consumidor.

Finalmente, y al ser consultado sobre cuándo volverán a controlar a las cadenas instaladas en la ciudad, el funcionario provincial dijo que “la idea es mantener una periodicidad de control cada unos 15 días”.

¿Te gustó la nota?