Medicamentos

En pandemia, el precio de las drogas anestésicas de terapia intensiva "aumentó un 1.000%"

Se trata de hipnóticos como Lorazepam y Midazolam utilizados en terapia intensiva. Desde las Clínicas y Sanatorios de Santa Fe llamaron a regular los precios "abusivos" de los medicamentos.

Jueves 04 de Noviembre de 2021

La intención del gobierno nacional de regular los precios de los medicamentos trajo a la agenda un relevamiento de los costos actuales que el mercado impone a los insumos médicos en el aparato sanitario. La polémica se desata al momento de que la intervención estatal en este sector podría ocasionar un desabastecimiento, producto de que los laboratorios decida no vender al precio impuesto, poniendo en jaque a hospitales, sanatorios y sobre todo a los pacientes.

En Santa Fe la situación no escapa a esta realidad. Según datos del Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec), en un año los precios de la atención médica y los gastos de la salud se incrementaron un 54,5%. Profundizando en esta categoría se puede vislumbrar puntualmente que los productos medicinales y accesorios terapéuticos aumentaron un 63,1% respecto a septiembre de 2020.

UNO dialogó con Carlos Abraham, presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Asistencia Médica de Santa Fe (Sanycli), quien aseguró: "Con el aumento de los insumos la situación es bastante angustiante ya desde el año pasado, pero sale a la luz con la intención del estado para regular o poner precios máximos a los medicamentos. La cuestión de los precios de los medicamentos desde el principio de la pandemia es entre anárquica y abusiva".

Embed

Sobre esto, Abraham manifestó: "Los medicamentos son esenciales, la gente no puede dejar de consumirlos y las clínicas no podemos dejar de comprarlos ni elegir entre otras marcas u opciones. En la pandemia quedaron librados al mercado, y el mercado no es exacto, un mercado con insumos esenciales oligopolizados y en algunos monopolizados lo que hace es abusar del consumidor".

De esto ya se había hecho eco Claudio Belocopitt, el reconocido empresario de la salud porteño dueño de Swiss Medical Group, quien durante el año pasado en plena primera ola había manifestado que los laboratorios estaban incurriendo en una "estafa" con los precios impuestos en las drogas medicinales.

Según expusieron los empresarios de la Salud santafesinos, el abuso máximo recayó en las drogas hipnóticas, indispensables para su uso en salas de terapia intensiva en pos de mantener a una persona dormida mientras está intubada. "En el marco de la pandemia se dispararon los consumos y en esto el precio subió un 1.000% desde marzo de 2020", advirtió Abraham. Entre estas drogas se encuentran anestésicos como Lorazepam y Midazolam.

Casos. Se usa en insuficiencia respiratoria grave, respiradores y anestesias.
Casos. Se usa en insuficiencia respiratoria grave, respiradores y anestesias.
Casos. Se usa en insuficiencia respiratoria grave, respiradores y anestesias.

Sobre los aumentos en los medicamentos catalogados "esenciales", el director de Sanycli expuso que "la esencialidad conlleva la necesidad impostergable de adquirirlos y por eso el mercado abusa. Para los medicamentos no hay opción, la persona se tiene que curar, el que no se medica se muere". Y puntualizó: "Yo creo que los insumos esenciales no pueden estar liberados al mercado y en ningún país del mundo lo están, ni en aquellos que nos venden los productos".

Desabastecimiento por fijación de precios

Durante el año pasado hubo un intento del gobierno de fijar precios para estas drogas anestésicas buscando garantizar su acceso, aunque la consecuencia fue el desabastecimiento. "Nadie las vendía y pasamos la angustia médica mas dura de la historia rogando por favor a los laboratorios que nos manden las drogas al precio que ellos quieran porque se nos moría la gente. Estas cosas no son camisas o jeans, son drogas que necesita un paciente en terapia", subrayó el empresario santafesino.

Desde las droguerías el argumento que reinó luego de las quejas de los empresarios de la Salud en torno a esto fue que al precio que pusieron los laboratorios había mucha demanda y que había gente dispuesta a pagar más, cuestión relacionada a las leyes de la economía en cuanto a la fijación de precios máximos.

Consultado por la consecuencia de una eventual fijación de precios en drogas medicinales, Abraham afirmó que "va a traer desabastecimiento. El laboratorio que tiene los medicamentos en un galpón en Buenos Aires los va a guardar con llave y se va a ir a su casa. Al no haber otra opción de parte de la gente para comprarlos y de parte de los empresarios para adquirirlos a los medicamentos se los paga al precio que pida el laboratorio".

"Si desde el estado dicen que hay que poner un precio a los medicamentos para que la gente los pueda comprar, ¿tanto lío van a hacer? Están escupiendo para arriba, porque después el que los tiene que comprar es el mismo Estado. En mi caso, como empresario privado puedo salirme del juego y pagar las consecuencias, pero la salud es algo esencial y el Estado está obligado a dártela a cualquier precio", concluyó el director de Sanycli.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario