Santa Fe

"Hay que eliminar arbitrariedades en materia de justicia penal juvenil"

El diputado Eduardo Toniolli presentó en la Legislatura un proyecto de ley para crear un Código Procesal Penal específico para niños y adolescentes en la provincia de Santa Fe.

Jueves 27 de Junio de 2013

El presidente de la Comisión de Derechos y Garantías de la Cámara baja, Eduardo Toniolli, presentó un proyecto de ley que crea un Código Procesal Penal específico para niños, niñas y adolescentes en la provincia de Santa Fe. Señaló que hasta el momento el sistema de justicia penal juvenil santafesino "quedó afuera de la reforma al código procesal penal que instaurará el sistema acusatorio” y agregó que “lo que prima en este área es la arbitrariedad y la discrecionalidad”.

El diputado del Movimiento Evita señaló como marco de referencia para el proyecto la adhesión provincial a la Ley Nacional 26.061 y la posterior sanción de la Ley provincial 12.967 “ambas sancionadas en virtud de la convención sobre los derechos del niño, instrumento internacional que marcó un antes y un después en la concepción de la infancia y la adolescencia”.

En este sentido, Toniolli destacó que “la aprobación de este código específico obligaría al reemplazo de los juzgados de menores actuales por un fuero penal de la niñez integrado por colegios de primera instancia, cámaras de apelación penal, fiscales y defensores de niños, niñas y adolescentes, estos últimos integrantes del Ministerio Público de la Acusación y del Servicio Público Provincial de Defensa Penal respectivamente”, que se articularían con “equipos técnicos interdisciplinarios especializados en la materia, integrados por profesionales de la medicina, de la psicología, del trabajo social u otras especialidades que se consideren necesarias para la elaboración de los dictámenes que requieran los organismos que integrarán este nuevo fuero penal”.

Por último, el legislador señaló que el proyecto promueve “priorizar la aplicación de medidas socioeducativas de integración orientadas a los jóvenes punibles de 16 a 18 años”, y “evitar caer como único recurso en determinados dispositivos que en vez de resocializar sólo terminan alimentando la marginalización y la criminalización”, aunque para ello entiende que “se necesita voluntad política y recursos destinados a políticas públicas que el Estado provincial hoy no parece dispuesto a llevar adelante”.

¿Te gustó la nota?